Amérique du Sud

Nasralá: las tensiones en la región y hostilidad contra Irán están vinculadas al “acuerdo del siglo”

0

por Sayyed Hassan Nasralá, secretario general de Hezbolá. En Al Manar en castellano

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, dijo que “la
causa palestina se enfrenta ahora a uno de los intentos más peligrosos
para liquidarla”, subrayando que “este año, el Día de Al Quds llevará
como lema: “La oposición al “acuerdo del siglo”.

Hablando en un
discurso televisado con motivo de la celebración del Día Nacional de la
Liberación del Líbano de la ocupación israelí en el año 2000, el
secretario general de Hezbolá dijo que “la Liberación de 2000 fue el
resultado de grandes sacrificios que involucraron a todas las facciones
de la resistencia y a los ejércitos libanés y sirio”.

He aquí los principales puntos de su discurso:

Os
felicito a todos por este aniversario, este día y esta fiesta. Este día
es uno de los días de Al-lah porque Su misericordia y Su Bendición se
han traducido en la victoria de la resistencia de nuestro pueblo y
porque Su Venganza y Su Cólera golpearon a los sionistas, que mataban,
humillaban y maltrataban al pueblo libanés.

Este año no habíamos
organizado ceremonias para tal ocasión porque estamos en el mes de
Ramadán y, así pues, nos hemos contentado con realizar algunas
celebraciones para dar prioridad a la celebración del Día de Al Quds.

En
efecto, para este día, organizaremos una celebración pública en el
último viernes del mes de Ramadán en el Suburbio del Sur de Beirut.
Invito a todo el mundo a una concentración masiva, puesto que esta
celebración reviste una gran importancia teniendo en cuenta las
circunstancias regionales e internacionales.

Todos hemos escuchado a los responsables de EEUU anunciar el “acuerdo del siglo”, pero el primer paso en este “acuerdo” es la celebración de la Conferencia Económica de Bahrein. Otros pasos seguirán. Incumbe a todos los interesados en la cuestión palestina asumir su responsabilidad histórica frente a este “acuerdo”, destinado a eliminar la causa palestina.

En este caso, los palestinos expresaron una posición unánime y firme, rechazando la celebración de esta conferencia, negándose a participar en ella y pidiendo un boicot contra la misma. Esta es una posición auténtica, una posición decisiva, porque proviene de los palestinos, la gente de esta causa.

También debemos rendir homenaje a la posición de los clérigos de Bahrein, el pueblo de Bahrein y las fuerzas políticas de Bahrein, que han rechazado que su país sea la tierra que albergue la primera etapa del “acuerdo del siglo” para liquidar la causa palestina.

Con respecto a Palestina, el “acuerdo del siglo”, los
desarrollos en la región, especialmente la tensión entre EEUU e Irán y
la posición de Hezbolá sobre estos hechos, hablaremos con más detalle en
el Día de Al Quds.

Porque lo que está sucediendo en el Golfo
Pérsico y la hostilidad a la que Irán se enfrenta están relacionados con
el “acuerdo del siglo”.

Hoy, hablaré sobre el “acuerdo del siglo” y su conexión con los acontecimientos en el Líbano y el problema de Siria.

Hoy, vivimos un día histórico y significativo para el Líbano, la región y el actual conflicto árabe-israelí, porque lo que ocurrió en el año 2000 tuvo un impacto militar, político y cultural muy importante y también para el equilibrio de poder y el conflicto de nuestra región.

También es nuestro deber mencionar el papel de Siria e Irán a nuestro lado desde 1982 hasta el año 2000. Ellos han sido y siguen siendo socios en esta victoria.

Una de las consecuencias más importantes de esta victoria, que no cesa de enraizarse a través del tiempo y el espacio, es que impuso una nueva ecuación de fuerza en el Líbano.

En el año 2000, frente a la derrota israelí, quedó claro que había una fuerza en el Líbano que obligó a “Israel” a retirarse sin ninguna ganancia o condición. La salida de las fuerzas de ocupación israelíes fue humillante.

A pesar de los intentos de censura, el mundo entero se dio cuenta después de unos días de que era una derrota total del enemigo israelí y un claro triunfo para el Líbano, el pueblo libanés, la Resistencia y el Ejército, así como para todos aquellos que contribuyeron a este éxito y esta victoria.

Desde entonces, el Líbano ya no se percibe como el eslabón más débil del conflicto árabe-israelí. Ahora se percibe como una fuente de poder real que el enemigo israelí ha designado como una amenaza estratégica o central. Además, aquellos que observan a los israelíes pueden ver que el enemigo cree seriamente que existe en el Líbano una fuerza real que amenaza la existencia de esta entidad.

