Amérique du Sud

Fé Ortodoxa: Yvonne Lorenzo entrevista a EL Saker. Parte 3.

0

Artículo original: Vineyard Saker

En consecuencia, no, Dios no es un Dios sediento de sangre y los sacrificios de sangre descritos en el Antiguo Testamento no son más que una prefiguración mística de la Eucaristía.

Sin embargo, el Dios de los judíos ortodoxos / haredi es un Dios odioso, vengativo, racista y en general, un maniático. Pero como todos sabemos lo que San Juan escribió sobre la “Sinagoga de Satanás”, compuesta de judíos que fingen ser judíos, pero cuyo padre es el diablo.

Yvonne Lorenzo: LewRockwell.com publicó recientemente este artículo sobre la maldad de las llamadas “élites”, titulado “Jeffrey Epstein y el espectáculo del secreto”, en el que el autor, Edward Curtin, escribe lo siguiente:

Aquellos de nosotros que nos oponemos a estos delincuentes, y hay un número cada vez mayor en todo el mundo, debemos evitar ser absorbidos por las narrativas del stablishment y las contra-narrativas que generan o crean. Debemos negarnos a involucrarnos en pseudo-debates que no llevan a ninguna parte. Debemos rechazar el lenguaje creado para confundir.

Si un cambio revolucionario ha de occurrir, debemos aprender a contar la nueva historia en un lenguaje tan bello, esclarecedor y desgarrador que nadie escuche las palabras embusteras de los abusadores de niños, asesinos en masa y aquellos que odian y persiguen a los que cuentan la verdad. .

Como dijo John Berger: “En la narración de cuentos todo depende de lo que sigue a qué. Y el orden más verdadero rara vez es obvio“.

Para mí su conclusión es más que todo una concepción amorfa, una perspectiva “humanista” de hacer frente al mal. También he escrito sobre la “élite oculta” en “Epstein y Q-Anon: una combinación hecha en el ciberespacio“. ¿Cómo respondería un cristiano ortodoxo a los “poderes” en este mundo? ¿Tienes algún consejo?

The Saker: Sí, y el primer consejo más obvio es “NO pidas mi opinión” o, en realidad, la opinión de cualquier persona que vive en la actualidad (hay excepciones, pero la mayoría de las personas no las conocen). ¿Sabes lo que podrías haber preguntado? ¿Qué nos aconsejarían LOS PADRES en nuestra situación? Eso lo convertiría en una “pregunta ortodoxa”. ¿Qué dirían los Padres? Te instarían a que te sumerjas en lo siguiente:

  • La vida de los santos, incluidos los santos occidentales, y lo real (también ver aquí), por supuesto, no las tonterías almibaradas escritas por los latinos (en este contexto se refiere a la iglesia del Vaticano, ndt) (¡incluidos los cánones litúrgicos asociados con sus días de fiesta!)
  • Libros sobre la historia de las Iglesias (excepto aquellos escritos por historiadores modernos y “teólogos” que, con algunas excepciones notables, generalmente no tienen valor ya que sus autores están mucho más interesados ​​en hacerse un nombre en la academia occidental que en transmitir a través de sus libros la verdadera mentalidad ortodoxa o “espíritu de los padres” (phronema ton pateron) o, para el caso, el “consenso de los padres” que expresa la “conciencia general de la Iglesia” (genike syneidesis tes ekklesias). lejos de esos “brillantes” “teólogos”!)

Específicamente, le recordarán que los Profetas, Cristo, los Apóstoles, los Padres y la Iglesia nos dieron un gran conocimiento revelado sobre el Fin de los Tiempos. Todos advirtieron sobre la apostasía masiva, sobre el materialismo, sobre las persecuciones, sobre las herejías, sobre las “estrellas que caen del cielo” (¡que los Padres entendieron se refiere a los obispos apóstatas y no a un evento astronómico!). Todos te dirán que la Verdadera Iglesia de Cristo será perseguida y se reducirá a una entidad muy pequeña, pero espiritualmente muy fuerte. Finalmente te dicen que el mal prevalecerá y que sólo la Segunda Venida de Cristo derrotará al anticristo (¡una creencia que compartimos con los musulmanes, por cierto!).

Hace una década o más, un teólogo ruso escribió un artículo bastante controvertido que tituló “La eclesiología de una Iglesia en retirada“. Su artículo me pareció bien en general, pero el título me parece especialmente brillante. Sí, los cristianos amamos la vida, y no buscamos la muerte (incluso si se nos dice que debemos estar listos para aceptarla con alegría y agradecimiento si somos martirizados por los teomacos (enemigos de Dios, todas las categorías incluidas) o deberíamos renunciar a nuestras vidas en defensa de los demás). Pero tampoco estamos bajo ninguna ilusión sobre lo que “el mundo” nos tiene reservado. Después de todo, para “imitar a Cristo” también tenemos que aceptar el Gólgota, si ese fin es la voluntad de Dios para nosotros.

Yvonne Lorenzo: Me gustaría pedirle la interpretación ortodoxa de Romanos 13 (Traducción del Rey Jacobo):

1 Que cada alma esté sujeta a los poderes superiores. Porque no hay
poder sino de Dios: los poderes que existen son ordenados por Dios.

2 El que por lo tanto resiste el poder, resiste la ordenanza de Dios: y
los que resisten recibirán condenación para sí mismos.

3 Porque los gobernantes no son un terror para las buenas obras, sino
para el mal. ¿Entonces no tendrás miedo del poder? haz lo que es bueno, y
tendrás alabanza de lo mismo:

4 Porque él es el ministro de Dios para ti para bien. Pero si haces lo
que es malo, ten miedo; porque no lleva la espada en vano; porque es el
ministro de Dios, un vengador para ejecutar la ira sobre el que hace lo malo.

5 Por lo que debéis estar sujetos, no solo por ira, sino también por
causa de la conciencia.

6 Porque por esta causa también rindan homenaje: porque son ministros de
Dios, que asisten continuamente a esto mismo.

7 Por lo tanto, rindan a cada quien sus cuotas: homenaje a quien se debe homenaje; costumbre a quien costumbre; miedo a quien temer; honor a quien honor merece.

