South America

COVID-19 – La lucha por una cura: una estafa gigantesca de “Western Pharma”

0

por Peter Koenig. En Global Research. Traducción de Leonardo Del Grosso para Comunidad Saker Latinoamérica

Hace unos días, el Dr. Tedros, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), repitió lo que dijo hace unas semanas, que hay alrededor de 20 laboratorios farmacéuticos en todo el mundo que están desarrollando una vacuna contra el nuevo coronavirus, llamado COVID-19, también llamado 2019-nCOV, o SARS-CoV-2. Para el lego: es solo una mutación más fuerte del virus del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que tuvo el brote en 2002/2003, también en China. Sin duda, una mutación hecha en un laboratorio. En un laboratorio estadounidense de guerra biológica de alta seguridad. En otras palabras, tanto el SARS como COVID-19 -entre muchos otros agentes de guerra biológica- se fabricaron en los EEUU.

Y ahora, la caótica carrera al estilo occidental de corporaciones privadas por una vacuna, que quieren superarse entre sí, ha comenzado.

¿Quién es el primero en desarrollar una vacuna? -Es ésta una competencia feroz para establecer una patente, un monopolio, para un negocio posiblemente de trillones de dólares. Su capitalismo neoliberal occidental en su peor -o mejor, dependiendo del ángulo desde donde se mire- versión.

No hay palabras para describir esta fiebre caótica con fines de lucro encima del bienestar humano. No tiene nada que ver con la salud, con la sanación de enfermos y dolientes, posiblemente de personas moribundas. Todo se trata de dinero. Cientos de miles de millones, si no billones de ganancias para el oligarca farmacéutico y sus laboratorios y empresas de investigación asociados. Y aún más, de si la “pandemia” (sic) declarada por la OMS impulsará una campaña de vacunación forzada, mejorada por la vigilancia militar y policial.

Pongamos COVID-19 en contexto. Hasta el 23 de marzo de 2020 (18:33 GMT), y según las estadísticas de la OMS, los casos mundiales reportados son 372.572; muertes 16.313; recuperados 101.373 -una tasa de mortalidad del 4.37%. Sin embargo, estas cifras deben considerarse con precaución. En muchos países, especialmente en las economías en desarrollo, las pruebas precisas pueden ser un problema. Los kits de prueba a menudo no están disponibles o no son confiables. Por lo tanto, es posible que las personas que acuden al médico con algunos síntomas de gripe sean diagnosticadas falsamente como víctimas de COVID-19, ya que sirve para la campaña publicitaria.

Incluso, en los Estados Unidos pueden producirse errores de cálculo e informes falsos. El Sr. Robert Redfield, CEO del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), testificó ante el Congreso que los CDC ya no realizan tests regulares, que los tests se realizaron a nivel de estados federados y solo en casos extremos. Vea también este formulario de referencia sobre las medidas y directivas de Los Ángeles Times of California.

En comparación, los CDC de EEUU estiman que solo en la temporada de gripe 2019/2020 en los EEUU, de 38 a 54 millones de personas pudieron haber contraído la gripe común, y de 23.000 a 59.000 pudieron haber muerto a causa de ella. La gran mayoría de estas muertes serán personas mayores de 70 años y muchas de ellas con problemas de salud y/o problemas respiratorios preexistentes. Este es más o menos el mismo patrón de enfermedad y decesos que con COVID-19. Ampliar linealmente a escala mundial estas cifras comunes de gripe resultaría en cientos de miles de muertes por gripe. En la particularmente fuerte temporada de gripe 2017-2018 de EEUU se estima que 60.000 personas murieron a causa de la gripe solo en EEUU. ¿Puede el propio lector juzgar si la OMS tenía justificación al declarar al COVID-19 una “pandemia”, o si pudo haber habido, tal vez, otra agenda detrás de esto?

La vacuna que eventualmente podría ser aplicada al COVID-19, podría muy probablemente no ser válida ya para el próximo brote de coronavirus, lo que, también de acuerdo al Sr. Redfield, CDC, muy probablemente ocurrirá. Un virus posterior seguramente habrá mutado. Éste es bastante similar al virus de la gripe común. De hecho, el espectro de virus de la gripe común que se repite anualmente contiene una proporción de 10% a 15% (algunas veces más) de alguna variedad de la familia de virus coronavirus.

La efectividad de las vacunas anuales contra la gripe es en promedio inferior al 50%, sin mencionar todos los posibles efectos secundarios nocivos que conllevan. COVID-19 es muy similar a la gripe. ¿Una vacuna corona virus será igualmente débil para proteger a un paciente potencial de una infección futura?

