Amérique du Sud

Teoría del equilibrio y economía del Cercano Oriente

0

Rees Jeannotte entrevista a Michael Hudson. En Know Your Stuff y Michael Hudson. Traducción de Comunidad Saker Latinoamérica

(Nota de los editores) Aunque Michael Hudson omite un hecho internacional trascendente al respecto, como fue la denuncia de Fidel Castro y su intención de conformar una alianza de países contra el pago de la deuda externa en 1982, de todas formas los conceptos y las investigaciones de Michael Hudson no dejan de ser muy reveladores.

Michael Hudson sobre la historia de la cancelación de la deuda, la austeridad en Europa, enero de 2020.

Rees Jeannotte [00:00:05] Hola y bienvenidos. Soy Rees Jeannotte, y estás viendo Know Your Stuff. Hoy me acompañará el economista y antropólogo Michael Hudson. Es profesor de economía en la Universidad de Missouri, Kansas City, y autor de muchos libros, incluyendo Killing the Host (asesinando al anfitrión), J for Junk Economics (B por Economía Basura), y su más reciente “… y perdónales sus deudas”. Hoy hablaremos con él sobre su último libro “… y perdónales sus deudas”, la crisis de la eurozona y el problema de los costos cada vez mayores de alquiler y propiedad de viviendas en todo el mundo. Profesor Michael Hudson, gracias por acompañarnos.

Michael Hudson [00:00:41] Es bueno estar aquí.

Rees Jeannotte [00:00:43] ¿Cómo llegaste a ser tanto economista como antropólogo y, de hecho, combinas los dos cuya culminación es en gran parte al menos tu último libro “… y perdónales sus deudas” ?

Michael Hudson [00:00:55] Comencé como economista en Wall Street tratando con la deuda del tercer mundo para el Chase Manhattan Bank en la década de 1960, y luego en la década de 1970 escribiendo para el Instituto de Capacitación e Investigación de las Naciones Unidas (UNITAR) sobre cómo el Tercer Mundo no pudo pagar sus deudas externas con los Estados Unidos y otros acreedores. Es decir, no poder pagar sin someterse a los programas de austeridad del FMI, sin tener que vender sus materias primas y su industria e imponerse una crisis de deuda permanente sobre sí mismo.

En la Ciudad de México en una reunión de UNITAR en 1979/78, pronuncié un discurso para señalar que el Tercer Mundo no podía pagar sus deudas. Esto fue cuatro años antes del incumplimiento de la deuda de México. Hubo un motín, y me di cuenta de que el tema de la cancelación de la deuda, y la idea básica de que las deudas crónicamente no podían pagarse, me llevaron a querer escribir un historial de cancelaciones de deudas y cómo la sociedad había manejado el problema de las deudas que crecían más allá de la capacidad de pago. El problema es que el interés compuesto aumenta de manera constante, agravando la deuda mucho más rápido de lo que una economía puede crecer.

Tomó alrededor de un año escribir sobre Grecia, Roma y las tierras bíblicas. Pero luego, mientras estudiaba Israel, me di cuenta de que había indicios de una tradición anterior de cancelación de deuda en Babilonia y Sumer en la Mesopotamia de la Edad de Bronce. Entonces comencé a leer la literatura sobre Sumer y Babilonia. La palabra “deuda” casi nunca apareció en el índice. Tuve que leer todo el libro para conocer la deuda y su contexto.

Pronto me di cuenta de que la mayoría de las historias de la antigüedad se basaban en suposiciones sobre lo que sucedería si un economista moderno, -especialmente un economista de derecha afín a Thatcherite- se metiera en una máquina del tiempo y regresara a 3.000 a.C. ¿Cómo habrían creado una economía? Por supuesto, habría sido una economía justamente como Argentina o Grecia. Se habría ido a la quiebra a toda prisa y pronto habría sido conquistada por los pueblos vecinos. La civilización no habría podido levantar vuelo desde esa economía.

Así que me interesé mucho y alrededor de 1984 escribí un borrador de una historia de anulación de deuda en Sumer y Babilonia. Un amigo mío en Harvard me presentó al jefe del departamento de antropología, Carl Lamberg-Karlovsky. La antropología incluía el departamento de arqueología, y me convertí en investigador en arqueología babilónica. En la década de 1990 decidimos que, dado que la mayoría de los asiriólogos nunca habían hablado específicamente sobre la deuda, comenzaríamos a tener algunas conferencias sobre ella. ¿Cómo comenzaron la propiedad y la propiedad de la tierra? ¿Cómo comenzó la renta económica? ¿Cómo comenzó en Mesopotamia la economía de los contratos empresariales, de deuda y crédito que devengan intereses?