Un comentarista y escritor llamado The Bionic Mosquito escribió en “Cristianos y Gobierno” que si interpretamos a estas autoridades como gobierno, “entonces estoy seguro de que lo que Pablo quiso decir con esto fue que María y José deberían haber entregado al recién nacido Jesús en manos de Herodes. “

Él también escribió:

Hay que leer Romanos 13 de manera aislada si se quiere obtener el apoyo bíblico para todas y cada una de las autoridades gubernamentales terrenales. Pero, es incluso aun peor:

Mientras que algunas traducciones al inglés usan la palabra
“gobernar” en el versículo 1, el texto griego no. Dice “Que cada
alma esté sujeta a los poderes superiores”.

¿Quiénes o qué son estos “poderes superiores”? ¿Los romanos? O Dios? Pablo parece responder a esto implícitamente, ciertamente si uno respeta el contexto provisto en el capítulo anterior de Romanos: “No se conforme al mundo …” En cambio, conforme a la voluntad de Dios.

No hay nada en Romanos capítulo 12 o 13 que sugiera que el comienzo de
Romanos 13 se interprete como un apoyo incondicional al gobierno terrenal. Hay
poco, si es que hay algo, en toda la Escritura que respalde tal interpretación.

Cuando Pablo escribió sobre someterse a líderes en otros libros de la
Biblia, se refirió a las autoridades de la Iglesia. ¿Es posible que en Romanos
13 escribiera sobre las autoridades terrenales, las mismas autoridades que
perseguían a los miembros de la fe? En Romanos 13, Pablo escribe acerca de
aquellos que usan la espada, ¿no leemos en otra parte sobre ponerse la armadura
de Dios?

Proporcione la interpretación ortodoxa de Romanos 13.

The Saker: Primero, creo que el primer paso es ignorar lo que los insectos (biónicos o no) dicen acerca de la Escritura y recurrir, donde más, a los Padres (especialmente aquellos insectos que se refieren a lo santo, glorioso, loable) Apóstol Pablo simplemente como “Pablo” como si hablara de un amigo suyo).

Mira aquí. La mayoría de las personas están espiritualmente enfermas. Nuestra condición, después de La Caída, es la de una criatura caída. Por lo tanto, creemos que la vida es un tipo de patología y la “curación” para ella es la Iglesia; mira aquí.

Además, Romanos 13: 1-7 declara:

Que cada alma esté sujeta a los más altos poderes. Porque no existe otro poder más que el de Dios: los poderes que existen son ordenados por Dios. Quien por lo tanto resiste el poder, resiste la ordenanza de Dios: y los que resisten recibirán condenación para sí mismos. Porque los gobernantes no son un terror para las buenas obras, sino para el mal. ¿Entonces no tendrás miedo del poder? Haz lo que es bueno, y tendrás alabanza de lo mismo: porque él es el ministro de Dios para ti para bien. Pero si haces lo que es malo, ten miedo; porque no lleva la espada en vano; porque es el ministro de Dios, un vengador para ejecutar la ira sobre el que hace lo malo. Por lo tanto, deben estar sujetos, no solo por la ira, sino también por el bien de la conciencia. Porque por esta causa también rindan homenaje: porque son ministros de Dios, que asisten continuamente a esta misma cosa. Por lo tanto, rinda a todas sus deudas: homenaje a quien se debe el homenaje; costumbre a quien costumbre; miedo a quien temer; honor a quien honor.

Romanos es uno de los libros más complejos de la Biblia y una discusión
completa de los comentarios patrísticos sobre los romanos debería ser un
seminario de un semestre de duración. Lo sistemático sería recopilar tantos
comentarios patrísticos como sea posible, luego ver no solo la letra de estos
comentarios, sino también el espíritu. No podemos hacer eso aquí, así que todo
lo que puedo ofrecer son algunas ideas muy simplificadas y resumidas sobre este
tema.

Lo primero que debemos recordar aquí son las palabras de Cristo: “Da, por tanto, al César las cosas que son del César; y a Dios las cosas que son de Dios “(Mateo 22:21). Esto tiene sentido, ya que sabemos que el Reino de Cristo no es de este mundo. Sin embargo, lo que hay en este mundo son la Iglesia y los miembros de esa Iglesia. La segunda cosa que podemos notar claramente es que, usando la terminología de los libertarios de hoy en día, Cristo y la Iglesia original eran definitivamente “estatistas”, lo que significa que no solo creían que tener un estado era aceptable, sino que creían que era fundamentalmente necesario . Los Padres creían que el estado, como tal, es un elemento ordenado por Dios para una sociedad humana sana. De hecho, vieron que el estado puede incluso desempeñar el papel de “moderador” o “el que restringe”, lo que significa que el estado es lo que se interpone entre el caos y el orden o incluso que el estado puede crear las condiciones en que la Iglesia puede existe de forma segura y libre o incluso estar protegida. Por supuesto, cada caso es diferente y la Iglesia, que es un organismo vivo, evalúa la postura caso por caso.

La Iglesia no promueve un orden político sobre otro. Aún así, hay
aproximadamente tres categorías principales posibles de estado:

1) El estado con un gobernante / gobierno ortodoxo que protege de manera
proactiva a la Iglesia y trata de crear una sociedad lo más verdaderamente
cristiana posible. No, esto NO es una “teocracia” o algún tipo de
“cesaropapismo” (estas son categorías utilizadas principalmente por
los aspirantes a “teólogos” modernos y desorientados). Típicamente,
esto sería monarquía. Pero no cualquier monarquía (las monarquías son como las
democracias o las repúblicas populares; vienen en todo tipo de sabores) tendría
que ser una monarquía verdaderamente cristiana (una minoría en la historia) que
crearía las condiciones de una “sinfonía” entre el estado y la
iglesia

2) Un estado en el que el estado y la Iglesia están completamente separados. Bueno, si están verdaderamente separados, entonces esto todavía es aceptable para un cristiano que tiene la obligación directa de respetar las leyes del estado en el que vive. Sin embargo, en muchos casos (¿la mayoría?), el estado que se supone que está totalmente separado de la Iglesia termina promoviendo activamente ideas y valores anticristianos. Incluso en este caso, el cristiano no puede desafiar al estado o violar sus leyes (al menos no sin un argumento muy fuerte y convincente).

