Amérique du Sud

China avanza a través del caos y las amenazas de Estados Unidos

0

por Pepe Escobar, 10.5.20.

Beijing está acelerando su Belt and Road y otros planes que cambian el juego a pesar de Covid-19 y la guerra híbrida de EE. UU.

En medio de la contracción económica más profunda en casi un siglo, el presidente Xi Jinping ya había dejado muy claro, el mes pasado, que China debería estar lista para desafíos extranjeros implacables y sin precedentes.

No se refería solo al posible desacoplamiento de las cadenas de suministro globales y la demonización sin parar de cada proyecto relacionado con las Nuevas Rutas de la Seda, o la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

Un documento interno presuntamente filtrado  , secreto e invisible dentro de China, pero obtenido por alguna fuente oscura conectada con Occidente, incluso declaró, esencialmente, que el juego de la culpa contra China por el virus es como la reacción violenta sobre Tiananmen nuevamente.

Según el documento secreto e invisible, China tendría que “prepararse para la confrontación armada entre las dos potencias mundiales”, una referencia a los Estados Unidos. Es como si se tratara de una estrategia agresiva desplegada por el estado chino en primer lugar, y no en respuesta a la escalada masiva de la guerra híbrida 2.0 por parte del gobierno de los Estados Unidos.

A todos los efectos prácticos, la demonización histérica de China a través de la circunvalación ha superado a la histérica anterior, la demonización de Rusia.

Lo que Beijing solía definir como un “período de oportunidad estratégica” ha terminado. Hubo rumores en los círculos de inteligencia de que el liderazgo del PCCh creía que esta ventana de oportunidad estratégica duraría sin impedimentos hasta la fecha clave, 2049, cuando el “rejuvenecimiento nacional” debería haberse logrado por completo.

Olvídalo. Ahora todo el juego trata sobre la  guerra híbrida 2.0 desplegada por los EE. UU. Para contener la superpotencia emergente, sea lo que sea necesario. Y eso implica que una gran cantidad de planes chinos están siendo turboalimentados.

El primer orden del día es restaurar la productividad de la máquina Made in China. Durante su reciente visita a la provincia de Shaanxi, históricamente crucial para el PCCh, el presidente Xi insistió en ello, junto con una ofensiva contra la pobreza. Había prometido eliminar la pobreza este año.

Significativamente, y en contra de todos los pronósticos occidentales, las exportaciones de China crecieron 3.5% en abril, en comparación con una caída de 6.6% en marzo. Esto destruye totalmente la lógica de desacoplamiento. El gobierno japonés, por ejemplo, está acelerando la  reubicación de fábricas  desde China, a toda prisa. No es una estrategia muy inteligente.

Estas fábricas están abandonando una nación que prácticamente ha erradicado Covid-19. Y si se mudan a Vietnam, bueno, eso también es una economía socialista (con características vietnamitas).

El crecimiento del PIB de China cayó un 6,8% en el primer trimestre de 2020. La recuperación ya está en marcha. Oficialmente, el desempleo era del 5,9% a fines de marzo, sin tener en cuenta a los trabajadores migrantes que volvieron a las grandes ciudades después de pasar la cúspide de Covid-19 en el campo. Hubo proyecciones de desempleo del 20%, que luego se  retrajeron .Estados Unidos denuncia el ferrocarril de alta velocidad de China en Laos. Conectando Yunnan de China con el sudeste asiático

La recuperación será una mezcla de estímulo económico para las empresas, grandes y pequeñas; inversiones en infraestructura; y cupones para muchas de las masas trabajadoras. El   sistema hukou , que vincula los derechos sociales con el lugar de residencia, también será reformado. La fecha clave para ver será el 22 de mayo, durante la sesión aplazada del Congreso Nacional del Pueblo.

Belt & Road en camino

Geopolíticamente, el análisis del grupo de expertos francés CAPS, una subsidiaria del Ministerio de Relaciones Exteriores en París, se ha convertido prácticamente en un mantra en todo Occidente.

CAPS está alarmado de que China se haya vuelto indispensable, mientras cuestiona sus “valores” y su “agenda oculta”. Con la UE totalmente paralizada y demostrando gráficamente su irrelevancia en una miríada de niveles, especialmente en términos de acordar un paquete de rescate efectivo para todos sus miembros, Occidente, en declive, casi bloqueado, está aterrorizado de que China esté en el proceso irreversible de convertirse El poder mundial superior.

Incluso después de sufrir el golpe masivo de Covid-19, Beijing parece tener el control de todas las variables de base en su política económica (instituciones financieras, grandes corporaciones). El PCC se duplicará en el desarrollo de toda la máquina de producción junto con la aplicación generalizada de técnicas de IA.

Lo que parece estar establecido ahora es que China asegurará primero sus propios intereses nacionales, en términos de cadenas de suministro y exportaciones globales. A corto y mediano plazo, habrá un enfoque concentrado en corredores de conectividad terrestre y marítima de New Silk Roads seleccionados,   incluida Health Silk Road .