Decidimos una serie de tres volúmenes, para culminar en el tercer volumen, que revisa las anulaciones de deudas en Mesopotamia. Bueno, presenté el primer borrador a una prensa universitaria y lo enviaron a los lectores, como hacen las imprentas académicas. Los lectores respondieron que una cancelación de deuda era inconcebible, que este era un libro loco. Hace tres décadas, parecía inconcebible que cualquier país, cualquier sociedad pudiera haber cancelado las deudas, porque entonces los acreedores no prestarían más dinero. Casi todo el mundo creía eso en la década de 1980 y principios de los 90.

Lo que no entendieron fue, número uno, que la mayoría de las deudas se le debían al palacio. El palacio tenía una opción cuando los cultivos fallaban o las deudas se acumulaban: podía insistir en que se pagaran todas las deudas. Eso habría reducido a gran parte de la población a la esclavitud, en cuyo caso el palacio no recibe impuestos ni alquileres ni servicios laborales. Los acreedores obtendrían todo el excedente de cultivos y se formaría una oligarquía. En ese caso, la ciudad local probablemente sería derrotada por los invasores. O el palacio podría anular deudas para restablecer el orden económico.

Decidimos invitar a arqueólogos y asiriólogos, y les pedimos que proporcionen todo lo que sabían de su período particular de Babilonia, Sumer, el período neobabilónico e Israel. Explicaron cómo las técnicas empresariales y económicas y los contratos de búsqueda de ganancias comenzaron en el sector palaciego de la economía. El dinero no comenzó como un trueque como dicen los muchachos de la libre empresa. El dinero fue creado como un medio para pagar impuestos y tarifas al palacio. Básicamente, usted tenía propiedad empresarial y privada comenzando en el sector palaciego, a menudo con una conexión simbiótica con emprendedores privados.

Una entrevista con acTVism Munich

Rees Jeannotte [00:06:19] La clave aquí es que el trueque no era la clave del dinero o el crédito. Es decir, el trueque no sucedió de la manera que la mayoría de la gente se imaginaría.

Michael Hudson [00:06:25] Correcto. La firma alemana Springer acaba de publicar un “Manual de dinero y crédito”, en el que escribí el artículo principal sobre los orígenes del dinero, que muestra que la teoría del trueque fue inventada por economistas austríacos de derecha que odiaban a los gobiernos que actuaban en interés público. Casi todas las teorías monetarias convencionales son de antisocialistas de derecha que afirman que el gobierno no puede desempeñar ningún papel positivo en absoluto. Su conclusión es que el dinero es mejor sin gobierno, y debe dejarse en manos de los bancos privados. La idea es que planearían mejor la sociedad. Entonces, básicamente los libertarios, los muchachos de la libre empresa, abogan por una economía altamente centralizada -mucho más centralizada que la Rusia soviética, mucho más centralizada que China-. Quieren que todo esté centralizado en Wall Street o en la City de Londres, es decir, en los bancos. Quieren que los bancos estén a cargo de todo. Dicen que todo esto es lo mejor.

Entonces, nosotros vemos en la Antigüedad, recorriendo Sumer, Babilonia, Grecia y Roma, que siempre que una oligarquía financiera ha tomado el poder, ha creado una depresión -un desastre y un colapso económico-. Casi todos los historiadores antiguos han encontrado esto. Sobre esto escribieron Livio y Dionisio en sus historias de Roma. Y Plutarco. Es por eso que los muchachos de la libre empresa hoy en los Estados Unidos han dejado de enseñar historia económica en el plan de estudios de ciencias económicas. Si vas a obtener un título en ciencias económicas en los Estados Unidos, ya no estudias historia. Está fuera del plan de estudios. Ni siquiera estudias la historia del pensamiento económico. Es como si la economía comenzara en 1980 con Margaret Thatcher, Milton Friedman y otros extermistas de derecha.

El resultado es una censura sobre cómo ha evolucionado la civilización durante los últimos miles de años, y cómo ha lidiado con los problemas de deuda. Edité cinco grandes volúmenes de coloquios para Harvard sobre los orígenes del dinero, la privatización y la propiedad de la tierra, la contabilidad laboral y económica. Después de terminar cinco coloquios, decidí escribir el resumen popular de todo. Ese es mi libro “… y perdónanos nuestras deudas”.

Rees Jeannotte [00:08:52] Sería interesante saber por qué elegiste ese título. La imagen en la portada del libro muestra a Jesús como azotando sin piedad a un prestamista o arrojándolo fuera del templo. Me puedo imaginar poner con Photoshop la cabeza de alguien como Jamie Diamond sobresaliendo entre los prestamistas. Sabes, mucha gente pensaría que es por eso que elegiste esas imágenes. ¿Por qué esa imagen y ese título?

