Amérique du Sud

El Golfo y la mano oscura de las mentiras contra Irán

0

por Luis Beaton. En Al Mayadeen en castellano

foto: EFE

Los informes sobre los ataques a los buques se produjeron después que Estados Unidos enviara una advertencia de que “Irán o sus representantes” podrían estar apuntando a los barcos en la región a medida que aumentan las tensiones entre Washington y Teherán. Gran previsión la de los “halcones” de la guerra.

Una sombra se esparce sobre el Golfo Pérsico con el previsible objetivo de arrastrar a los países de la región a una guerra con la falsa bandera de la seguridad petrolera y mentiras dirigida a socavar la independencia de Irán

Las bombas deben volar contra Irán porque la reelección del presidente Donald Trump en 2020 está en juego y las investigaciones que lo rodean no parecen buenas para la administración, así se expresan algunos en las redes sociales a la luz de recientes incidentes que involucran a naves petroleras sauditas.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, advirtió ya contra cualquier “conspiración orquestada por malhechores”, tras los que se escondería la mano de Washington empeñada en destruir al pueblo iraní porque plantó batalla para defenderse.

Las autoridades de Teherán advirtieron contra “los complots para perturbar la seguridad regional”, después que Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos dijeron que cuatro buques petroleros fueron objeto de ataques el domingo en un puerto emiratí, elevando la tensión en la zona.

Mousavi llamó a sus vecinos a “la vigilancia de los estados regionales frente a cualquier aventura de elementos extranjeros” y demandó que se aclaren “las dimensiones exactas” del incidente en el mar de Omán.

Mientras, el emirato de Fujairah llama a la comunidad internacional a asumir las responsabilidades para evitar tales acciones por parte de quienes intentan socavar la seguridad del tráfico marítimo, sin citar a ninguna parte en concreto, pero para nadie es un secreto que la mano estadounidense se mueve para culpar a Irán.

Ni Riad ni Abu Dabi han acusado directamente a Teherán, pero el incidente se produce en un momento de repunte de la tensión de Estados Unidos con Irán en el golfo Pérsico.

Luego del desconocimiento de la Casa Blanca del tratado nuclear con los iraníes y tras retomar sanciones contra ese país, incluso en contra de la opinión de sus aliados, los estadounidenses enviaron al Golfo Pérsico el buque de asalto anfibio USS Arlington, misiles Patriot, el portaaviones USS Abraham Lincoln y bombarderos B-52.

En referencia a los incidentes en territorios vecinos, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán manifestó preocupación y dijo que deben ser investigados, según reza un comunicado.

“Lo que pasó con varios buques en el golfo de Omán es lamentable y preocupante a la vez, crea inconvenientes para nosotros y demandamos que este incidente sea investigado”, dice el comunicado.

Algunos análisis de prensa aseguran que una mano conocida está detrás de los “actos de sabotaje” en la zona del puerto del emirato de Fujairah, uno de los siete que integran desde 1971 los Emiratos Árabes Unidos con su cerca de mil 150 kilómetros cuadrado y alrededor de 130 mil habitantes y que es gobernado por el cheikh Hamad bin Mohamed Al Sharqi.

Para algunos observadores es evidente que la Casa Blanca busca una justificación para una guerra que más que a ellos afectará a los países árabes petroleros, dígase Arabia Saudita, Irán, Irak, Qatar, entre otros.

Al respecto, el general de división Hossein Salami, jefe del Cerpo de Guardianes de Irán, dijo el domingo al parlamento de su país í que Washington había iniciado una “guerra psicológica”, algo posible dentro de una estrategia para ahogar a la nación persa.

Lo cierto es que existe una “amenaza” e “incitación” por parte de Estados Unidos y una “ligereza” saudita-emiratí a la hora de tratar con Irán y la creciente tensión entre Washington y Teherán.

Los informes sobre los ataques a los buques se produjeron después que Estados Unidos enviara una advertencia de que “Irán o sus representantes” podrían estar apuntando a los barcos en la región a medida que aumentan las tensiones entre Washington y Teherán. Gran previsión la de los “halcones” de la guerra.

Después que Arabia Saudita anunció los ataques hoy lunes, los funcionarios iraníes solicitaron una aclaración sobre el alcance del incidente.

Ni Riad ni Abu Dabi acusan directamente a Teherán, pero el incidente se produce en un momento de un repunte de la tensión con Irán en el golfo Pérsico, gracias a la política estadounidense.

Sin embargo, las explosiones de los barcos en al-Fujairah, aunque no se sabe quien está detrás de dichos atentados, se pueden sacar algunas conclusiones que podrían ser en sí unos mensajes.

Constatamos que el blanco de las explosiones fueron barcos petroleros gigantes en un puerto “protegido” y altamente “blindado” en el que se encuentran “tropas” de Estados Unidos y de Francia. Entonces, el hecho de que los protagonistas hayan tenido “acceso” al puerto y “hayan ejecutado” lo que han hecho es un “mensaje de seguridad muy profesional”.

Asimismo, la parte que está detrás de los atentados, “ha evitado causar” cualquier “baja humana”. Podía haber causado víctimas civiles y no civiles si lo hubiese deseado. Pero no lo ha querido hacer.

También pudo haber provocado el estallido de las cisternas y causado incendios inmensos, y quemarlo todo … Pero tampoco lo hizo … porque su objetivo es enviar mensajes y no encender una guerra.

Las autoridades iraníes amenazan con bloquear el estratégico estrecho de Ormuz, si las sanciones impuestas por la Casa Blanca tras retirarse del acuerdo nuclear de 2015 impiden sus exportaciones de petróleo, vitales para la economía del país.

Pero, ahora, “la escalada” puede ser la señal que busca el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, para sugerir a su presidente medidas militares en la región, las cuales llevarán a ese país a un atolladero.

Hasta ahora, países como Egipto condenan el sabotaje a las cuatro embarcaciones cerca de las aguas territoriales de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), pero todos se abstienen de identificar a los culpables, que se mantienen en la sombra oscura donde se ocultan los malhechores.

¿Tendrá algo que ver Estados Unidos en estas acciones?, ¿a quién beneficia esta escalada en las tensiones? Muchas miradas se posan en la Casa Blanca.

El tema arancelario

Previous article

SpyGate worse than Watergate

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.