Amérique du Sud

Conversación con Hudson sobre Historia Antigua: El oráculo de Delfos fue su Davos (parte 2)

0

por John Siman. Posteado por Yves Smith en Naked Capitalism. También en el blog de Michael Hudson. Traducción de Leonardo Del Grosso para Comunidad Saker Latinoamérica

El renombrado economista e investigador de historia de la finanzas, Michel Hudson, nos brinda la segunta parte (de cuatro) de su entrevista sobre su próximo libro “el colapso de la Antigüedad”, dando definiciones que son totalmente vigentes hoy. (enlace a parte 1)

John Siman: ¿Podrías definir a qué te refieres con una economía mixta?

Michael Hudson: Hay muchos grados de cuán “mixta” será una economía -es decir, en la práctica, qué tan activo será su sector gubernamental en la regulación de los mercados, los precios y el crédito, y en la inversión en infraestructura pública.
Hace un siglo, en la Era Progresista del siglo XX una “economía mixta” significaba mantener los monopolios naturales en el sector público: transporte, correos, educación, atención médica, etc. El objetivo era salvar a la economía de la renta monopólica mediante una propiedad pública directa o una regulación gubernamental para evitar el aumento de precios por parte de los monopolios.
El tipo de “economía mixta” concebido por Adam Smith, John Stuart Mill y otros economistas clásicos de libre mercado del siglo XIX apuntaba a salvar a la economía de la renta de la tierra pagada a la clase de terratenientes hereditarios de Europa. O el gobierno cobraría impuestos a la renta de la tierra, o la nacionalizaría mediante sacar la tierra de las manos de los propietarios. La idea era liberar a los mercados de la renta económica (“ingresos no ganados”) en general, incluidas las rentas monopólicas, y también subsidiar las necesidades básicas para crear una economía nacional competitiva en precios.
Mucho antes de eso, en la Edad del Bronce, que describo en
…y perdónales sus deudas, el palacio revirtió la acumulación de deudas personales y agrarias anulándolas de manera más o menos regular. Esto liberó a la economía del crecimiento excesivo de la deuda que tendía a acumularse crónicamente a partir de la dinámica matemática del interés compuesto, y de las malas cosechas u otros fenómenos normales del “mercado”.
En todos estos casos, se diseñó una economía mixta para mantener la estabilidad y evitar la explotación que de otro modo conduciría a la polarización económica.

JS: ¿Entonces una economía mixta sigue siendo una economía de mercado?

MH: si. Todos estos grados de “economía mixta” eran economías de mercado. Pero sus mercados estaban regulados y subordinados a objetivos sociales y políticos más amplios que a la búsqueda personal de rentas o ganancias de los acreedores. Su filosofía económica era a largo plazo, no a corto plazo, y tenía como objetivo evitar el desequilibrio económico de la deuda y el monopolio de la tierra.
La “economía mixta” de hoy en día generalmente significa un sector público activo que realiza inversiones en infraestructura y controla el dinero y el crédito, y da forma al contexto de las leyes dentro de las cuales opera la economía. Esto se entiende mejor al contrastarlo con lo que los neoliberales llaman una economía “pura” o “de mercado” -incluido lo que la administración Trump acusa a China cuando propone aranceles compensatorios para dar forma al mercado estadounidense e internacional de una manera que favorezca a las corporaciones y bancos estadounidenses.
Por lo tanto, es necesario borrar la lista terminológica antes de entrar en más detalles. Toda economía es una “economía de mercado” de un tipo u otro. Lo que está en cuestión es cuán importante será el papel que jugarán los gobiernos -específicamente cuánto regulará, cuánto gravará impuestos, cuánto invertirá directamente en la infraestructura de la economía y otros medios de producción o cuánto actuará como acreedor y regulador del sistema monetario y bancario.

JS: ¿Qué podemos aprender de las economías mixtas del antiguo Cercano Oriente? ¿Por qué fueron tan prósperas y también estables durante tanto tiempo?