Michael Hudson [00:09:16] No creo que alguna vez haya elegido el título de alguno de mis libros. No soy muy bueno para elegir títulos. Quería llamar al libro Finanzas de la Edad de Bronce. Pero mi editor dijo que nadie sabe lo que significa la Edad de Bronce. Ella dijo que realmente he escrito sobre el primer sermón de Jesús. Él desenrolló el pergamino de Isaías y habló sobre el Año de nuestro Señor, que significa el Año del Jubileo, y dijo que había venido a proclamar eso. Esa es la parte revolucionaria de mi libro. La gente piensa que la Plegaria del Señor se trata de perdonar pecados. Pero en el momento en que Jesús habló, hubo una lucha por el tema de la deuda, tal como ocurrió en Roma. También hubo sublevaciones que exigían la cancelación de la deuda en Grecia y, de hecho, una larga guerra con Mitrídates en el Cercano Oriente por la cancelación de la deuda. De eso se trató el primer sermón de Jesús, y de eso se trató la Plegaria del Señor. De eso se había tratado el judaísmo original, antes de que la clase rabínica, que los fariseos -básicamente de la clase acreedora adinerada- se hicieran cargo y subvirtieran la antigua religión judía que Jesús trató de revivir. Entonces, mi editor pensó que debería vincular mi libro con los orígenes del cristianismo, porque vivimos en una sociedad cristiana y más personas están familiarizadas con la Plegaria del Señor, perdonando sus deudas, que con las finanzas de la Edad de Bronce.

Rees Jeannotte [00:10:54] Aquí es donde la clase de acreedores, creo que en la época de Cristo, ganó la batalla contra el poder central, los palacios y los templos, al menos en el Imperio Romano occidental. Hubo un cambio de paradigma en cómo tratar la deuda.

Crecimiento exponencial de la deuda a interés compuesto, en comparación con la lenta curva S de la economía.

Michael Hudson [00:11:15] Eso hace que la civilización occidental sea diferente de todo lo anterior. La civilización anterior en el Cercano Oriente tuvo la idea de que la economía siempre tiende a perder el equilibrio, polarizando siempre entre ricos y pobres y causando pobreza y, en última instancia, la despoblación y la debilidad militar como resultado de los acreedores que esclavizan a sus deudores. Reducir los deudores a la clientela o la esclavitud en el Cercano Oriente fue diferente. Tenían un modelo económico diferente, un modelo económico mucho mejor, mucho más matemáticamente sofisticado que cualquier modelo que haya visto en la academia moderna. Su modelo decía que las deudas con intereses crecen exponencialmente, duplicándose cada cinco años en Mesopotamia. Pero la economía general crece en una curva S, más lentamente. Entonces, una y otra vez, tienes una inestabilidad inherente. Si Ud. no tiene una autoridad central para indultar los atrasos y restablecer el equilibrio, entonces tendrá una economía desequilibrada.

Los modelos económicos modernos se basan en la teoría del equilibrio. Sus matemáticas están basadas en el razonamiento circular. Dicen que el ciclo económico se corrige solo, sin necesidad de intervención gubernamental. La idea rectora es que es imposible que las personas se empobrezcan, porque hay estabilizadores automáticos. Si solo saca al gobierno del camino y deja que Wall Street se encargue de todo, todos serán felices y prósperos. Mira el mercado de valores.

Bueno, el problema es que en Estados Unidos el 10 por ciento de la población posee el 80 u 85 por ciento de las acciones y bonos. El mercado de valores ha subido mucho. La deuda del gobierno ha aumentado mucho. Pero los ingresos del 90 por ciento de las personas han bajado desde 2008. El salario mínimo no ha subido en absoluto. Entonces, la economía financiera está creciendo a expensas de la economía real de bienes y servicios. La población se está empobreciendo. Sin embargo, los economistas dicen que nos estamos haciendo más ricos, lo que significa que su clase, la clase financiera, se está haciendo más rica.

Esa es la parodia de las economías modernas. Es sorprendente que en la Edad del Bronce, 3.000-1.200 a.C., tenían mejores modelos. Tenemos los manuales de capacitación que enseñaban a los estudiantes para ser escribas. Las matemáticas que usaron fueron superiores a las matemáticas que subyacen a los modelos de derecha de la corriente principal de la actualidad, que dicen que la deuda nunca puede ser un problema estructural.

Rees Jeannotte [00:13:57] En aquellos días tenían un concepto invertido de riesgo moral. Correcto. Ha sido completamente dado vuelta. Entonces, ¿puede explicar qué es el riesgo moral y cómo las sociedades democráticas realmente deberían pensar en la deuda? A menudo pensamos solo en deudas personales, o tal vez alguien que había asesinado a alguien. Estados Unidos es un gran ejemplo donde tú estás encerrado de por vida. No hay redención, parece. ¿Cómo lidiamos con esos conceptos? ¿Deberíamos alejarnos de ellos?

No anular las deudas personales y otras deudas no comerciales conduce a una depresión crónica.

