Amérique du Sud

Venezuela – Otro intento fallido de golpe de Estado – ¿Qué sigue?

0

por Peter Koenig para The Saker Blog

En la madrugada del 30 de abril de 2019, el autodeclarado “Presidente interino”, Juan Guaidó, lanzó lo que a primera vista parecía ser un golpe militar. Guaidó lo llama “Operación Libertad” (suena muy parecido a un título inventado por Washington) – contra el gobierno legítimo y elegido democráticamente de Nicolás Maduro. Con dos docenas de militares armados desertados de la base militar de La Carlota al este de Caracas (no miles, ni siquiera cientos, como informaron los principales medios de comunicación), Guaidó fue a liberar a Leopoldo López, el líder de la oposición, quien se encontraaba bajo arresto domiciliario, después de que se le fuera conmutada la pena de prisión de 13 años por su papel en las mortales protestas antigubernamentales de 2014. Primero pidieron una insurrección militar masiva, la que fracasó amargamente, ya que la gran mayoría de las fuerzas armadas respalda al presidente Maduro y su gobierno.

Como informó directamente desde Caracas el analista geopolítico, Dario Azzelli, Guaidó y López se congregaron en la Plaza Altamira para que la gente de Venezuela se levantara y tomara las calles para derrocar al presidente Maduro. Según ellos, esta fue la “última fase” de un golpe pacífico para devolver la libertad y la democracia a Venezuela. La nefasta pareja emitió un video de su “grito de guerra” que transmitieron a través de las redes sociales.

Movilizaron unos pocos cientos, una vez más no miles como dijeron por SMS, manifestantes de derecha, de clase alta a clase media, y marcharon hacia el Palacio Presidencial. En el camino, la Guardia Civil venezolana los enfrentó con gases lacrimógenos, ni siquiera los militares tuvieron que intervenir, y solo unos pocos manifestantes llegaron a Miraflores, que estaba rodeado de manera protegida por miles de chavistas. Y eso fue básicamente el final de otro golpe fallido.

Leopoldo López buscó asilo en la embajada chilena, que lo rechazó, y ahora parece que encontró su refugio en la embajada española. Esta es una gran vergüenza y una vergüenza absoluta para España, especialmente después de que el Partido Socialista, PSOE, acaba de ganar las elecciones con un 29%, aunque no lo suficiente para formar un gobierno por sí solo, pero en gran medida suficiente para decidir quién debe ser elegible para recibir asilo en su territorio. Parece que el fascismo todavía está vivo en España, si Pedro Sánchez no puede rechazar a un opositor fascista de derecha y un golpista ilegal de Venezuela que buscaa refugiarse en el territorio de España.

En cuanto a Guaidó, los rumores dicen que encontró refugio en la embajada de Brasil, aunque algunos informes dicen que está siendo protegido por sus amigos colombianos. Ambas versiones son posibles, Bolsonaro y Duque son del mismo tipo fascista, que ciertamente estaría listo para otorgar asilo a criminales, como lo es Guaidó.

——

Sin embargo, lo que es importante saber es que durante todo el día del intento de golpe de estado, el 30 de abril, el Departamento de Estado de los EE. UU., en la persona del pomposo Pompeo, acompañado por el Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, siguió amenazando al presidente Maduro en una rueda de prensa, Pompeo amenazó directamente al presidente Maduro, diciendo: “Si me preguntan si EE. UU. Está preparado para considerar una acción militar [en Venezuela], si esto es lo que se necesita para restaurar la democracia en Venezuela, el presidente [Donald Trump] ha sido coherente y claro”. : La opción militar está disponible, si esto es lo que tenemos que hacer “. – Estas amenazas se repitieron durante el 1 de mayo, día después del intento de golpe de Venezuela por parte de Pompeo y el guerrero Bolton.

La audacia de Pompeo no se detuvo ahí. Llegó a sugerirle al presidente Maduro que huyera a Cuba y dejara su país a aquellos que le devolverían (sic) la libertad y la democracia.

Seamos claros. Aunque esto se ha dicho antes, no se puede repetir lo suficiente para que el mundo lo entienda. Estos criminales de guerra absolutos en Washington están en flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas de la cual los Estados Unidos, para bien o para mal, son signatarios.

La Carta de las Naciones Unidas – Capítulo I, Artículo 2 (4), dice:
Todos los Miembros se abstendrán en sus relaciones internacionales de la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier estado, o de cualquier otra manera incompatible con los Propósitos de las Naciones Unidas.

Sabemos que la Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado no respetan a la ONU y, de hecho, utilizan el organismo internacional para sus fines, manipulando y chantajeando a sus miembros para que hagan la licitación para los EE. UU. Eso es todo conocido y ha sido documentado. Lo que quizás sea más nuevo es que esto está sucediendo ahora, especialmente en los casos de Venezuela e Irán, abiertamente, en la flagrante falta de respeto de cualquier ley internacional, contra los organismos y los países soberanos que no ceden ante los caprichos y la voluntad de Estados Unidos.

Como resultado de esta violación abierta de la Carta de la ONU por parte del único estado deshonesto del mundo, unas 60 naciones miembros de la ONU, entre ellas Rusia y China, han formado un escudo sólido contra las agresiones de Washington. El grupo fue creado especialmente en defensa de Venezuela, pero también está disponible para evitar que Irán y otros países sean agredidos y amenazados por Estados Unidos. Por lo tanto, el flagrante chantaje y la manipulación de los países miembros de la ONU más débiles se vuelve más difícil.