Este cambio tuvo lugar después del año 2000 y se consagró tras la victoria de 2006. Hoy, “Israel” afirma que Hezbolá es una amenaza estratégica o una amenaza central, pero deseo presentar esta “amenaza” en términos positivos sabiendo que los israelíes quieren incitar el mundo contra nosotros al emplear el término “amenaza”. Lo que el enemigo designa como “amenaza”, nosotros lo llamamos fuerza de defensa o fuerza de disuasión o de seguridad.

En otras palabras, Hezbolá es parte de esta fuerza que consiste en evitar que el enemigo alcance sus objetivos o sus ambiciones. Esta fuerza, que el enemigo reconoce y trata de eliminar, es importante para el Líbano. Debemos ser conscientes de que ella permite la preservación del Líbano y debemos trabajar para conservarla. Esta es la ecuación de oro de Ejército, Pueblo y Resistencia.

Sin la resistencia, Trump habría ofrecido el Sur del Líbano a Israel

Sin
la resistencia y la liberación del año 2000, el presidente de EEUU,
Donald Trump, estaría ofreciendo ahora el Sur del Líbano o parte de él a
“Israel”, como lo hizo con los territorios palestinos o los Altos del
Golán.

Esta fuerza resistente es una parte integral del poder disuasivo libanés, por lo que debe preservarse por todos los medios, especialmente cuando es atacada por enemigos que trabajan solo por su interés.

Como libaneses, nos interesa ser fuertes y esta es la verdadera garantía del Líbano en este mundo que no respeta el derecho internacional, un mundo que solo tiene espacio para la arrogancia de los estadounidenses o para los que defienden sus derechos.

Debemos conocer, como libaneses, la importancia de la disuasión libanesa para preservar la seguridad, los recursos, el presente y el futuro del Líbano, y debemos trabajar para mantener esta fuerza.

En este orden de cosas, reafirmamos nuestro compromiso con la liberación de todo el territorio libanés todavía ocupado por los israelíes: las Granjas de Shebaa, las colinas de Kafarshuba y la parte libanesa de la ciudad de Gayar. Y así, reafirmamos nuestro derecho natural a resistir y tomaremos todas las medidas necesarias para restablecer la soberanía del Líbano sobre el resto de los territorios libaneses aún ocupados.

La declaración del presidente Michel Aoun sobre este tema de este viernes fue fuerte y decisiva. Igualmente lo fue la declaración del Ejército libanés, que anunció su firme compromiso con la liberación del resto de los territorios libaneses ocupados.

Con respecto a la demarcación de la frontera marítima, la Resistencia apoya la posición del Estado.

Uno de los puntos fuertes en este tema es que todos los responsables libaneses están de acuerdo con la Resistencia en el apoyo a la posición del Estado y están a su lado. Todos los libaneses confían en el compromiso de los líderes de hacer respetar todas las fronteras terrestres y marítimas y sus recursos naturales. Esperan que que los dirigentes políticos asuman su responsabilidad histórica en este asunto.

En este tema, el Líbano se basa en dos puntos clave: la ley y la fuerza. Y, por lo tanto, debemos permanecer comprometidos en la defensa de nuestros derechos y ser optimistas sobre la posibilidad de lograr una gran victoria.

Hay que decir que la Conferencia Económica de Bahrein podría abrir la puerta a la naturalización de los refugiados palestinos en el Líbano y otros países. En otras palabras, poner fin al derecho de retorno de los palestinos. Pero, afortunadamente, todos los libaneses son unánimes en esta cuestión. No hay ninguna posibilidad de llevar a cabo una naturalización ni a nivel constitucional ni a nivel político ni a ningún otro nivel. Este es una opinión común compartida con nuestros hermanos palestinos, que insisten en el derecho de retorno.

Hoy, estamos en una etapa en la que no podemos decir simplemente que estamos en contra de la naturalización, ya que se acerca el peligro. Llamamos a una reunión entre los responsables libaneses y los palestinos con el fin de elaborar un plan para hacer frente a la amenaza del plan de naturalización. Debemos estar alerta. Las declaraciones no son suficientes. Es preciso establecer un plan común para enfrentarnos a la amenaza de la naturalización.