Michael Hudson [00:14:31] Bueno, la moda económica de derecha en los Estados Unidos es la de Douglass North siguiendo a la escuela austríaca, diciendo que la civilización progresa si los contratos son sagrados. Un contrato es un contrato, y usted necesita su cumplimiento, incluso si el contrato es injusto. Por lo tanto, no debe anular las deudas, porque eso engañaría a las personas ricas que hicieron el contrato para obtener su dinero, incluso si hacer cumplir el contrato de la deuda significa que el resto de la economía tiene que morir de hambre. Las tasas de suicidio aumentan. La economía se empobrece. Pero un contrato es un contrato, y eso se llama progreso, como si fuera la economía darwiniana.

En la antigüedad de la Edad de Bronce, por el contrario, los gobernantes ponen el equilibrio económico como la consideración clave. Reconocieron que debe tener una autoridad palaciega o cívica para anular los contratos de deuda. Si el precio de hacer que los deudores paguen estos contratos -que se ven obligados a firmar bajo las condiciones de “su dinero o su vida”- es causar un colapso económico, como finalmente sucedió en Roma. Durante cinco siglos tuvo revueltas económicas de los plebeyos y los pobres que querían la cancelación de la deuda. En todos los casos, la derecha, los acreedores ganaron -no por argumento, sino asesinando a líderes políticos populistas. Terminaron matando a César. Mucho antes de eso, hubo siglo tras siglo de asesinatos, por ejemplo, los hermanos Gracos y una larga serie de otros reformadores, como hoy.

La base de la economía de la Escuela de Chicago es que no puede tener un mercado libre si no está dispuesto a asesinar a sus principales críticos. Fueron a Chile, enviaron a sus economistas, que señalaron a los líderes sindicales que Pinochet tuvo que asesinar. Nombraron a los reformadores agrarios que tuvo que asesinar, y a los socialistas. Esto inició una ola de miles de asesinatos, desde Chile hasta Argentina. Ese gran programa de asesinatos fue patrocinado por la CIA, diciendo que esto era necesario para crear un mercado libre. “Estamos haciendo esto por la libertad; estamos haciendo esto por la democracia”.

Pero incluso las élites ricas en la antigüedad sabían que la deuda causaba un problema y que el problema con la sociedad básicamente era causado por la avaricia. Eso es lo que dijo Sócrates. Eso es lo que el Solón de Atenas escribió en su poesía cuando anuló las deudas. Es lo que escribieron Livio y todos los demás historiadores romanos importantes y los estoicos. En ninguna parte de la antigüedad se encuentra siquiera la idea de que las personas ricas puedan esclavizar y empobrecer a la sociedad en general.

¿Cómo lidiamos con ese problema? Un sistema de leyes para evitar que los acreedores ricos reduzcan la esclavitud del resto de la población. Esa era su idea de la economía en un contexto social.

Rees Jeannotte [00:17:47] Hay muchos momentos donde se “prende la lamparita” cuando uno lee tu libro. Pero una cosa que me llamó la atención es que las revoluciones realmente solo comenzaron a ocurrir en serio cuando estas cancelaciones de deudas dejaron de suceder. ¿Cierto? Hay tantas cosas interesantes en el libro. Me gustaría preguntarle cuáles serían los equivalentes modernos de estas antiguas instituciones -el palacio y el templo-.

Michael Hudson [00:18:26] Lo que descubrí, observando la Mesopotamia de la Edad de Bronce, es lo diferente que era de la sociedad moderna. En los años 70, trabajando en el Hudson Institute y The Futures Group, yo había sido conocido como futurista. Es más fácil pronosticar el futuro que comprender los palacios y templos de la Edad de Bronce. Había tres grupos: un palacio, los templos (básicamente controlados por la familia real) y las comunidades terratenientes en general con su propio cuerpo de derecho consuetudinario. Las leyes de Hammurabi, por ejemplo, no eran un código. Se aplicaron al sector del palacio en sus relaciones con el resto de la sociedad. Su estructura era más estrecha que la del derecho consuetudinario. Descubrí que para explicar el origen de la deuda y el comercio, las tasas de interés, las ganancias y la propiedad de la tierra, tenía que describir una sociedad bastante ajena a la nuestra. Tuve que ir más allá del tema de la deuda y hablar sobre el amplio contexto social.

Rees Jeannotte [00:19:45] ¿Tenemos instituciones que podrían ser similares a algo así como una institución centralizada? No sé, como los bancos centrales de hoy.