MH: Las economías mixtas de la Edad del Bronce de Sumer, Babilonia, Egipto y sus vecinos del Cercano Oriente estaban sujetas a la “realeza divina”, es decir, la capacidad de los reyes de intervenir para seguir restaurando una economía libre de deudas personales y rurales, a fin de mantener una situación en la que la ciudadanía de la tierra podía servir en el ejército, proporcionar mano de obra para crear infraestructura básica y pagar tarifas o impuestos al palacio y los templos.
Los gobernantes mesopotámicos proclamaron Pizarras Limpias para seguir restaurando un
status quo ante idealizado de trabajo libre (libre de servidumbre por deudas). Los gobernantes babilónicos tenían una visión más realista de la economía que los economistas convencionales de hoy. Reconocieron que las economías tendían a polarizarse entre deudores y acreedores ricos si no se anulan lo que hoy se llaman “fuerzas del mercado” -especialmente las “fuerzas del mercado” de la deuda, de la libertad personal o la servidumbre, y la renta de la tierra. La tarea de los gobernantes de la Edad de Bronce en su tipo de economía mixta era actuar desde “arriba” del mercado para evitar que los acreedores redujeran a los súbditos del rey (que eran su fuerza de defensa militar) a la esclavitud mediante la apropiación de sus derechos de tenencia de la tierra. Al proteger a los deudores, los gobernantes fuertes también evitaron que los acreedores se convirtieran en un poder oligárquico en oposición a esos mismos gobernantes.

JS: ¿Qué tipo de teorías económicas y modelos económicos están tratando de desplegar los críticos de las economías mixtas?

MH: Los opositores de una economía mixta han desarrollado una “teoría del equilibrio” que dice demostrar que los mercados llegan a un equilibrio natural, justo y estable sin ninguna “interferencia” del gobierno. Su promesa es que si los gobiernos se abstienen de regular los precios y el crédito, de invertir y de proporcionar servicios públicos, las economías se asentarán naturalmente en un nivel altamente eficiente. Este nivel será estable, a menos que sea “desestabilizado” por la “interferencia” del gobierno. En lugar de ver la inversión pública como salvar a la economía de la renta monopólica y el yugo de la deuda, el gobierno mismo se describe como un “buscador de rentas” explotando y empobreciendo la economía.

JS: ¿ Pero es legítima este tipo de teoría económica, o simplemente un camuflaje de sonido libertario para el pillaje neoliberal?

MH: Es doble pensamiento orwelliano. La teoría neoliberal de hoy justifica que las oligarquías se liberen del control público para apropiarse del excedente económico mediente el endeudamiento de las economías para colar el excedente económico como interés y luego ejecutar las posesiones personales y la propiedad pública, derrocando las “economías mixtas” para crear una “oligarquía pura”. Su idea de un mercado libre es que es libre para acreedores y monopolistas para negar la libertad económica al resto de la población. La extensión política de este enfoque en la antigüedad fue destronar a reyes y regímenes cívicos, concentrar el poder en manos de una clase cada vez más depredadora que reducía la economía a la servidumbre, empobreciéndola y, en última instancia, permitiendo que sea conquistada por extraños. Eso es lo que le sucedió a Roma en la Antigüedad Tardía.
Los defensores de un gobierno fuerte tienen un modelo matemático diametralmente opuesto. Desde la Edad del Bronce, ellos identificaron que la tendencia “natural” de las economías es polarizar entre una clase de acreedores ricos y propietarios de tierras, y el resto de la sociedad. Los gobernantes de la Edad de Bronce reconocieron que las deudas tienden a crecer más rápido que la capacidad de pago (es decir, más rápido que la economía). Los gobernantes de Babilonia reconocieron que si los gobernantes no intervienen para cancelar las deudas personales (principalmente las deudas agrarias de los agricultores) cuando los cultivos fracasan, cuando interfieren las acciones militares, o simplemente cuando las deudas se acumulan con el tiempo, los acreedores terminarían tomando el excedente de las cosechas e incluso los servicios de trabajo de los deudores como intereses, y finalmente la ejecución hipotecaria de la tierra. Esto habría privado de la tierra y las contribuciones laborales
a la economía de la realeza. Y al enriquecer una clase independiente de acreedores (en su camino de convertirse en grandes terratenientes) fuera del palacio, la riqueza financiera se expresaría en poder económico e incluso militar. Una incipiente oligarquía financiera y terrateniente organizaría su propia campaña militar y política para destronar a los gobernantes y desmantelar la economía mixta, del palacio/privada, para crear una bajo la propiedad y el control de las oligarquías.
El resultado en la antigüedad clásica fue la polarización económica que condujo a la austeridad y la esclavitud, atascando a la economía en la parálisis. Esa es la tendencia económica en economías “no mezcladas”, donde el sector público se privatiza y se desmantela la regulación económica. La tierra y el crédito fueron monopolizados y los pequeños propietarios se convirtieron en clientes dependientes y finalmente fueron reemplazados por esclavos.
Las economías mixtas de fines del siglo XIX tenían como objetivo minimizar los precios de mercado de bienes inmuebles y monopólicos, y del crédito. El objetivo económico era minimizar el costo de vida y hacer negocios para que las economías sean más productivas. Esto se llamó “socialismo” como la consecuencia natural del capitalismo industrial protegiéndose de los legados más pesados ​​del feudalismo: una clase terrateniente ausente y una clase bancaria cuyo crédito no era productivo sino depredador.