Los países del Golfo Pérsico y los occidentales impiden el regreso de los desplazados sirios a su país

Sobre el tema de los sirios desplazados, todos en el Líbano están convencidos de la necesidad de devolverlos a su país, pero no estamos de acuerdo con el método. La verdadera razón de este desacuerdo, en realidad, está vinculada a las elecciones presidenciales en Siria, porque el mandato actual del presidente sirio Bashar al Assad finaliza el año que viene, en 2020 o 2021.

Los occidentales insisten en que los desplazados no regresen a su país antes de las elecciones presidenciales sirias.

El presidente Assad me aseguró que apoya el regreso de todos a Siria y que está listo para brindar todas las facilidades para ello, pero el obstáculo es político.

Y la pregunta que se impone al Estado libanés es: ¿Debe estar limitado por este obstáculo político solo porque EEUU, Occidente y algunos países del Golfo Pérsico lo quieran?

Lo que está sucediendo en el Líbano son intentos de impedir el regreso de las personas desplazadas por medio de amenazas o sobornos. Las denuncias de asesinatos de sirios desplazados que regresan a su país son falsas y pretenden intimidar a los desplazados.

El gobierno está considerando llevar a cabo una seria discusión sobre este tema después de que sea aprobado el presupuesto.

La lucha contra la corrupción y el presupuesto

Hemos estado entre los partidos involucrados en el proceso de lucha contra la corrupción desde las elecciones parlamentarias, lo que requiere paciencia, medios y la apertura de expedientes. Cada batalla tiene su propia información y medios.

La lucha contra la corrupción es más difícil que la batalla por la Liberación del Sur, llevará tiempo y requiere la cooperación de todos. La batalla de la resistencia puede incluir a una o dos facciones. Pero en la lucha contra la corrupción, eso no es suficiente. Necesitamos una resistencia nacional. Y seremos una parte esencial en esta confrontación.

En el último período, Hezbolá ha ayudado a crear un clima nacional proclive a combatir la corrupción y el despilfarro financiero hasta el punto de convertirlo en uno de los temas centrales a nivel nacional, en el que muchas personas están ahora interesadas y que reivindican. Es una hazaña haber convertido este tema en una prioridad nacional.

Algunos dossiers se han pospuesto hasta que se complete el presupuesto. Los sometemos a la judicatura. Podemos hablar de ello quizás en los medios de comunicación. Algunas propuestas han sido preparadas por el grupo parlamentario Lealtad a la Resistencia. Algunas han sido presentadas y otras están en una fase de discusión con los aliados. Otras propuestas fueron hechas por algunos otros bloques parlamentarios y decidimos apoyarlas porque es el resultado lo que cuenta y no quien propone las soluciones.

A nivel de los ministerios de los que son responsables nuestros hermanos, les dijimos que el objetivo principal es luchar contra la corrupción. Según nuestra información, no hay corrupción ni despilfarro en los Ministerios de Salud y Juventud y Deportes. Pero si alguien tiene información o datos fidedignos relacionados con los Ministerios de Salud o Juventud y Deportes puede y debe presentarlos.

Hacemos un llamamiento al resto de las fuerzas para que asuman esta responsabilidad por cada ministerio del cual sean responsables.

La
discusión del presupuesto durante el último período ha sido nuestra
prioridad porque es una forma muy importante de combatir la corrupción y
evitar el despilfarro financiero.

Desde los primeros días, hemos abordado este tema con seriedad. Aconsejamos que el debate se produzca dentro del Consejo de Ministros, lejos de los medios de comunicación, y desde el comienzo de la discusión hasta hoy seguimos comprometidos con este silencio con respecto a los debates en el Consejo de Ministros y, si es necesario, aclarar nuestra posición una vez que finalice el tema del presupuesto, estamos listos para hacerlo.

No bloquearemos la publicación del presupuesto, aunque rechazamos algunos de sus puntos porque afectan a ciudadanos libaneses con ingresos limitados. En la Cámara de Representantes habrá una oportunidad para debatir y modificar el presupuesto.

El presupuesto contempla impuestos y tarifas para grupos desfavorecidos y de bajos ingresos. En el debate en la Cámara de Representantes no tenemos la intención de respetar el silencio de los medios de comunicación con el que estamos comprometidos como miembros del gobierno. Esperamos que el presupuesto vaya pronto al Parlamento, y el presidente Nabih Berri prometió trabajar para lograr su aprobación en los plazos más cortos.

Después de la aprobación del presupuesto, el debate debe continuar sobre las reformas.

QNavy

Nunes’ questions cause May to RESIGN???

Previous article

Cómo acabar con Rusia, según la ‎Rand Corporation

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.