Michael Hudson [00:19:56] No, los bancos centrales solamente tienen exactamente el objetivo opuesto. Los bancos centrales trabajan para los bancos comerciales y sus acreedores. En 1913 en Estados Unidos, la Reserva Federal se separó del Tesoro para transferir la gestión monetaria desde el Tesoro en Washington hacia los bancos privados de la ciudad de Nueva York y otros centros comerciales. Los bancos centrales son la antítesis de los antiguos palacios, porque representan los intereses de los acreedores. Actúan como lobistas para los bancos. En la realidad tenías a un cabildero de Wall Street, Alan Greenspan, al frente de la Reserva Federal. Su trabajo es rescatar a los bancos y hacer que los bancos sean solventes, incluso cuando eso empobrece a sus clientes, incluso cuando los bancos hacen préstamos fraudulentos como la crisis de la hipoteca basura que estalló en 2008. Los bancos se salvaron a pesar de que esto fue el fraude bancario más grande que se haya visto en la historia de Estados Unidos. Ellos se salvaron, y las falsas deudas fraudulentas se impusieron a los desafortunados compradores hipotecarios. Eso resultó en un millón de familias expulsadas de sus hogares. El resultado ha sido que los alquileres están subiendo muy rápidamente aquí. Los precios de la vivienda están subiendo rápidamente. Y los estadounidenses pagan tanto dinero al sector financiero por el servicio de la deuda -hipotecas, préstamos estudiantiles, préstamos para automóviles y préstamos con tarjeta de crédito- que tienen cada vez menos ingresos disponibles para gastar en bienes y servicios. Es por eso que la economía estadounidense se ha estado reduciendo durante 12 años, desde 2008. Desde la crisis de Obama, la economía se ha hundido porque se salvaron los bancos y los tenedores de bonos, no la economía.

Rees Jeannotte [00:21:51] Esto es lo que llamas captura regulatoria.

Michael Hudson [00:21:54] Sí, y no solo la captura regulatoria de la Reserva Federal, sino más allá de eso, la captura intelectual de la sociedad. Traté de escribir mi libro y su secuela, El Colapso de la Antigüedad, para proporcionar un ejercicio de expansión mental para comprender que si no anulas las deudas, habrá una crisis financiera crónica y austeridad. Vas a terminar pareciéndote a Grecia, Argentina o Letonia.

Rees Jeannotte [00:22:28] Esto es lo que estamos viendo ahora en Grecia. Este es un ejemplo interesante, porque la crisis griega aún continúa. En ese momento todo estaba en las noticias. Tuviste la situación en la que exigían que Grecia pagara sus deudas. Tú frecuentemente dices que las deudas que no se pueden pagar, no se pagan.

Michael Hudson [00:22:53] El truco fue decir que Grecia debería pagar sus deudas. Pero estas deudas se debían a las deudas tomadas por evasión fiscal fraudulenta. Las deudas griegas con los extranjeros fueron de unos 50 mil millones de euros. Christine Lagarde, del FMI, tenía una lista de todas las cuentas bancarias suizas en las que los armadores de buques, industriales y financistas griegos, habían puesto ilegalmente su dinero fuera de Grecia en Suiza. Todo el dinero estaba allí. Fue robado a las autoridades fiscales. Entonces no fue el pueblo griego el que debía las deudas. Estas eran deudas que los ricos debían a la autoridad tributaria pero que no se pagaron. Eran deudas de evasión de impuestos. Pero la Comunidad Europea dijo que el pueblo griego tiene que pagar las deudas que la clase adinerada fraudulentamente había evitado. La Comunidad Europea se puso de pie a favor de los ladrones.

El FMI tenía la teoría habitual de la economía basura, de que Grecia estaría mucho mejor y se recuperaría una vez que pagara. Pero, por supuesto, no se ha recuperado. Si hay alguna institución que deba ser abolida, es el FMI, que básicamente parece servir como una rama del Departamento de Defensa para mantener a otros países subordinados a los Estados Unidos. Discutí la crisis griega en “Asesinando al anfitrión”, que Klett-Cotta publica como “Der Sektor” en Alemania. Describo la crisis de la deuda griega, la crisis argentina y otras.

Rees Jeannotte [00:24:41] A lo que intentaba llegar era a la falsedad de la Unión Europa, que dirían constantemente, que repetían, que Grecia debe pagar sus deudas, cuando deben haber sabido que no podían pagarlas. Y como usted señaló, quién tuvo que pagarlos también es una pregunta -o quién realmente debía las deudas-. Pero deben saber eso. Entonces, ¿cuál es el verdadero objetivo de hacer esto? Recuerdo haber visto un sitio web que informaba que estaban subastando las islas griegas. Esta es la clave. Creo que es lo que también hicieron los oligarcas en la antigüedad -acaparamiento de activos-.

Michael Hudson [00:25:25] Sí, eso es todo. Es una apropiación de activos. En economía tienes algo llamado preferencia revelada. Ud. asume que lo que sucede es lo que se pretende. Entonces, tú puedes decir que lo que pretendían los banqueros centrales de Alemania era reducir la población de Grecia, aumentar la tasa de suicidios, acortar la esperanza de vida, colapsar su economía hasta el punto en que los alemanes pudieran entrar e insistir en que Grecia compre costosos submarinos y hardware militar, y que Grecia tendría que vender a inversores alemanes sus servicios públicos y otros activos. Alemania hizo de esto una toma de poder en la que tuvo sus ojos puestos durante más de 50 años, desde que respaldó a los coroneles y los asesinatos de los comunistas griegos después de la Segunda Guerra Mundial.