JS: Entonces las economías mixtas requieren gobiernos fuertes y finalmente buenos.

MH: Cualquier economía “mixta” tiene alguna teoría económica básica de cuál es el papel apropiado del gobierno. Como mínimo, como en el siglo XX, esto incluía la limitación de las rentas monopólicas. La reacción neoclásica (es decir, anticlásica) fue la de formular una teoría eufemística de la “demanda” del consumidor -como si los consumidores estadounidenses “demandaran” pagar altos precios por los remedios y la atención médica. Del mismo modo, en el caso de los precios de la vivienda para inquilinos o, para viviendas habitadas por sus propietarios, los cargos hipotecarios: ¿Realmente los inquilinos y compradores de viviendas “demandan” pagar alquileres cada vez más altos e hipotecas cada vez más altas? ¿O se ven obligados a pagar por necesidad, pagando lo que exijan sus proveedores (por ej., como en el caso donde es “su dinero o su vida/salud”).
Entonces, para responder a su pregunta, una economía mixta es aquella en la que los gobiernos y la sociedad en general se dan cuenta de que las economías deben ser reguladas y que los monopolios (encabezados por el crédito y la propiedad de la tierra) deben mantenerse fuera del control de los codiciosos rentistas para mantener la economía libre y eficiente.

JS: ¿Ha habido alguna vez una sociedad civil que haya implementado efectivamente una economía mixta desde, por ejemplo, 500 A.C.?

MH: Todas las economías exitosas han sido economías mixtas. Y cuanto más “mixtas” son, más exitosas, estables y duraderas han sido como resultado de sus controles y equilibrios mutuos públicos/privados.
Estados Unidos era una economía mixta a fines del siglo XIX. Se convirtió en la economía industrial más exitosa del mundo porque no tenía una clase de señores terratenientes ausente como Europa (excepto por el pulpo ferroviario), y promulgó aranceles proteccionistas para dotar a una clase manufacturera nacional de la capacidad de alcanzar y superar a Inglaterra.

JS: ¿Otros países?

MH: Alemania comenzó a ser una economía mixta en las décadas previas a la Primera Guerra Mundial. Pero tenía un rey con menalidad retrasada a quien no sabían cómo restringir, dada su fe cultural en la realeza. Por supuesto, China es la economía mixta reciente más exitosa.

JS: ¿No es bastante brutal en China para la mayoría de la población?

MH: La mayoría de la población no lo encuentra brutal allí. Fue brutal bajo el colonialismo y más tarde aún, bajo la Revolución Cultural de Mao. Pero ahora, la mayoría de la gente en China parece querer hacerse rica. Es por eso que está teniendo un período de consolidación intentando deshacerse de la corrupción local, especialmente en las áreas rurales. Estás viendo un período de consolidación que requiere tomar medidas drásticas contra muchas personas que tuvieron éxito a través de operaciones sospechosas.

