Amérique du Sud

SP — LARRY ROMANOFF — La campaña de ira contra China — August 6, 2020

0

La campaña de ira contra China

Larry Romanoff – 6 de Agosto de 2020

ENGLISH  ESPAÑOL

Introducción

No debería ser un secreto, aunque todavía parece serlo, que ninguna de las dos Guerras Mundiales fueron iniciadas (ni deseadas) por Alemania, sino que fueron la creación de un grupo de judíos sionistas europeos con la intención declarada de la destrucción total de Alemania.[1][2][3][4][5][6][7] Sin embargo, esa tesis no es el propósito de este ensayo y no me extenderé en él aquí, pero el contenido debería demostrar al lector medio que la Primera Guerra Mundial ciertamente se ajusta a esta descripción. El propósito principal de este ensayo es demostrar no sólo que “la historia se repite”, sino que la historia que se repite hoy en día es una preparación masiva de los pueblos del mundo occidental (pero sobre todo de los americanos) para la Tercera Guerra Mundial, que creo que ahora es inminente.

En 1940, estos sionistas europeos y propietarios de medios de comunicación (que se escondían detrás de la escenografía del gobierno del Reino Unido) iniciaron lo que llamaron una “campaña de ira” con el propósito declarado de “inculcar el odio personal contra el pueblo alemán y Alemania”, los partidos relacionados se alegraron de que el 6% original de la población británica que “odiaba a Alemania” aumentara hasta más del 50% al final de la campaña, y no se detuvo ahí. Las ondas de radio estaban llenas de descripciones de la “crueldad y la negrura del alma alemana”[8]. Había artículos en los periódicos británicos que abogaban por el “exterminio sistemático de toda la nación alemana”, que se llevaría a cabo tras el fin de la guerra. Así pues, después de la victoria sobre Alemania, cada persona de extracción alemana sería ejecutada y la nación de Alemania desaparecería para siempre. Esas ejecuciones comenzaron en realidad -los Campos de la Muerte de Eisenhower-, seguidos por el Plan Morgenthau, aunque finalmente fracasaron. Los métodos de “inculcar el odio personal” a Alemania fueron quizás demasiado exitosos. La histeria anti-alemana se volvió tan severa que el Rey Jorge V tuvo que cambiar su nombre alemán de “Saxe-Coburg” por “Windsor”, y renunciar a todos sus títulos alemanes.

QNavy

Restored Republic via a GCR as of Aug. 10, 2020

Previous article

Cabal High Alert || Rinus Verhagen

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.