3) Y luego está el estado de los “enemigos de Dios”, ateos militantes que persiguen a la Iglesia y a todos los cristianos verdaderos. Los enemigos de la Iglesia se conocen como “theomachs” (en griego) o “bogobortsy” en ruso. El mejor ejemplo que se me ocurre es el estado bolchevique que arrebató el poder a la breve “democracia” masónica de Kerensky (en realidad: caos total y abyecto) e inmediatamente se embarcó en una persecución masiva, verdaderamente genocida, de todas las religiones, pero especialmente la Iglesia Ortodoxa Rusa que los bolcheviques (en su mayoría judíos ateos rusófobos y rabiosos) odiaban con una pasión ardiente y verdaderamente demoníaca. Este tipo de estado no es un estado que el cristiano ortodoxo “puede” obedecer. Este es el tipo de estado al que el cristiano ortodoxo está obligado a oponerse, incluso a riesgo de su vida porque hacer cualquier otra cosa sería un acto de apostasía, especialmente si el cristiano caído comienza a apoyar activamente ese estado teomálico.

Usaré el ejemplo del estado bolchevique para ilustrar este punto.

Cuando los bolcheviques tomaron el poder, la Iglesia Ortodoxa Rusa se dividió
en aproximadamente 4 grupos:

1) Aquellos que rechazaron abiertamente la sumisión de la Iglesia Ortodoxa Rusa al estado bolchevique. A menudo se les conoce por el nombre de su líder, Metropolitan Joseph de Petrogrado: los “josefitas”.

2) Aquellos que no rechazaron abiertamente la sumisión de la Iglesia Ortodoxa Rusa al estado bolchevique pero que siguieron practicando su fe clandestinamente. A menudo se les llama la “Iglesia Catacumba”.

3) Los que decidieron huir de estas persecuciones y exiliarse. Se les llamó la “Iglesia Ortodoxa Rusa en el Exilio”. Vea aquí un resumen de la historia.

4) Aquellos que decidieron aceptar la sumisión de la Iglesia Ortodoxa Rusa al estado bolchevique porque creían que al colaborar con el estado, el obispo y los sacerdotes en realidad estaban “salvando a la Iglesia” de la destrucción total. Estas personas a menudo explican que los clérigos que aceptaron colaborar con los teomacos denunciando a los verdaderos cristianos ante la policía secreta soviética, diciendo que la Iglesia cristiana y el estado teomático se solidarizaron entre sí y diciendo que las únicas personas perseguidas del estado eran los enemigos de clase y los contrarrevolucionarios. A menudo se hace referencia a ellos por el nombre de su líder, Metropolitan Sergius: los “sergianistas”.

[Nota: desde que el régimen comunista se derrumbó en Rusia, el sergianismo per se ha sido reemplazado principalmente por su feo descendiente, el neo-sergianismo. La diferencia entre los dos es que, durante los bolcheviques, los cristianos se vieron obligados a someterse al estado y declarar su plena unión con él. Hoy en día, los neo-sergianistas se someten voluntariamente a las autoridades seculares para buscar su apoyo (en forma de dinero, la policía antidisturbios se asegura de que controlen todas las principales catedrales históricas, iglesias, monasterios, etc. y, lo más importante, a otorgarles la ilusión de legitimidad. Esto es cierto no solo en los países postcomunistas, sino también en el resto del mundo. Discuto este tema con más detalles en mis artículos “¿Por qué las iglesias ortodoxas todavía se usan como peones en los juegos políticos? “,” Una visión negativa del cristianismo y la religión en general “y” La abominación de la desolación en el lugar santo “]

Finalmente, todos los que fueron masacrados o perseguidos por los bolcheviques se conocen como “Los nuevos mártires y confesores de Rusia“. Esta es una imagen de este icono de estos nuevos santos:

Las posturas tomadas por los tres primeros grupos son todas opciones
igualmente piadosas. ¡La prueba de esa declaración es que los tres primeros
grupos permanecieron en comunión entre ellos y rechazaron la comunión con el
sergianista incluso cuando fueron amenazados con tortura y muerte! La postura
del cuarto grupo es, sin embargo, diametralmente opuesta a la teología
original, patrística. Déjame darte un pequeño ejemplo:

Durante el siglo III d. C., el procesamiento de Deciano exigió que
“todos en el Imperio Romano” (excepto los judíos, que estaban
exentos; de hecho, a menudo incitaban a los romanos a perseguir a los
cristianos que tanto odiaban) realizar un sacrificio a los romanos. dioses y el
bienestar del emperador. El edicto ordenó que los sacrificios se realizaran en
presencia de un magistrado romano, y se emitiera un certificado firmado y
atestiguado a tal efecto. Algunos cristianos caducaron y aceptaron realizar el
sacrificio. Otros no hicieron eso, pero aseguraron documentos (llamados
libelli) que certificaron que lo habían hecho (vea aquí un resumen bastante
decente de esta situación). Bueno, incluso estos últimos fueron considerados
“caducados” por la Iglesia y una de las jerarquías más notables de la
Iglesia: San Cipriano de Cartago. ¡Finalmente se unieron con la Iglesia, pero
solo después de su confesión pública y condena de sus acciones!

Veintisiete siglos después, la misma verdad se reafirmó en el hermoso
Servicio a los Nuevos Mártires y Confesor de Rusia escrito por Su Eminencia
Arzobispo Anthony (Medvedev) de San Francisco, quien fue el primer obispo
gobernante de la Diócesis de Rusia Occidental Iglesia ortodoxa fuera de Rusia.
Sirvió como obispo de San Francisco por treinta y dos años. Fue el último
obispo de la Iglesia rusa que nació y creció en la Rusia perrevolucionaria
(fuente). En una de las stichera de este servicio podemos leer:

“La gente no salva a la Iglesia, y la colaboración con Sus enemigos no
produce beneficios, pero es la Iglesia la que salva a las personas por el poder
de Cristo, como lo ha demostrado su hazaña espiritual. Oh, firmes Nuevos
Mártires de Rusia, ustedes que verdaderamente son la gloria de la Iglesia, oren
fervientemente por Ella para que Dios pueda mantenerla firme ”(mi propia y
áspera traducción del eslavo eclesiástico).