Sin duda, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia condenó inmediatamente el golpe como ilegal y advirtió a los Estados Unidos de cualquier intervención militar. Por supuesto, esta no es la primera vez, pero solo para estar seguros: Rusia está ahí, junto a su pareja y amiga, Venezuela.

——

Este intento de golpe de Estado de Guaidó-López fue sin duda siguiendo instrucciones de Washington. El súper títere Guaidó, preparado y entrenado por los Estados Unidos, y luego autoproclamado “presidente interino”, no se atrevería a hacer nada por su propia iniciativa que pudiera provocar la ira de sus amos. Pero, ¿podría Estados Unidos, con toda su capacidad de servicios secretos, lanzar seriamente un golpe tan mal preparado que sea derrotado en tan solo unas horas con la mínima intervención de las fuerzas venezolanas? – Lo dudo.

¿Qué es entonces, aparte de un fracaso planeado? – Un nuevo instrumento de propaganda, para que los medios de comunicación de masas (MSM por sus siglas en inglés, ndt) corporativos se vuelvan locos y digan todo tipo de mentiras, convenciendo a su público occidental complaciente de las atrocidades producidas por el régimen de Maduro, la miseria del pueblo venezolano, el hambre, la enfermedad sin medicación, la opresión de la dictadura. , tortura, asesinato, y lo que sea que puedan encontrar. Te encuentras con personas preparadas en Europa y en otros lugares, incluso personas bien educadas, que se llaman “socialistas” y son figuras destacadas en los partidos socialistas europeos, te dirían estas mismas mentiras sobre la miseria causada por el régimen de Maduro.

Cómo podría ser eso, si el gobierno de Maduro ni siquiera detiene a Juan Guaidó por sus múltiples crímenes cometidos desde enero, cuando se autoproclamó como el “presidente interino” de Venezuela. Arrestándolo, por los intentos de golpe de Estado que inició o formó parte desde su coronación automática hasta presidente. Eso es lo que haría un dictador. Eso es lo que los Estados Unidos de América habrían hecho hace mucho tiempo. Washington y su aparato de seguridad interno ciertamente no tolerarían tales actos ilegales, y para rematar, la ilegalidad política manipulada por extranjeros.

¿Por qué, por ejemplo, los medios de comunicación no señalarían los crímenes reales de los vasallos estadounidenses de Sudamérica, como Colombia, donde más de 6 millones de personas son refugiados internos y externos, donde al menos 240,000 campesinos y activistas de derechos humanos fueron masacrados y muchos fueron quemados por grupos paramilitares financiados por los Estados Unidos?, atrocidades que continúan hasta el día de hoy, a pesar del “Acuerdo de paz” firmado entre noviembre del 2016 entre el Gobierno de Santos y las FARC, por el cual el presidente Manuel Santos recibió el Premio Nobel de la Paz. – ¡Puedes imaginar!

¿En qué mundo estamos viviendo? Un mundo de mentiras y mentiras cotidianas y propaganda de mentiras muy pagada, pagada con dinero falso, como en dólares estadounidenses impresos indiscriminadamente, de los cuales cada nuevo dólar es una deuda que nunca se pagará (como lo admitió abiertamente el ex presidente de la FED, Alan Greenspan); los dólares que se pueden gastar indiscriminadamente para producir las armas más mortíferas, así como para la propaganda de los medios corporativos, es también un arma mortal, para adoctrinar a personas de todo el mundo para que crean que el mal es bueno y que la guerra es la paz.

He perdido a muchos amigos al despedirlos, al decirles la verdad, la verdad sobre Venezuela, Cuba, Irán, Siria, en su mayor parte inútil. En realidad no es una pérdida; es simplemente una confirmación repetida de hasta qué punto la sociedad occidental se ha desviado del camino de la conciencia hacia una zona de confort, donde creer la propaganda de medios de renombre como The Guardian, NYT, WashPost, BBC, FAZ, Spiegel, Le Monde, Figaro , el País, ABC – y así sucesivamente, es edificante. Son tan convincentes. Son tan bien reputados y conocidos. ¿Cómo podrían mentir? – No hay pérdida, de hecho.

Sigamos en el camino, camaradas. Venceremos!

Peter Koenig es economista y analista geopolítico. También es especialista en recursos hídricos y medioambiente. Trabajó durante más de 30 años con el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud en todo el mundo en los campos del medio ambiente y el agua. Da conferencias en universidades de Estados Unidos, Europa y América del Sur. Escribe regularmente para Global Research; ICH; RT; Sputnik; PressTV; El siglo 21; TeleSUR; El Blog de Saker, The New Eastern Outlook (NEO); y otros sitios de internet. Es el autor de Implosion – Un thriller económico sobre la guerra, la destrucción del medio ambiente y la codicia corporativa – ficción basada en hechos y en 30 años de experiencia del Banco Mundial en todo el mundo. ¡También es coautor de The World Order and Revolution! – Ensayos de la resistencia.
Peter Koenig es investigador asociado del Centro de Investigación sobre la Globalización.

Senator Harris Misses Huge Revelation From Barr During Senate Testimony

Previous article

Como os ganhos socioeconômicos da Revolução Cultural da China alavancaram o boom chinês dos anos 1980s (6/8*)

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.