Incluso con Covid-19, el comercio de China con las naciones de Belt and Road creció un 3,2% en el primer trimestre, no en mal estado, incluso en comparación con el 10,8% para todo 2019.

Según el Ministerio de Comercio, el comercio de Pekín con 56 países de la Franja y la Ruta dispersos por Asia, África,  Europa  y América del Sur representa un 30% muy importante del comercio anual total. Ahora compárelo con la contracción del 13% al 32% en el pronóstico del comercio mundial de la Organización Mundial del Comercio para 2020.

Entonces, incluso si una caída del comercio en el primer trimestre de 2020 fue más que predecible, seguramente repuntará rápidamente, especialmente en relación con el sudeste de Asia, Europa del Este y el mundo árabe.

Belt and Road se enfrenta de manera previsible a innumerables desafíos a corto y mediano plazo, todos vinculados a una conectividad interrumpida: fallas en la cadena de suministro, restricciones generalizadas de viajes y visas, controles fronterizos severos, retrasos en los proyectos debido al aumento de los costos.

Los ejemplos incluyen el tren de alta velocidad Yakarta-Bandung de $ 6 mil millones y 150 km de largo en Indonesia, con expertos técnicos de China que lentamente vuelven a entrar lentamente después de estar ausentes debido a restricciones gubernamentales. A lo largo del Corredor Económico China-Pakistán, la cuarentena obligatoria para los técnicos chinos ha congelado el progreso durante al menos dos meses. Lo mismo se aplica a proyectos en Bangladesh y Sri Lanka.

Según un informe de la Unidad de Inteligencia de The Economist, Covid-19 descarrilará Belt and Road en 2020. Ese puede haber sido el caso solo durante los primeros cuatro meses del año. Incluso bajo Covid-19, Beijing ha firmado acuerdos para nuevos proyectos de Belt and Road en Myanmar, Turquía y Nigeria.

El tren de alta velocidad China-Laos de 414 km de largo, que conecta Yunnan, a través de Vientiane, con Tailandia, Malasia y Singapur, sigue en camino, y su finalización está programada para finales de 2021. La ASEAN, significativamente, ahora es el socio comercial número uno de China , antes de los ahogamientos en crisis de la UE.

Mira yuan digital 

La conclusión clave de todo esto es que la compleja macroestrategia del PCCh no se verá afectada. Eso implica que China seguirá siendo el principal motor de la economía global, con o sin desacoplamiento, y con Belt and Road en el centro de la estrategia de política macro exterior de China, junto con un sólido impulso hacia el multilateralismo.

Tanto como vastas franjas de la economía mundial, especialmente en todo el Sur Global, no muestran ninguna intención de desacoplarse de China, Beijing tendrá que estar lista para contraatacar la guerra híbrida de espectro completo de Washington en todos los frentes: geoeconómico, cibernético, biológico psicológica

Como  Kishore Mahbubani  detalló en su último libro, eso no significa que China tendrá la intención, y la capacidad, de convertirse en un nuevo gendarme del mundo. Ciertamente cargará turbo su poder económico y financiero, como en la implementación cuidadosa del yuan digital posiblemente respaldado por oro  .

Y luego está el cambiador de juego en constante evolución responsable de las noches de insomnio del establecimiento estadounidense: la asociación estratégica Rusia-China.

Hace dos semanas, un desarrollo geopolítico inmensamente importante fue virtualmente enterrado por la corona-histeria.

Moscú es muy consciente de que Washington está  desplegando sistemas de defensa antimisiles  muy cerca de las fronteras de Rusia, con el potencial de lanzar un primer ataque nuclear. Beijing sigue este desarrollo con alarma.

El hecho de que Moscú lo sepa es solo parte de la historia: el punto clave es que Rusia confía en que las armas sofisticadas como el Sarmat y el Avangard se encargarán de ello.

Más complejo es el tema de los laboratorios de armas biológicas del Pentágono en la antigua URSS, un tema que también sigue de cerca Beijing. Moscú ha identificado un laboratorio cerca de Tblisi en Georgia, y 11 de ellos en Ucrania. Y en 2014, cuando Crimea se reunió con Rusia, los científicos también encontraron un laboratorio en Simferopol.

Toda esta información, armas nucleares y biológicas, como me confirmaron las fuentes de inteligencia, se intercambia al más alto nivel de la asociación estratégica Rusia-China.

El próximo gran movimiento en el tablero de ajedrez geopolítico apunta a la asociación que negocia sus relaciones bilaterales con los Estados Unidos como equipo.

Nada podría ser más racional, teniendo en cuenta que se consideran las dos principales “amenazas” para los EE. UU., Según la Estrategia de Seguridad Nacional.

Hable sobre un cambio de paradigma importante.

Traduccion: La Cosa Aquella

QNavy

Patriots Storm Twitter with 2 Million Obama Tweets!

Previous article

Discurso del Presidente Putin en el 75avo Día de la Victoria

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.