Tenga en cuenta que los romanos paganos generalmente NO les pedían a los
cristianos que renunciaran a su fe. Ellos “solo” pidieron que los
cristianos “respeten” a los dioses paganos. Sin embargo, eso es
claramente una apostasía, al menos en las enseñanzas y el espíritu de los
Padres.

Los bolcheviques, por el contrario, exigieron mucho más: no solo tenían
que cometer una apostasía clara, sino que también querían que los cristianos se
sometieran a un obispo ilegítimo (caducado), querían que los cristianos
demostraran su lealtad denunciando a otros, exigieron que los sacerdotes rompa
el secreto de la confesión y denuncie a los verdaderos cristianos a la policía
secreta, etc. En comparación con Lenin, Trotsky y su banda de asesinos rusa,
los paganos romanos eran bastante minimalistas en su demanda. Sin embargo, los
bolcheviques claramente exigieron algo que le pertenece a Dios (asuntos
espirituales) y los sergainistas acordaron entregarlo a sus Césares
bolcheviques.

Para un cristiano ortodoxo, no puede haber ninguna obediencia fuera de
la obediencia a Dios. Para más detalles, vea mi ensayo “Obediencia en el
cristianismo: una respuesta a una pregunta importante”. Permítanme aclarar
algo de terminología: cuando un cristiano acordó incluso encender algunos
carbones en el fuego de un dios pagano, o simplemente recibe un pedazo de papel
que dice que hizo eso que ya lo convierte en una persona “decaída”.
Si un cristiano se une a un obispo ilegal (por ley canónica) se convierte en un
“cismático”. Si desarrolla una justificación teológica para ese lapso
o cisma, se convierte en un “hereje”. Estas palabras no son insultos
ni insultos, al menos no en el contexto de una discusión teológica: son
conceptos diagnósticos.

La conclusión es esta: no hay necesidad de reinventar ninguna
“rueda teológica”. En verdad, no hay nada nuevo bajo el sol, y definitivamente
no hay persecuciones y herejías. Estos últimos siempre han existido en los
últimos dos mil años. Entonces, cuando algo sucede, no necesitamos pensar mucho
sobre nosotros o, lo que es peor, considerar lo que el teólogo moderno X tiene
que decir al respecto. Todo lo que necesitamos hacer es ver lo que Cristo, los
Apóstoles y los Padres siempre han estado diciendo sobre eso. Si hacemos eso,
intensamente, podríamos deshacernos de la mentalidad secular y escolástica de
nuestros tiempos y reemplazarla con el “espíritu de los Padres”.

Yvonne Lorenzo: Aunque Andrei Martyanov, el analista e historiador
militar ruso no es un creyente, escribió este artículo, “Datos dramáticos
y, lamentablemente, esperados”, en el que habla sobre el aumento de la
tasa de suicidios en los Estados Unidos, el más alto desde Segunda Guerra
Mundial. Escribe, y con simpatía por las víctimas, ya que vive y trabaja en
Estados Unidos:

¿El secreto? ¿Qué tal si salgo en una extremidad aquí y menciono tres
causas principales:

  1. Alienación debido a la falta de futuro
    significativo, por lo tanto, drogas, entre otras cosas;
  2. Atomización radical;
  3. Disminución mental debido a las redes sociales
    y el arte y la cultura degenerados.

Aquí hay [un] hecho interesante: en Rusia, las personas mentalmente
inestables (y el suicidio a menudo, no siempre, es el resultado de tal
inestabilidad) todavía se llaman, incluso en la práctica médica como Душевнобольной (Enfermo de alma o alma enferma), que Creo que es una buena
descripción. Ninguna cantidad de posesiones materiales puede hacerte feliz a
menos que la vida esté llena de propósito y amor. Algunos vuelven a la religión
(esto rara vez ayuda, otros) desarrollan una fe profunda (espero que entiendan
por qué separo estos dos: religión y fe). Algunos tienen fe en Dios, lo que sea
que Dios es para ellos, otros tienen fe en el bien, la belleza y el orden
inherentes que deben prevalecer universalmente, otros tienen fe en los sueños,
pero siempre es fe. Incluso los ateos militantes tienen fe, por equivocada que sea
a veces. La vida tiene que estar llena de significado, sin ella; ninguna
cantidad de objetos de valor materiales será suficiente.

Al observar el Occidente moderno en general y los Estados Unidos en
particular hoy en día, uno no puede dejar de notar este creciente hedor de
nihilismo y depravación que impregna la atmósfera, desde los medios de
comunicación hasta las relaciones humanas. Además, el futuro para muchos (en su
opinión) no se ve brillante en absoluto: es uno [que muestra] signos de una
grave crisis en la sociedad. Las personas pierden [el] deseo de vivir, no ven
el valor de vivir, sus almas mueren antes de que ocurra la muerte física.

Como cristiano ortodoxo, explique “Душевнобольной”
desde su perspectiva, las causas y tal vez una solución, si hay alguna.

The Saker: Otra pregunta muy compleja e interesante que requiere una
larga respuesta. La buena noticia es que esta respuesta ya fue dada, y por
alguien eminentemente calificado: el difunto y el Reverendísimo Crisóstomo,
Metropolitano Emérito de Etna, CA, quien, entre sus muchos títulos académicos y
premios, también completó una maestría y un doctorado. en Psicología en la
Universidad de Princeton, donde enseñó durante tres años como Preceptor
(instructor asistente) en el departamento de psicología. Luego pasó de
Princeton a aceptar una cátedra en la Universidad de California, Riverside.
Recomiendo su libro “Una guía para la psicoterapia ortodoxa: la ciencia,
la teología y la práctica espiritual detrás de él y sus aplicaciones
clínicas”. Otro par de libros interesantes son “La teología de la
enfermedad” y “Trastornos mentales y curación espiritual: enseñanzas
de el Oriente cristiano primitivo “por Jean-Claude Larchet.

Todo lo que diré aquí es que la noción de cuerpo, mente y alma
completamente separados no es patrística. Sí, los Padres usan estas categorías,
al igual que las categorías filosóficas griegas antiguas, pero siempre las
redefinieron / reinterpretaron; por lo tanto, no puede simplemente extraer
alguna cita de San X y San Z y decir que, de hecho, el cuerpo, la mente y el
alma están completamente separados. De hecho, el vocabulario original de los
platónicos y ha sido profundamente reelaborado y transformado en el contexto
patrístico. Es por eso que también es tan tonto declarar que el Padre de la
Iglesia X o Y son “Neoplatonistas”: sí, las palabras que usan son las
mismas, pero sus significados han sido profundamente modificados.