La cooperación en lugar de la competencia no ocurre en Occidente. Todo es impulsado por el lucro. Con una serie de diferentes vacunas de diferentes gigantes farmacéuticos saliendo al mercado, ¿quién le dirá al paciente cuál es la mejor y más adecuada para la condición del paciente? Huele a una estafa caótica total.

La verdadera pregunta es: ¿son las vacunas, o una vacuna, necesarias? Tal vez si, tal vez no. La producción de vacunas se impulsa con fines de lucro y para una importante agenda política para un Nuevo Orden Mundial, que se ha planeado para cambiar la vida humana tal como la conocemos, o pensamos que la conocemos. Ver más explicaciones a continuación.

Las vacunas no sanan, pueden evitar que el virus golpee con tanta fuerza como de otro modo lo haría, o no lo pueden evitar de ninguna manera, dependiendo de la edad, la condición física y de salud de una persona. Las estadísticas mundiales muestran que, por lo general, una persona de hasta 40 o 50 años, que está infectada por el COVID-19, que no tiene ninguno o solo síntomas leves, no tiene nada de qué preocuparse.

Si aparecen los síntomas, quedarse en casa, descansar y usar medicamentos tradicionales de antaño, lo mismo que se podría usar para la gripe común, podría ser suficiente para deshacerse del virus. Esto podría resolver la enfermedad en una o dos semanas. Entonces, la persona será naturalmente “vacunada” contra esta cadena de coronavirus. Ancianos mayores de 65 o 70 años pueden estar en mayor riesgo y una atención especial puede estar dentro de lo que hay que hacer: separados de las multitudes, aislamiento durante una cuarentena de dos semanas (el período de incubación), mientras que el resto de la sociedad continúa con la vida lo más normal posible, reduciendo así el enorme costo para la sociedad.

China ha controlado la pandemia de COVID-19 sin una vacuna , pero utilizando el sentido común y la medicación tradicional y de bajo costo. ¿Cuáles son estos medicamentos regulares que son efectivos y han ayudado a controlar COVID-19 en China, sin una vacuna?

“Defensa de la salud de los niños” (Children’s Defense Fund – CDF), una ONG estadounidense, fundada en 1973 por Robert F. Kennedy, Jr., ilustra la lucha de poder actual en Francia entre los funcionarios de salud y los principales expertos en virología del país, como representativa de la lucha mundial entre las corporaciones farmacéuticas apoyadas por gobiernos (comprados) y organizaciones internacionales, como la OMS, y científicos de renombre. Si el estudio se deja abierto, es una revelación. Ver estudio completo de CDF.

El profesor francés Didier Raoult, uno de los 5 mejores científicos del mundo en enfermedades transmisibles, argumentó que el enfoque de la cuarentena masiva es ineficiente y anticuado y que las pruebas y el tratamiento a gran escala de casos sospechosos logran resultados mucho mejores.

Al principio, el Dr. Raoult sugirió el uso de hidroxicloroquina (cloroquina o plaquenil), un medicamento conocido, simple y económico, que también se usa para combatir la malaria, y que ha demostrado su eficacia con coronavirus previos como el SARS. A mediados de febrero de 2020, los ensayos clínicos en su instituto y en China ya confirmaron que el medicamento podría reducir la carga viral y brindar una mejora espectacular. Los científicos chinos publicaron sus primeros ensayos en más de 100 pacientes y anunciaron que la Comisión Nacional de Salud de China recomendaría la cloroquina en sus nuevas pautas para tratar Covid-19.

Interferón Alfa 2 B, medicamento cubano altamente eficiente contra Covid-19

Además, China y Cuba están trabajando conjuntamente con el uso del interferón alfa 2B , un medicamento antiviral altamente eficiente desarrollado en Cuba hace unos 39 años, pero poco conocido en el mundo, debido al embargo impuesto por Estados Unidos a cualquier cosa de Cuba. El interferón también ha demostrado ser muy efectivo en la lucha contra COVID-19 y ahora se produce en una empresa conjunta en China.

Investigadores chinos en cooperación con científicos cubanos también están desarrollando una vacuna que pronto estará lista para la prueba. A diferencia de Occidente, que trabaja exclusivamente con fines de lucro, la vacuna chino-cubana estaría disponible a bajo costo para todo el mundo.

Otros remedios simples pero efectivos incluyen el uso de grandes dosis de vitamina C, así como la vitamina D3, o más generalmente el uso de micronutrientes esenciales para combatir infecciones, incluye las vitaminas A, B, C, D y E.

Otro remedio que ha sido utilizado durante miles de años por los antiguos chinos, romanos y egipcios, son los productos de plata coloidal. Vienen en formas para ser administradas como un líquido por vía oral, o inyectadas, o aplicadas a la piel. Los productos de plata coloidal son estimuladores del sistema inmunológico, luchadores contra las bacterias y los virus, y se han utilizado para tratar el cáncer, el VIH/SIDA, el herpes zóster, el herpes, las enfermedades oculares, la prostatitis y COVID-19.