JS: Entonces, ¿Cómo describirías una sociedad ideal sin una “realeza divina” estilo Hammurabi? ¿Una economía mixta ideal?

MH: El sistema de crédito sería público. De esa forma, los bancos públicos podrían crear crédito para fines socialmente productivos -y podrían cancelar el sobreendeudamiento ocasional sin provocar que los acreedores privados pierdan y protesten. El sector público también sería propietario y operaría los monopolios de infraestructura natural. Ese fue el principio básico de la economía clásica desde Adam Smith hasta Marx, incluso para antiguos libertarios como Henry George. Todos en el siglo XIX esperaban una economía mixta con gobiernos que desempeñaran un papel cada vez mayor, reemplazando a los propietarios, banqueros y monopolistas no residentes con la recaudación pública de la renta económica, el control público del sistema de crédito y la provisión de las necesidades básicas.

JS: ¿Cuán extenso debe ser el sector público?

MH: Un sector público clásico incluiría los monopolios naturales que de otro modo se involucrarían en el socavamiento de los precios, especialmente el sistema de crédito y bancario. Estos sectores deben ser de carácter público. Por un lado, solo un banco público puede descontar las deudas, como las deudas de los estudiantes de hoy, sin lastimar a una clase financiera oligárquica independiente. Si las deudas estudiantiles y las deudas hipotecarias fueran con los bancos públicos, podrían cancelarse de acuerdo con la capacidad razonable de pago. Además, los bancos públicos no otorgarían préstamos hipotecarios basura a los prestatarios NINJA (acrónimo de “No Income, No Job or Assets”), como hacen Citibank y los otros bancos corruptos. Un banco público no haría préstamos corporativos depredadores y de toma de control de empresas, ni financiaría juegos derivados ni especularía en ellos.
Sobre todo, cuando la sobrecarga de la deuda se vuelve demasiado grande -cuando una gran corporación que es esencial para la economía no puede pagar sus deudas- los bancos públicos pueden cancelar la deuda para que la empresa no se vea obligada a la bancarrota y se venda a un fondo buitre estadounidense u otro fondo buitre. La empresa puede mantenerse funcionando. En China, el gobierno proporciona este servicio esencial de los bancos públicos.
La preocupación pública clave a lo largo de la historia ha sido evitar que la deuda paralice a la sociedad. Ese objetivo es lo que los gobernantes babilonios y otros del Cercano Oriente del tercer milenio y del segundo milenio reconocieron bastante claramente, con sus modelos matemáticos. Para crear una sociedad ideal usted necesita que el gobierno controle los servicios básicos: tierra, finanzas, riqueza mineral, recursos naturales y monopolios de infraestructura (incluido Internet hoy en día), productos farmacéuticos y atención médica, para que sus servicios básicos puedan ser suministrados al precio más bajo.
Todo esto fue explicado en el siglo XIX por analistas de escuelas de negocios en los Estados Unidos. Simon Patten [1852-1922], quien dijo que la inversión pública es el “cuarto factor de producción”. Pero su objetivo no es obtener ganancias por sí mismo. Más bien, su objetivo es para reducir el costo de vida y de hacer negocios, proporcionando la garantización de las necesidades básicas, ya sea de forma subsidiada o gratuita. El objetivo era crear una sociedad de bajo costo sin una clase
rentista que desviara los ingresos no ganados y convirtiera esta renta económica en una carga hereditaria para la economía en general. Usted desea evitar ingresos no ganados.
Para hacer eso, usted necesita un concepto que defina la renta económica como ingresos no ganados y, por lo tanto, innecesarios. Una economía bien administrada haría lo que Adam Smith, David Ricardo, John Stuart Mill, Marx y Veblen recomendaron: evitaría que una clase
rentista hereditaria viviera de ingresos no ganados e incrementara los gastos económicos generales de la sociedad. Está bien obtener ganancias, pero no hacer renta de monopolio extractivo, renta de tierras o renta de usura financiera.