Para comprender verdaderamente la enfermedad y su papel en nuestras
vidas, debe familiarizarse con los conceptos básicos de la antropología
dogmática patrística.

Lo siento, pero esta es la mejor respuesta que puedo dar sin entrar en
una conferencia.

Yvonne Lorenzo: Con respecto a los satanistas, he leído cómo, al hacer
el mal, tiene lugar algo demoníaco; Si podemos confiar en un asesino satanista
arrepentido, su testimonio fue que al matar se sintió unido a lo que yo
llamaría demoníaco o demonio, otra conciencia y poder, no solo lo que dijiste
sobre “fruta prohibida”, eso es quedarse Hay una conciencia alterna y
la recepción de lo demoníaco. Teniendo en cuenta lo que dice la ortodoxia sobre
la naturaleza del hombre que cambia después de la “caída”, ¿cuáles
son sus pensamientos?

The Saker: Mis pensamientos al respecto son los siguientes: Dios es
misericordioso y “Él no quiere la muerte del pecador”, ¿verdad?

Entonces, mientras los satanistas tratarán de matar, contaminar y
destruir todo, Dios los restringe y solo permite el sufrimiento que podemos
soportar y que necesitamos para nuestro propio crecimiento espiritual. Sí, el
Fin de los Tiempos es inevitable, pero nuestra resistencia al Mal y nuestras
oraciones pueden retrasar eso, quizás por muchos, muchos años. Entonces, tal
vez la humanidad se freirá en un holocausto nuclear muy pronto y tal vez no;
quizás a través de la intercesión de la Madre de Dios y los santos, él nos
permitirá vivir en relativa paz por un tiempo. Todo está en su voluntad.

Quiero agregar lo siguiente: NO hay pecado, NO crimen, NO maldad que
realmente te separe irrevocablemente de Dios. Muchos de los grandes santos de
la historia comenzaron su vida en pecados terribles, incluido uno de mis santos
más venerados, Santa María de Egipto, cuya vida se puede leer aquí (¡recomiendo
* este texto!). Además, sabemos por el Salterio que “El sacrificio a Dios es
un espíritu quebrantado: un corazón quebrantado y humillado que Dios no
despreciará” (Sal. 50:17 LXX). Así, todos y cada uno de los pecadores
verdaderamente arrepentidos serán perdonados y, si piden reunirse con la
Iglesia, serán aceptados. Finalmente, si bien hay pecados que evitarían que una
persona se una al clero, incluso los peores pecadores pueden convertirse en
monásticos, ya que, por definición, un monástico es alguien que se arrepiente y
busca emular la existencia de los ángeles.

Yvonne Lorenzo: ¿Qué significa ser cristiana, es decir, seguir el camino
de Jesucristo?

The Saker: Bueno, en el lenguaje moderno, cualquiera que se llame
cristiano es cristiano. Lo suficientemente justo para nuestra sociedad
post-cristiana. Pero originalmente, un cristiano era una persona que a) tenía
un criterio de comprensión patrística de la verdad yb) estaba unido a la
Iglesia. Tomemos uno por uno.

¿Cuál es el criterio patrístico de la verdad? Está bien resumido en las
siguientes tres citas:

La fe “que el Señor dio, fue predicada por los Apóstoles, y fue
preservada por los Padres. Sobre esto fue fundada la Iglesia; y si alguien se
aparta de esto, a él ya no se le debe llamar cristiano ni por más tiempo ”(San
Atanasio)

y (literalmente, como una adición, en el sentido del signo matemático
“más”)

Eso “que se ha creído en todas partes, siempre y por todos”
(San Vicent de Lerins).

y (literalmente, como una adición, en el sentido del signo matemático
“más”)

“Como lo vieron los profetas, como lo enseñaron los apóstoles, lo
que la Iglesia ha recibido, lo que los maestros expresaron en dogmas, lo que el
mundo entero ha acordado, lo que la gracia ha iluminado” (Synodikon of
Orthodoxy)

La primera cita explica que toda enseñanza verdaderamente cristiana
tiene que ser “compatible hacia arriba” con lo que fue enseñado por
Cristo, los Apóstoles y los Padres.

La segunda cita explica que toda enseñanza verdaderamente cristiana
tiene que ser “compatible hacia arriba” con lo que fue aceptado por
todos los cristianos ortodoxos (criterio geográfico: en todo el mundo, en todas
las regiones, por todas las iglesias ortodoxas locales) y por todos ( criterio
personal: verdaderamente de todos, no solo del clero, incluso de los laicos).

La tercera cita agrega un criterio crucial: la verdad se recibe a través
de la iluminación, no de la teoría escolástica.

Además, la unidad en la eclesiología cristiana original no se logra
pasando por alto las diferencias, encontrando puntos en común o simplemente
comunicándose desde la misma Copa sin tener en cuenta los “temas
teológicos oscuros” (para usar una expresión moderna). Para nosotros,
PRIMERO viene la unidad en la fe (doxa) y las prácticas, solo DESPUÉS de que se
pueda celebrar plenamente la unidad en la Copa de nuestro Señor.

En las denominaciones occidentales, es el polo opuesto: todos ellos
están envenenados por la escolástica y todos colocan la llamada
“intercomunión” antes de una verdadera unidad de fe.

Quiero agregar algo extremadamente importante aquí: hay un significado
más de la palabra “cristiano”: es una persona que, aunque no está
unida a la Iglesia, busca con todas sus fuerzas vivir de acuerdo con el
precepto de Cristo y sus apóstoles. . Estas son personas que no saben casi nada
acerca de la Iglesia de Cristo original, que a menudo tienen ideas
completamente erróneas sobre lo que realmente es la Iglesia o lo que Cristo
realmente enseñó, pero no por culpa propia. Por cierto, tales personas justas
se pueden encontrar en todas las religiones. Me gustaría compartir con ustedes
un ejemplo reciente de ese verdadero amor cristiano y el deseo de seguir
verdaderamente a Cristo y sus enseñanzas en el siguiente video que muestra que
el hermano de una víctima asesinada perdona e incluso declara su amor
(cristiano) por las mujeres que tiraron el gatillo. Véalo usted mismo y,
mientras observa, pregúntese qué Cristo tendría que decirle a este joven:

Entonces, está bien, este hombre no es un cristiano ortodoxo
tradicionalista, ¡pero seguro nos avergüenza a muchos de nosotros, incluido a
mí mismo!