Otro remedio simple y económico, para ser usado en combinación con otros, es el “Mentholatum” a base de mentol. Se usa para los síntomas comunes de la gripe y el resfriado. Frotado sobre y alrededor de la nariz, actúa como desinfectante y evita que los gérmenes entren en las vías respiratorias.

El norte de Italia y Nueva Orleans informan que un número inusual de pacientes tuvieron que ser hospitalizados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y fueron colocados 24 × 7 en un respirador de 90% de fuerza, y algunos de ellos permanecieron sin respuesta, con insuficiencia respiratoria. La tasa de mortalidad reportada es de alrededor del 40%. La condición es denominada síndrome de dificultad respiratoria aguda, SDRA. Eso significa que los pulmones están llenos de líquido. Cuando se aplica esta descripción de los episodios de SDRA, el Dr. Raoult y otros colegas médicos recomiendan que los pacientes con COVID-19 “duerman sentados” hasta que estén curados. Esto ayuda a drenar el líquido de los pulmones. Se sabe que el método funciona con éxito desde que se documentó por primera vez durante la epidemia de gripe española de 1918.

Como es de esperar, si busca cualquiera de estas curas alternativas en Internet, Internet controlado por Google y la Gran Corporatocracia, que incluye a las grandes farmacéuticas, lógicamente le aconsejará que no los use. En el mejor de los casos le dirán que estos productos o métodos no han demostrado ser efectivos, y en el peor de los casos, que pueden ser dañinos. No lo creas. Ninguno de estos productos o métodos son dañinos. Recuerde, algunos de ellos se han utilizado como remedios naturales durante miles de años. Y recuerde, China se ha enfrentado con éxito a COVID-19 utilizando algunos de estos medicamentos relativamente simples y económicos.

Desafortunadamente, pocos médicos conocen estos remedios prácticos, simples y económicos. Son seguros y la mayoría de las veces tienen éxito. A los medios de comunicación, bajo la presión de los gigantes farmacéuticos y las sumisas agencias gubernamentales, se les ha pedido que censuren dicha información valiosa. La negligencia o el fracaso de hacer que los remedios de fácil acceso sean de conocimiento público, está matando personas.

Ahora, vamos a cortar por lo sano, vamos a lo que hay detrás de todo: detrás de la extraordinaria y monstruosa campaña publicitaria de los medios, vamos a lo que está derribando todo el sistema socioeconómico del mundo (occidental), creando innumerables miserias, hambrunas y muertes. Una miseria con padecimiento potencialmente por varios órdenes de magnitud peor que la Gran Depresión de 1928/1929 y los años posteriores.

Si alguien tenía alguna duda hasta ahora, dónde se originó el virus, la verdad fue revelada subrepticiamente, un resbalón de lengua o a propósito, por el Secretario de Estado, Mike Pompeo, cuando se dirigió a la Nación el 21 de marzo sobre COVID-19, él dijo: “No se trata de retribución, estamos en un ejercicio en vivo aquí …”, que significa ejercicio militar o un juego de guerra.

El presidente Trump al lado de Pompeo murmuraba: “deberías habernos avisado”. Lo que sea que eso signifique. Es difícil creer que Trump no lo supiera. Pero estos son los caprichos de la política estadounidense, incluso en un tema grave como el brote del nuevo coronavirus. Mira aquí con un breve video. Mira esto también.

Este ejercicio en vivo (militar) tiene implicaciones mundiales inimaginables que pueden transformar por completo nuestras vidas. Es la guerra económica. Casi todos los países de este planeta están bajo algún tipo de bloqueo, una especie de cuarentena por un período aún indeterminado, con negocios cerrados, tiendas y restaurantes en la mira, obras de construcción detenidas, personas trabajando desde casa si pueden, estar en las calles está prohibido, en muchos países bajo vigilancia policial y militar, con casos de personas golpeadas y esposadas, si no tienen una buena explicación.

La policía francesa inspirada en el presidente Macron es especialmente conocida por su brutalidad incontrolada en la lucha contra los chalecos amarillos. Ya han demostrado su mismo desprecio por sus conciudadanos, cuando están en la calle, incluso comprando alimentos, sin un permiso especial.

Las fronteras están vigiladas, las aviones están en tierra, el turismo se detiene, básicamente de un día para otro, varado en todo el mundo. Con algunas excepciones, Alemania y Francia son raras, organizan vuelos de regreso para sus ciudadanos en el extranjero. De lo contrario, con salidas de vuelo inciertas, vuelos sobrecargados y sobrepoblados, los turistas varados apenas tienen la oportunidad de regresar pronto a casa.