JS: ¿Los seres humanos alguna vez crearán una sociedad así?

MH: Si no lo hacen, tendremos una nueva Edad Oscura.

JS: Eso es algo que me sorprende especialmente de los Estados Unidos. ¿No está claro para las personas educadas aquí que nuestra clase dominante es fundamentalmente extractiva y explotadora?

MH: Muchas de estas personas educadas son parte de la clase dominante, y simplemente toman su dinero y corren. Están desinvirtiendo, no invirtiendo en la industria. Ellos dicen: “El juego del rentista financiero está terminando, así que vendamos todo y tal vez compremos una granja en Nueva Zelanda para ir cuando haya una gran guerra”. Entonces, la élite financiera es muy consciente de que se están haciendo ricos dejando la economía por el suelo, y que esto debe terminar en el punto donde ellos se llevaron todo y dejaron atrás una cáscara endeudada.

JS: Supongo que esto vuelve a lo que estabas diciendo: la historia de la economía ha sido expurgada del plan de estudios.

MH: Una vez que eliminas la historia económica y la historia del pensamiento económico, borras la memoria del vocabulario que la gente ha usado para criticar la búsqueda de rentas y otras actividades improductivas. En consecuencia, se está en condiciones de redefinir las palabras y los ideales a lo largo de las líneas que eufemizan las actividades depredadoras y parasitarias como si fueran productivas y deseables, incluso naturales. Usted puede reescribir la historia para suprimir la idea de que todo esto es lo contrario de lo que Adam Smith y los economistas clásicos, a través de Marx, defendieron.
El páramo neoliberal de hoy es básicamente una reacción contra los reformadores del siglo XIX, contra la lógica de la economía política británica clásica. El odio a Marx es, en última instancia, el odio a Adam Smith y John Stuart Mill, porque los neoliberales se dan cuenta de que Smith, Mill y Ricardo conducían a Marx. Fue la culminación de sus puntos de vista del libre mercado -un mercado libre de
rentistas y monopolistas.
Ese era el objetivo inmediato del socialismo a fines del siglo XIX. La lógica de la economía política clásica conducía a una economía socialista mixta. Para luchar contra el marxismo usted tiene que luchar contra la economía clásica y borrar la memoria de cómo la civilización ha tratado (o ha fallado en resolverlos) los problemas de la deuda y la extracción de rentas a través de los siglos. La historia del pensamiento económico y la economía de libre mercado original tiene que ser suprimida. Por lo tanto, la elección de hoy es entre socialismo o barbarie, como dijo Rosa Luxemburgo.

JS: Consideremos la barbarie: cuando observo a la clase dominante neoliberal -las personas que controlan el sector financiero y la clase gerencial en Wall Street- a menudo me pregunto si son históricamente excepcionales porque han ido más allá de la simple avaricia y lujuria por la riqueza. Ahora buscan sobre todo un placer bárbaro y sádico en la destrucción financiera y la humillación de otras personas. ¿O es esto históricamente normal?

MH: La clase financiera siempre ha vivido a corto plazo, y usted puede ganar dinero a corto plazo mucho más rápido despojándose de activos y siendo depredador más que siendo productivo. Moses Finley escribió que no había un solo préstamo productivo en toda la antigüedad. Eso fue sin dudas una exageración, pero estaba señalando que no había mercados financieros productivos en la Antigüedad. Casi toda la manufactura, la industria y la agricultura se autofinanciaron. Entonces, el lector de Finley probablemente infiere que nosotros, la gente moderna, hemos progresado, de manera fundamental, yendo más allá que la Antigüedad. Los antiguos se caracterizaron por el homo politicus, codicioso de estatus. Nos hemos convertido en homo oeconomicus, lo suficientemente inteligentes como para vivir en seguridad y comodidad estables.
Nosotros, supuestamente, somos los beneficiarios de la revolución del capitalismo industrial, como si todos los préstamos depredadores, polarizadores y usurarios que usted tuvo de la época feudal (y antes de eso, de la Antigüedad), hubieran sido reemplazados por préstamos productivos que financian los medios de producción y el crecimiento de la economía real.
Pero, en realidad, los bancos modernos no prestan dinero para la producción. Ellos dicen: “Ese es el trabajo del mercado de valores”. Los bancos solo prestan si hay garantías de arrebato. Ellos prestan contra activos en su lugar. Entonces, el resultado de más préstamos bancarios es aumentar el precio de los activos contra los cuales los bancos prestan -¡a crédito! Esta forma de “creación de riqueza” a través de la inflación del precio de los activos es lo opuesto al progreso sustantivo real. Enriquece a la clase limitada de titulares de activos en la parte superior de la pirámide económica.