Rees Jeannotte [00:26:18] Para pensar en una forma más sensata de enfrentar una crisis de deuda. Tal vez pueda usar el ejemplo más reciente de una cancelación de deuda nacional, es decir, aquí en Alemania.

Michael Hudson [00:26:32] Eso es correcto. El “milagro económico alemán” fue la reforma de la deuda aliada de 1947/48. Básicamente, eliminaron todas las deudas, excepto lo que los empleadores debían a sus empleados -ya sabes, los salarios de los trabajadores y los saldos mínimos de trabajo en los bancos-. Fue fácil para los aliados anular las deudas en manos de los acreedores alemanes. porque los acreedores eran principalmente nazis. La idea era eliminarlos. No querían dejar a los antiguos nazis con poder financiero para hacerse cargo de la economía nuevamente. Querían una pizarra limpia.

La anulación de las deudas creó el milagro económico alemán. Porque la economía podía funcionar sin deuda personal y sin mucha deuda pública o deuda corporativa. Pudo despegar. Hoy, esencialmente tú estás tratando con una clase bancaria muy criminal que creo que deberíamos tratar de la misma manera que los Aliados trataron a los nazis. Si tú no anulas las deudas que se les adeudan, la economía se reducirá y reducirá, y se polarizará. Vamos a tener esencialmente un neofeudalismo controlado por la clase de acreedores, como lo has tenido en Roma en la Edad Oscura. ¿De verdad quieres una nueva Edad Oscura?

Rees Jeannotte [00:27:53] No, no particularmente. Esto nos lleva a la crisis financiera de 2008, donde Ud. se encontraba entre las pocas personas que fue capaz de predecirla con precisión. Se basó en gran medida en una burbuja gigante de deuda privada. La deuda privada es algo de lo que no escuchamos mucho. Traté de buscar los totales de la deuda privada en todo el mundo. Se averigua la relación deuda/PIB para la deuda pública. Para la deuda del gobierno, pero nunca se averigua sobre la deuda privada.

Michael Hudson [00:28:24] Eso se debe a que los políticos de derecha quieren abolir el gobierno y los servicios sociales que proporciona. Además del dinero que los gobiernos deben por el gasto militar y la OTAN, deben pensiones y atención médica. El programa de derecha en Alemania y Europa es deshacerse de las pensiones, reducirlas, para financiarizar y privatizar el sistema de pensiones en lugar del sistema de reparto de Alemania, que es bastante bueno. Quieren deshacerse del gasto social.

Además, ven la deuda del gobierno como el adversario de la deuda privada. Por ejemplo, en los Estados Unidos, el presidente Clinton finalmente obtuvo un superávit presupuestario en el último año de su gobierno. ¿Qué sucede cuando un gobierno tiene un excedente? Eso significa que no gasta dinero en la economía. La economía tiene que depender de los bancos para obtener crédito, porque cada economía necesita crédito para funcionar y crecer. Los banqueros se dan cuenta de que si el gobierno no proporciona dinero a la economía -al gastar déficits en la economía para promover empleo- la gente tendrá que pedir prestado a los bancos. Pero si siguen pidiendo prestado a los bancos para comprar viviendas que suben de precio y solo para mantener su nivel de vida, sus familias terminarán pareciéndose a Grecia o Argentina. Tendrán que pagar más de sus ingresos como intereses. Los banqueros terminarán con las casas, y con la industria privada. Terminarán controlando todo, incluido el gobierno.

Durante miles de años, la tensión principal de la civilización ha sido quién dominará y planificará la economía de la sociedad. ¿Serán gobiernos democráticos o gobernantes sabios que buscan estabilidad y seguridad militar? ¿O será una oligarquía financiera que quiere enriquecerse empobreciendo al resto de la sociedad?

El problema es que la deuda de una persona es el atesoramiento de otra persona. La situación que Ud. tiene hoy es que el 10 por ciento de la población, los atesoradores, están endeudando al 90 por ciento de la población. El 90 por ciento de los estadounidenses está pagando el servicio de la deuda al 10 por ciento superior. Esa es la clave de la guerra económica actual. No es el tipo de guerra de clases de la que hablaron los socialistas hace un siglo. Es la guerra financiera pasada de moda entre acreedores y deudores que ha estado ocurriendo durante miles de años. Es por eso que escribí el libro para explicar cómo comenzó toda esta pelea.

Rees Jeannotte [00:31:14] Así que la austeridad obviamente también juega un papel clave aquí. Está íntimamente relacionada con la expansión de la deuda privada. ¿Puedes explicar cómo es eso?