Si bien la teología es importante, incluso crucial (¡una persona enferma
necesita * corregir * la medicina!), Cristo no nos pidió que nos convirtiéramos
en teólogos, en cambio, dijo:

Entonces el Rey les dirá a su diestra: Ven, bendito de mi Padre, hereda
el reino preparado para ti desde la fundación del mundo: porque tenía hambre, y
me diste de comer; tenía sed, y me diste de beber: era un extraño, y me
acogiste: desnudo, y me vestiste: estaba enfermo y me visitaste: estaba en la
cárcel y viniste a mí. Entonces los justos le responderán, diciendo: Señor,
¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos? o sediento, y te dio de beber?
¿Cuándo te vimos forastero y te acogimos? o desnudo, y te vistió? ¿O cuándo te
vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y el Rey responderá y les dirá:
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más
pequeños, a mí me lo hiciste. Entonces les dirá también a ellos en la mano
izquierda: Apártate de mí, maldito, al fuego eterno, preparado para el diablo y
sus ángeles: porque tenía hambre, y no me diste de comer; tenía sed, y vosotros
no me diste de beber: era un extraño, y no me acogiste: desnudo, y no me
vestiste: enfermo, y en la cárcel, y no me visitaste. Entonces ellos también le
responderán, diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, extraño,
desnudo, enfermo o en prisión, y no te ministramos? Entonces él les responderá,
diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hiciste a uno de los más
pequeños, no me lo hiciste a mí. E irán éstos al castigo eterno, pero los
justos a la vida eterna. (Matt: 25: 34-46)

Estas son palabras aterradoras para aquellos cristianos ortodoxos que
confunden la santidad y la perfección de la Iglesia con los suyos y cuyos
corazones a veces son mucho más duros que los corazones de los justos no
ortodoxos.

Finalmente, incluso la teología, lo real, no el sustituto escolar
inventado en Occidente, es inseparable del verdadero amor y la justicia. ¿Sabes
lo que la Iglesia original consideraba un verdadero teólogo? La respuesta se
puede encontrar en las Bienaventuranzas: “Bienaventurados los puros de
corazón, porque ellos verán a Dios” (Mateo 5: 8).

Desde el punto de vista cristiano original, pecar NO se trata de
“enojar” u “ofender” a Dios. Pecar simplemente significa
“perder el objetivo”, “no darse cuenta de todo su
potencial” para usar una expresión moderna. Sabemos que Dios “hagamos
al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza” (Génesis 1:26). La
“imagen” aquí significa que fuimos creados con el potencial de ser
perfectos, como Cristo. La palabra “semejanza” se refiere a nuestra
condición actual. Cuando pecamos, conservamos ese potencial, esa imagen, pero
perdemos nuestra semejanza. Así, cuando pecamos, solo nos hacemos daño a nosotros
mismos y a los demás, nunca a Dios. Lo más importante, cuando pecamos,
oscurecemos nuestro “corazón” interno y eso nos imposibilita realizar
todo nuestro potencial o incluso tener una percepción correcta de los problemas
espirituales vitales.

Los Padres eran excelentes teólogos, es cierto, algunos de ellos estaban
entre los teólogos y filósofos más brillantes que jamás hayan existido (pienso
en San Maximos el Confesor o San Gregorio Palamas). Sin embargo, en primer
lugar, ¡eran SANTOS!

Esta es la razón por la que la teología (pseudo) moderna es tan
insípida, arrogante y, francamente, ridícula: casi siempre es producto de
personas quizás bien intencionadas, pero completamente ignorantes. Por
supuesto, obtuvieron su doctorado en “estudios de divinidad”, pero
sus corazones están nublados por el pecado y la herejía, y realmente les gustan
los ciudadanos de Nínive: ¡no pueden distinguir sus manos derecha e izquierda
(Jonás 4:11)!

La verdadera teología proviene de un corazón limpio y de la iluminación
que recibe una persona que recibe ese corazón, no de especulaciones
intelectuales originales, novedosas o de venta de libros. Como a uno de mis
amigos sacerdotes le gusta decir “los Padres no bebían coñac ni fumaban
cigarros mientras teologizaban: rezaban, especialmente la Oración de Jesús, y
se arrepintían humildemente de sus pecados” (incluso si tenían muy pocos,
de hecho , cuantos menos pecados lleva una persona, más se vuelve de ellos).

El verdadero cristianismo siempre se encontró ante todo en los
monasterios, no en las instituciones de aprendizaje seculares, y esto sigue
siendo cierto hoy en día.

Por cierto, usted dijo: “También he leído Sorprendido por Cristo:
mi viaje del judaísmo al cristianismo ortodoxo por el reverendo James A.
Bernstein, quien discutió estos asuntos desde una perspectiva ortodoxa”.
No he leído este libro, pero Recomiendo encarecidamente este breve ensayo suyo:
¿Qué vino primero: la Iglesia o el Nuevo Testamento?

Yvonne Lorenzo: Finalmente, una pregunta sobre la historia rusa. Con una
herencia ortodoxa tan fuerte, ¿quién fue responsable del asesinato de
cristianos en la revolución rusa y también de los gulags?

The Saker: Respuesta corta: en su mayoría judíos bolcheviques, al menos
hasta las purgas de Stalin del partido.