JS: ¿Qué pasa con el mercado de valores?

MH: El mercado de valores ya no proporciona principalmente dinero para inversiones de capital. Se ha convertido en vehículo para que tenedores de bonos y asaltantes corporativos obtengan préstamos de bancos y fondos privados para comprar accionistas corporativos, tomar las compañías privadas, reducir su tamaño, quebrarlas o despojar sus activos, y pedir prestado más para recomprar sus acciones para crear ganancias en el precio de los activos sin aumentar la base de activos reales tangibles de la economía. Entonces, el sector financiero, excepto por un breve período a fines del siglo XIX, especialmente en Alemania, rara vez ha financiado el crecimiento productivo. La ingeniería financiera ha reemplazado a la ingeniería industrial, de la misma forma en que los acreedores de la antigüedad eran despojadores.
La única actividad productiva en la que participó el sector financiero desde la Edad del Bronce fue financiar el comercio exterior. La deuda original que devengaba intereses era adeudada por los comerciantes para reembolsar a sus socios silenciosos, típicamente el palacio o los templos, y con el tiempo a individuos adinerados. Pero aparte de financiar el comercio -en productos que ya se produjeron- rara vez usted ha tenido financiación que aumente los medios de producción o el crecimiento económico. Casi siempre ha sido para extraer ingresos. Los ingresos que extraen las finanzas son a expensas del resto de la sociedad. Entonces, cuanto más rico es el sector financiero, más austeridad es impuesta al sector no financiero.

JS: Eso es bastante deprimente.

MH: Cuando hice el programa con Jimmy Dore [https://www.youtube.com/watch?v=PSvcB55R8jM], vio que la dinámica más importante para entender es que las deudas crecen más rápidamente que la economía en general. La tasa de interés es más alta que la tasa de crecimiento. Puede que no sea más alta que la tasa de ganancia, pero es más alta que la tasa de crecimiento. Por lo tanto, toda sociedad que tenga deudas con intereses terminará endeudándose más y más. En cierto punto, los acreedores son pagados a expensas de la producción y la inversión -y pronto son ejecutadas las hipotecas.

JS: ¿Y luego?

MH: Entonces tienes deflación de la deuda. Esa es la norma. Austeridad. No es una anomalía, sino la esencia. Los babilonios sabían esto, y trataron de evitar la deflación de la deuda a través de la eliminación las deudas personales depredadoras, no las deudas de negocios, que eran comerciales y productivas. Solo se eliminaron las deudas no comerciales.

JS: ¿Cómo podría usarse la Teoría Monetaria Moderna ahora, de manera efectiva?

MH: La principal forma es decir que los gobiernos no tienen que pedir prestado a interés a los “ahorradores” financieros existentes , principalmente el uno por ciento. El gobierno puede hacer lo que hizo Estados Unidos durante la Guerra Civil: imprimir billetes verdes. (La versión de la Teoría Monetaria Moderna es la moneda de platino de un billón de dólares). El Tesoro puede proporcionar el dinero que necesita la economía. Lo hace ejecutando un déficit presupuestario y gastando dinero en la economía. Si no hace eso, si hace lo que hizo Bill Clinton en los últimos años de su presidencia y tiene un superávit presupuestario, entonces obliga a la economía a depender de los bancos para obtener crédito.
El problema es que el crédito bancario es esencialmente depredador y extractivo. Lo mismo sucede en Europa. Los gobiernos de la eurozona no pueden ejecutar un déficit presupuestario de más del 3 por ciento, por lo que el gobierno no puede gastar suficiente dinero para invertir en infraestructura pública o cualquier otra cosa. Como resultado, la economía de la zona Euro está sujeta a la deflación de la deuda, que se ve exacerbada por las personas que tienen que pedir prestado a los bancos a tasas de interés altas que superan con creces la tasa de crecimiento. Por lo tanto, Europa sufre una deflación de la deuda aún más grave que los Estados Unidos.