Michael Hudson [00:31:23] Supongamos que estás en Alemania y tus precios inmobiliarios están subiendo, en un momento en que los precios inmobiliarios están subiendo. Una casa o un edificio de oficinas valen lo que un banco le preste para ello. Los bancos ahora encuentran que la manera de hacerse rico es hacer lo que hacen los bancos estadounidenses y británicos: el ochenta por ciento del crédito bancario estadounidense y británico es crédito hipotecario. Prestan contra casas, y el resultado es una gran inflación de los precios inmobiliarios. Si los alemanes tienen que pagar más y más de sus ingresos mensuales, ya sea por alquiler o por intereses hipotecarios o por el servicio de la deuda, como en Estados Unidos, entonces tendrán que gastar menos en bienes y servicios. Terminará pareciéndose a Nueva York, donde las tiendas están cerrando. Quinta Avenida. Avenida Madison. Broadway -usted va por las calles y, cuadra tras cuadra, los carteles de “en alquiler” frente a las tiendas vacías-.

Rees Jeannotte [00:32:27] Lo mismo que sucede en la calle en la que vivo en esta área de tres cuadras. Es como una zona de calle principal y calle boutique. Hay al menos doce tiendas cerradas. La gente simplemente no puede pagar los alquileres. Tenemos una elección de alcaldes por venir. Uno de los grandes temas son los precios de alquiler en Munich. Es igual en todas partes en las principales ciudades. Se habla mucho de limitar los alquileres durante seis años, y este tipo de cosas. Pero los alquileres ya son demasiado altos. Los limita a la tasa en la que están, pero eso no los hace más asequibles. ¿Qué deberían estar haciendo?

Michael Hudson [00:33:10] Hay una manera simple de mantener bajos los precios de la vivienda: evita que los precios de la tierra suban haciendo lo que Adam Smith, John Stuart Mill y todo el siglo XIX de la economía clásica defendió. Los precios de la tierra no suben por la empresa, no por el crecimiento de la población, sino principalmente por el crédito bancario. Si grava el aumento en el valor de la tierra, entonces los bancos no podrán prestar contra eso. Ahora Alemania tiene los impuestos inmobiliarios más bajos de casi cualquier país. Eso es porque tiene la tradición de no tener una clase inmobiliaria que domine a la sociedad, no una economía de tipo Donald-Trump. Pero si Alemania comienza a seguir el patrón estadounidense e inglés y deja que los bancos presten más y más para inflar los precios de la vivienda, entonces continuará contrayéndose. La economía de Alemania está empezando a contraerse. He visto informes bancarios que dicen que si los niveles de vida alemanes pueden reducirse en un 20 por ciento o 30 por ciento, los técnicos y trabajadores alemanes tendrán que emigrar. La población alemana se reduciría en un 30 por ciento en 20 años. Sus ingresos personales disponibles tendrían que caer un 50 por ciento para permitir que los bancos hagan que el mercado inmobiliario alemán se parezca al mercado estadounidense.

Rees Jeannotte [00:34:45] ¿Quién decía eso?

Michael Hudson [00:34:47] Los modelos bancarios predicen que la población de Alemania debe caer, el nivel de vida debe caer en un 20 o 30 por ciento y su esperanza de vida debe acortarse, sus tasas de suicidio deben aumentar y su mano de obra calificada debe emigrar para que su mercado inmobiliario proporcione los ingresos para mantener solvente el sistema bancario a medida que la deuda del sector privado aumenta a las tasas actuales. Eso hará que su sistema bancario se parezca al sistema bancario estadounidense y británico, donde el ochenta por ciento del crédito bancario se destina a bienes inmuebles. Es un flujo circular, que eleva el precio de la vivienda, lo que hace que aumente el precio de los alqiuleres. Alemania terminará pareciéndose a Grecia. Ese es el plan económico “negocios como siempre”. Sus líderes económicos, de todos sus partidos excepto el Linke, quieren que Alemania termine pareciéndose a Grecia … Dicen que eso es progreso, pero es solo progreso para la clase bancaria. Esta es la guerra implícita, que de alguna manera no se está discutiendo en Alemania.

Rees Jeannotte [00:35:53] A menudo has hablado de Europa como zona muerta. Me gustaría saber por qué crees que es una zona muerta. ¿A donde nos dirigimos? ¿Cómo se ve el futuro para Europa?