Respuesta más larga: sí, originalmente, la mayoría de los principales
comandantes de la Policía Secreta Soviética (llamada ChK) eran judíos. Pero
gran parte del rango y el archivo provienen de otras nacionalidades. No creo
que los bolcheviques tuvieran una conciencia nacional. En eso eran como los
capitalistas transnacionales. Claro, la primera generación de judíos
bolcheviques tenía una identidad específica, pero en la mayoría de los casos su
ideología no era específicamente judía. Todo lo que heredaron de los rabinos
fue su sentido de superioridad racial y odio rabioso por todo lo cristiano,
especialmente los cristianos ortodoxos. Pero más allá de eso, eran más
marxistas seculares que talmudistas. Sobre el tema de por qué tuvo lugar una
orgía de maldad después de la Revolución de 1917, quiero citar a Alexander
Solzhenitsyn: (fuente)

En el 18, el país fue sacudido por las
transformaciones impuestas por la fuerza de Peter, que favorecieron la
economía, el estado y los militares a expensas del espíritu religioso y la vida
nacional. Y junto con esta iluminación desigual de Petrine, Rusia sintió el
primer olor del secularismo; Sus sutiles venenos impregnaron las clases
educadas en el curso del siglo XIX y abrieron el camino al marxismo. En el
momento de la Revolución, la fe prácticamente había desaparecido en los
círculos educados rusos; y entre los no educados, su salud estaba amenazada.

Imperceptiblemente, a través de décadas de
erosión gradual, el sentido de la vida en Occidente ha dejado de ser visto como
algo más elevado que la “búsqueda de la felicidad”, un objetivo que
incluso ha sido garantizado solemnemente por las constituciones. Los conceptos
del bien y del mal han sido ridiculizados durante varios siglos; desterrados
del uso común, han sido reemplazados por consideraciones políticas o de clase
de valor de corta duración. Se ha vuelto vergonzoso afirmar que el mal tiene su
hogar en el corazón humano individual antes de que entre en un sistema
político. Sin embargo, no se considera vergonzoso hacer concesiones diarias a
un mal integral (…). Las sociedades occidentales están perdiendo cada vez más
su esencia religiosa a medida que abandonan irremediablemente a su generación
más joven al ateísmo (…) Cuando los derechos externos son completamente
irrestrictos, ¿por qué debería uno hacer un esfuerzo interno para refrenarse de
actos ignorables? ¿O por qué debería abstenerse de quemar el odio, sea cual sea
su base: raza, clase o ideología? Tal odio está corroyendo de hecho muchos
corazones hoy. Los maestros ateos en Occidente están criando una generación más
joven en un espíritu de odio hacia su propia sociedad. En medio de toda la
situación, olvidamos que los defectos del capitalismo representan los defectos
básicos de la naturaleza humana, permitieron la libertad ilimitada junto con los
diversos derechos humanos; olvidamos que bajo el comunismo (…) los defectos
idénticos se desenfrenan en cualquier persona con el menor grado de autoridad;
mientras que todos los demás miembros de ese sistema logran la
“igualdad”, la igualdad de los esclavos indigentes. Este ansioso
avivamiento de las llamas del odio se está convirtiendo en la marca del mundo
libre de hoy. De hecho, cuanto más amplias son las libertades personales, mayor
es el nivel de prosperidad o incluso de abundancia; cuanto más vehemente,
paradójicamente, se vuelve este odio ciego. El Occidente desarrollado
contemporáneo demuestra así con su propio ejemplo que la salvación humana no se
puede encontrar ni en la profusión de bienes materiales ni en simplemente hacer
dinero (…). Primero debemos reconocer el horror perpetrado no por alguna fuerza
externa, no por enemigos de clase o nacionales, sino dentro de cada uno de
nosotros individualmente, y dentro de cada sociedad. Esto es especialmente
cierto en una sociedad libre y altamente desarrollada, porque aquí, en
particular, hemos traído todo sobre nosotros, por nuestra propia voluntad.
Nosotros mismos, en nuestro egoísmo irreflexivo diario, estamos apretando esa
soga …

Todo esto es muy importante, cada palabra.

La respuesta teológica con tres citas bíblicas:

“Porque no luchamos contra carne y sangre, sino contra principados,
contra poderes, contra los gobernantes de las tinieblas de este mundo, contra
la maldad espiritual en los lugares altos” (Ef. 6:12), “Mi nombre es Legión:
porque nosotros son muchos “(Marcos 5: 9)

Y “No confíes en los príncipes, ni en los hijos de los hombres, en
quienes no hay seguridad. Saldrá su aliento y volverá a su tierra; en ese día
todos sus pensamientos perecerán “(Salmo 145: 3-4 según la LXX).

No se trata de “grupos” (razas, clases, denominaciones, etc.)
es siempre, siempre, una lucha contra los poderes demoníacos,
independientemente de qué ideología o líder usen los demonios para sus propios
fines.

Esto fue cierto hace 2000 años, y todavía es cierto hoy.

Me gustaría agregar una cosa más: he tratado de responder a sus
preguntas lo mejor que he podido, pero si en alguna de mis respuestas me he
equivocado de la Verdad, me arrepiento y pido perdón.


Yvonne Lorenzo hace su hogar en Nueva Inglaterra en una casa llena de
libros, incluyendo obras sobre Grecia clásica y obras teológicas. Sus intereses
incluyen jardinería, mitología, historia antigua, El universo eléctrico y
música clásica, especialmente las composiciones de Handel, Mozart, Bach, Haydn,
Tchaikovsky, Wagner, Mahler y el repertorio de Bel Canto. Ella es la autora
Hijo del Trueno y La Capa de Freya.


El segundo salmo en cuatro traducciones:

Tenga en cuenta que las traducciones de la Septuaginta claramente hacen
referencia a “El Cristo” o “El Ungido” y “Mi Hijo”.

(Nueva versión internacional © Biblica)

1 ¿Por qué conspiran las naciones [a] y los pueblos traman en vano?
2 Los reyes de la tierra se levantan
y los gobernantes se unen
contra el Señor y contra su ungido, diciendo:
3 “Rompamos sus cadenas
y tirar de sus grilletes “.
4 El que está entronizado en el cielo se ríe;
el Señor se burla de ellos.
5 Los reprende en su ira
y los aterroriza en su ira, diciendo:
6 “He instalado mi rey
en Sión, mi montaña sagrada “.
7 Proclamaré el decreto del Señor:
Él me dijo: “Tú eres mi hijo;
Hoy me he convertido en tu padre.
8 Pregúntame
y haré de las naciones tu heredad,
los confines de la tierra tu posesión.
9 Los romperás con una vara de hierro [b];
los harás pedazos como cerámica “.
10 Por tanto, reyes, sed sabios;
tengan cuidado, gobernantes de la tierra.
11 Sirve al Señor con temor
y celebra su gobierno con temblor.
12 Besa a su hijo, o se enojará
y tu camino llevará a tu destrucción,
porque su ira puede estallar en un momento.
Bienaventurados
todos los que se refugian en él.