JS: ¿Algo de esto va a cambiar, ya sea en Europa o aquí?

MH: No hasta que haya un crash. No hasta que se vuelva lo suficientemente grave como para que las personas se den cuenta de que tiene que haber una alternativa. En este momento, Margaret Thatcher y los neoliberales han ganado. Ella dijo que no había alternativa, y mientras la gente crea que No Hay Alternativa, no se darán cuenta de que no tiene por qué ser así, y que no se necesita un sector bancario privado. Un sector bancario público sería mucho más eficiente.

JS: ¿Cómo resumirías Wall Street ahora? ¿Es completamente depredador? ¿Completamente parasitario? ¿Cuáles son las funciones esenciales de Wall Street ahora?

MH: Número uno, hacer andar un casino. Con mucho, el mayor volumen en juego es apostar a si las tasas de interés, las tasas de cambio o los precios de las acciones subirán o bajarán. Entonces el sistema financiero se ha convertido en un casino de apuestas. Su segundo objetivo es recargar la economía con la mayor deuda posible. La deuda es el “producto” del sistema bancario, y el PBI contabiliza sus recargos por “intereses acumulados” y cargos por mora, sus ganancias comerciales a corto plazo como “servicios financieros” contados como parte del Producto Bruto Interno (PBI).
El objetivo es obtener la mayor cantidad posible de estos retornos financieros y finalmente ejecutar la mayor cantidad posible de propiedad de los deudores morosos. El plan de negocios -como aprendí en Chase Manhattan hace años- es transferir todo el crecimiento económico a las manos de los inversores financieros, el Uno Por Ciento. El plan de negocios financieros es crear un conjunto de leyes y montar una campaña de captura regulatoria para que todo el crecimiento de la economía se acumule en el Uno Por Ciento, no en el 99 por ciento. Eso significa que a medida que crece el ingreso
rentista del Uno Por Ciento, el 99% recibe cada vez menos cada año, hasta que finalmente emigra o muere, o es encarcelado en una prisión con fines de lucro, lo que hoy parece que es una industria en crecimiento.

JS: ¿Hay algo bueno que haga Wall Street? ¿Hay algo bueno que salga de Wall Street?

MH: Tú tienes que verlo como un sistema. No se puede segregar una acción particular de la economía en general. Si el sistema general tiene como objetivo ganar dinero de manera depredadora a expensas de otra persona, entonces es un juego de suma cero. Ese es esencialmente un modelo de negocio a corto plazo. Y políticamente, implica oponerse a una economía mixta. Al menos, la economía socialista mixta “pasada de moda” en la que los gobiernos subordinan la búsqueda de ganancias a corto plazo a objetivos a largo plazo que elevan a toda la economía.
Como reconocieron los filósofos griegos, las personas ricas definen su poder por su capacidad de dañar al resto de la sociedad, para dominarla. Esa era la filosofía griega de la lujuria monetaria [πλεονεξία, pleonexia] y la arrogancia [ὕβρις] -no solamente arrogancia, sino un comportamiento que era perjudicial para los demás.
Los ingresos
del rentista son perjudiciales para la sociedad en general. Los rentistas definen un “mercado libre” como uno en el que son libres para denegar la libertad económica a sus clientes, empleados y otras víctimas. El modelo rentista es enriquecer a la oligarquía hasta el punto de poder capturar al gobierno.

fin de la parte 2

RV/INTELLIGENCE ALERT – August 13, 2019

Previous article

Venezuela e Irán en la mira de Asesinos Corp. – ¿Quién será el próximo?

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.