Michael Hudson [00:36:05] El término “zona muerta” fue formulado por el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Donald Rumsfeld, bajo Bush. Despreció lo que llamó “la vieja Europa”. La razón por la cual la eurozona es una zona muerta es que no puede ejecutar déficits presupuestarios de más del 3 por ciento. A usted le hacen creer que deben evitarse los déficits presupuestarios para asegurarse de que todo el crédito que necesita la economía sea creado por los bancos interesados. ¿Y cómo crean los bancos este crédito? Prestan principalmente para que los señores de la tierra compren viviendas. Hacer que los alemanes paguen más alquiler es la nueva “área de crecimiento” de su economía -inflar los precios de los activos-. Por lo tanto, la eurozona tiene un plan de inflación de precios de activos para bienes raíces, acciones y bonos. Sus precios están siendo patrocinados. Has creado unos cuatro billones de euros solo para apoyar los mercados de acciones y bonos. Tú podrías haber gastado esto en la economía “real”, podrías haber convertido a Europa en una utopía. En cambio, simplemente tú usaste el dinero del gobierno para aumentar los precios de las acciones y los bonos en un 10 por ciento, cuyo modelo económico implica empobrecerte. Esa es una política loca de seguir, porque impone austeridad.

Rees Jeannotte [00:37:16] Entonces, ¿cuál es la respuesta aquí? He escuchado que en los Estados Unidos hay algún movimiento sobre la banca pública. ¿Deberíamos mirar hacia algo así, democratizar los bancos centrales?

Michael Hudson [00:37:30] No se puede democratizar un banco central. Son los cabilderos de los bancos comerciales. Es necesario que el Tesoro se haga cargo, designado por representantes elegidos democráticamente, no por banqueros no elegidos. Los banqueros centrales tienen más o menos lavados el cerebro. Creen que la forma de hacer que una economía sea próspera es empobrecer al 90 por ciento de la población. En lugar de reeducar a ese tipo de personas, debe crear una nueva institución -y las nuevas instituciones deben desarrollarse dentro del Tesoro. Pero en la medida en que tú tienes la eurozona que no permite déficits presupuestarios de más del 3 por ciento -y creyendo que un presupuesto equilibrado es un ideal- realmente significa dejar que los bancos centrales y sus clientes, los bancos comerciales, se hagan cargo y proporcionen el dinero de la economía. .

Los bancos comerciales prestan de manera diferente a lo que haría un banco público. Ellos prestan para adquisiciones corporativas, despojo de activos y asaltos. Prestan contra activos. Eso infla los precios de bienes raíces o de asaltantes corporativos. Los bancos públicos pueden gastar dinero en la economía para enriquecerla.

La economía alemana se está contrayendo. No tiene por qué ser así, pero para tener una alternativa, debes tener una teoría económica diferente. Eso no se enseña en las universidades alemanas. Sus departamentos económicos son de extrema derecha. Están mirando un universo paralelo, una especie de mundo de ciencia ficción en el que la empresa privada, los acreedores y los bancos enriquecerán a todos, no los empobrecerán a través de la imposición de austeridad financiera y fiscal. La economía académica es un mundo de adentro hacia afuera.

Rees Jeannotte [00:39:24] Has lanzado una versión alemana de Asesinando al Anfitrión. Se llama Der Sektor. Recomiendo encarecidamente que la gente vaya y lo vea. Lo he leído dos veces seguidas. Lo encontré muy interesante. Me gustaría preguntar si habrá una adición alemana de “… y perdónales sus deudas”.

Michael Hudson [00:39:43] Sí, se está traduciendo ahora. Se tardó aproximadamente un año en traducirse en Berlín. Espero que Klett-Cotta pueda publicarlo, como lo hicieron con mi Imperio de Finanzas, que es mi libro de Súper Imperialismo. Quería que alguien que conociera Asiriología hiciera mi propia traducción en lugar de entregarla a un editor o a alguien que no conociera los términos legales asirios. Eso debería estar terminado en aproximadamente un mes o dos. Luego se lo entregaré a la editorial y probablemente les llevará hasta el próximo año producirlo.

Rees Jeannotte [00:40:26] También dijiste que habrá una secuela. Lo mencionaste hoy. ¿Cuándo podemos esperar eso?

Michael Hudson [00:40:34] Lo estoy terminando ahora en inglés, “El colapso de la Antigüedad”. Eso será publicado a finales de este año, espero. Muestra que Grecia y Roma colapsaron debido a la deuda. Es parte de una trilogía. El volumen final será “La tiranía de la deuda”, desde la Edad Media hasta el presente. Si nos fijamos en Inglaterra y los países en los siglos XII y XIII, el papado trató a los gobiernos reales tal como el FMI trata a los países de hoy. Tuviste las protestas de Mateo Paris y otros historiadores ingleses sobre cómo el pagar el “dinero de San Pedro” a Roma estaba empobreciendo al país. Lo que está sucediendo hoy es parte de una historia milenaria que sucede en todas las épocas. Por lo tanto, quiero tener toda una historia de deuda de antes del siglo XX.

Rees Jeannotte [00:41:30] Profesor Michael Hudson, muchas gracias por acompañarnos.

Michael Hudson [00:41:33] Ha sido muy bueno estar aquí. Gracias por tenerme.

QNavy

Comprendiendo por qué mienten y por qué se salen con la suya

Previous article

Special Restored Republic via a GCR Report as of Feb. 15, 2020

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.