Notas al pie:

[a]

Salmo 2: 1 en hebreo; Ira septuaginta

[b]

Salmo 2: 9 O los gobernará con un cetro de hierro (ver Septuaginta y
Siríaco)

Traducción King James:

1 ¿Por qué se enfurecen los paganos y la gente imagina algo vano?
2 Los reyes de la tierra se establecieron, y los gobernantes se juntan, contra
Jehová, y contra su ungido, diciendo:
3 Rompamos sus bandas y separemos sus cuerdas de nosotros.
4 El que se sienta en los cielos se reirá; el Señor los tendrá en escarnio.
5 Entonces les hablará en su ira, y los enojará en su dolorido disgusto.
6 Sin embargo, he puesto a mi rey sobre mi santo monte de Sion.
7 Declararé el decreto: el SEÑOR me ha dicho: Tú eres mi Hijo; Este día te he
engendrado.
8 Pídeme, y te daré las naciones por tu heredad, y las partes más extremas de
la tierra por tu posesión.
9 Los romperás con una vara de hierro; los romperás en pedazos como el
recipiente de un alfarero.
10 Sean sabios ahora, pues, oh reyes; sean instruidos, jueces de la tierra.
11 Sirve al Señor con temor, y regocíjate con temblor.
12 Besa al Hijo, para que no se enoje, y perezcas por el camino, cuando su ira
se enciende un poco. Bienaventurados todos los que confían en él.

Traducción de la septuaginta de Sir Lancelot C.L. Bretton

1 ¿Por qué se enfurecieron los paganos y las naciones imaginaron cosas
vanas?
2 Los reyes de la tierra se pusieron de pie, y los gobernantes se juntaron
contra el Señor y contra su Cristo; (énfasis añadido)
3 diciendo: Rompamos sus lazos y desechemos su yugo.
4 El que mora en los cielos se burlará de ellos, y Jehová se burlará de ellos.
5 Entonces les hablará con ira, y los turbará con ira.
6 Pero yo fui hecho rey por él en Sión, su montaña sagrada,
7 declarando la ordenanza del Señor: el Señor me dijo: Tú eres mi Hijo, hoy te
he engendrado.
8 Pídeme, y te daré las naciones por tu heredad, y los confines de la tierra
por tu posesión.
9 Los gobernarás con vara de hierro; los romperás en pedazos como vasija de
alfarero.
10 Ahora, pues, comprendan, reyes: sean instruidos, todos los que juzgan la
tierra.
11 Sirve al Señor con temor, y regocíjate en él con temblor.
12 † Acepta la corrección, para que el Señor no se enfade en ningún momento, y
perezcas por el camino recto: cuando su ira se encienda de repente, benditos
sean todos los que confían en él.

N.E.T.S. Traducción tomada de A New English Translation of the
Septuagint © 2007 por la Organización Internacional de Septuaginta y Cognate
Studies, Inc. Utilizada con permiso de Oxford University Press, todos los
derechos reservados.

Salmo 2

1 ¿Por qué las naciones se volvieron insolentes y los pueblos
contemplaron cosas vanas?
2 Los reyes de la tierra se pararon uno al lado del otro, y los gobernantes se
reunieron contra el Señor y contra su ungido.
3 “Rompamos sus lazos y arrojemos su yugo de nosotros”.
4 El que reside en los cielos se reirá de ellos, y el Señor se burlará de
ellos.
5 Entonces les hablará en su ira, y en su ira los molestará.
6 “Pero yo fui establecido rey por él, en Sion, su monte santo,
7 al proclamar la ordenanza del Señor: El Señor me dijo: ‘Hijo mío eres tú; hoy
te he engendrado. [Énfasis añadido] 8 Pídeme, y te daré naciones como tu herencia, y como tu posesión los fines del
9 tierra. Los pastorearás con una vara de hierro; como el recipiente de un alfarero,
los destrozarás “.
10 Y ahora, oh reyes, sed sensatos; Sean instruidos, todos ustedes que juzgan
la tierra.
11 Sujétete al Señor con temor, y regocíjate en él con temblor.
12 Aprovecha las instrucciones, para que el Señor no se enoje, y perezcas por
el camino recto, cuando su ira se desata rápidamente. Felices todos los que
confían en él.

ENLACES EN EL ARTÍCULO:

https://www.amazon.com/Incarnation-Saint-Athanasius-Popular-Patristics/dp/0881414271
https://www.amazon.com/Orthodox-Way-Kallistos/dp/0881416282/
https://www.amazon.com/Orthodox-Dogmatic-Theology-Michael-Pomazansky-ebook/dp/B00Q54OEB6
https://www.amazon.com/Surprised-Christ-Journey-Orthodox-Christianity/dp/1888212950
https://www.amazon.com/Moody-Bible-Commentary-Michael-Rydelnik-ebook/dp/B00DZEYP7W
https://www.amazon.com/Bells-Dawn-Russian-Sacred-Folk-Songs/dp/B00M15FN54?SubscriptionId=AKIAI63WS3YGA3Y5U2QA&tag=lrc18-20&linkCode=xm2&camp=2025&creative=165953&creativeASIN=B00M15FN54
https://www.amazon.com/New-English-Translation-Septuagint/dp/0195289757
https://www.amazon.com/Son-Thunder-Spear-Odin-Book/dp/1503342743/ref=la_B00ROC7CZ8_1_1_twi_pap_2?s=books&ie=UTF8&qid=1471119266&sr=1-1 (paperback)
https://www.amazon.com/dp/B01K9BDFN8 (Kindle)
https://www.amazon.com/Cloak-Freya-Spear-Odin-Book/dp/1505577241/ref=asap_bc?ie=UTF8 (Paperback)
https://www.amazon.com/Orthodox-Study-Bible-Hardcover-Christianity/dp/0718003594
https://www.amazon.com/New-English-Translation-Septuagint/dp/0195289757

QNavy

Interview with Joe Flynn, brother of U.S. Army Lieutenant General Michael Flynn

Previous article

Special Restored Republic via a GCR Report as of Feb. 13, 2020

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.