El costo socioeconómico es astronómico. En el multi-cuatrillón, o quintillón; números con tantos ceros que te marean. Esta calamidad solo se puede valorar en parte con los números, y no ahora, a medida que continúa el cierre del mundo, con un costo social que no se puede valorar. La caída del mercado bursátil en aproximadamente un 30%, una típica bonanza para los especuladores a plazo y Big Finance, Big Banking, con pérdidas multimillonarias para los pequeños inversores.

Millones, si no cientos de millones de pequeñas y medianas empresas van a la quiebra, el desempleo se dispara, en los cientos de millones, en todo el mundo, y los más pobres de los pobres, especialmente en los países en desarrollo, que están desempleados o sobreviven en pequeñas empleos por hora o día a día (no tienen ingresos, no pueden comprar los elementos básicos para sobrevivir), algunos pueden morir de hambre, otros pueden suicidarse, otros se convierten en delincuentes. Esto es Grecia en un factor de mil, o peor.

Luego, hay un colapso moral y social desde una cuarentena forzada, para la cual no hay un final claro a la vista. Esto crea miedo y ansiedad, frustración y enojo. Para muchos es como confinamiento solitario, todo lo cual es malo para la salud y deprime el sistema de defensa inmunológico. Justo lo que quieren los que manejan los hilos.

Entonces, ¿a quién sirve este ejercicio (militar) en vivo? – Primero se supondría que está destinado a romper las espaldas de China, ya que China es el nuevo poder económico. Es cierto, la economía de China ha sufrido enormemente, con alrededor del 60% al 70% de toda la producción detenida durante los primeros dos meses de este año, el momento del brote y el pico de COVID-19, lo que significa una caída significativa del PIB de China, tal vez como tanto como 40% para enero y febrero de 2020.

Sin embargo, China tiene el virus corona ahora firmemente bajo control. Y como China es China, su economía se está recuperando rápidamente y pronto volverá a ser lo que era en diciembre de 2019. De hecho, a pesar del impacto significativo de COVID-19, la economía de China pronto puede superar a la del autodenominado imperio, Estados Unidos de América. La moneda china, el yuan, está sólidamente respaldada por una economía fuerte y por el oro, y está programada para convertirse en la principal moneda de reserva del mundo, reemplazando al dólar estadounidense, que tuvo ese papel durante los últimos 100 años. Cuando eso sucede, la hegemonía estadounidense está condenada.

Es más. Este ataque a China en realidad está siendo contraproducente a lo grande. China es la cadena de suministro de casi todo para Occidente. Para aumentar las ganancias corporativas, los EEUU y otros países occidentales han subcontratado casi todo a China con mano de obra de bajo costo. Esto concierne no solo a la electrónica de alta tecnología, sino también a los medicamentos y equipos médicos. Alrededor del 80% y los ingredientes para producir medicamentos provienen de China. Para los antibióticos, la proporción es de aproximadamente el 90%. Con gran parte de la producción china detenida durante casi 2 meses, el retraso en la entrega es enorme.

Un plan ha estado escrito en el pizarrón durante los últimos años, dictado por el clan oscuro, o “Deep Dark State”, y diseñado por sus secuaces, que esperan ser generosamente recompensados ​​de una forma u otra. O, puede decirlo de esta manera, la ausencia de castigo y tortura también es una forma de recompensa.

Vacunación Universal

Primero, hay un enorme impulso hacia la vacunación universal, porque la vacunación será la piedra angular de todo lo que sigue, es decir, una identificación electrónica universalmente impuesta a cada persona en el planeta. ¿Y qué es lo más adecuado para forzar un programa de vacunación? – Una pandemia, por supuesto, con la gente cada vez más asustada. El factor miedo es clave. El miedo se está incrementando por una cuarentena indeterminada en el tiempo y por un constante adoctrinamiento por goteo de malas noticias en el frente de COVID-19. Todos los días, el ritmo de un número cada vez mayor de personas infectadas y de aquellas que murieron, acelera, aumenta el miedo y la ansiedad.

Llegará el momento cuando la gente literalmente gritará pidiendo ayuda. Quieren un estado policial y militar para que los protega -del virus, supongo- y quieren ser vacunados. No les importa ni preguntan cuál es el cóctel que se inyecta en su cuerpo y cuáles pueden ser sus implicaciones a largo plazo. Por ejemplo, el cóctel de vacunación podría servir para reducir la fertilidad de mujeres y hombres, o causar defectos neurológicos a largo plazo que incluso pueden transmitirse a las próximas generaciones. Las personas con miedo solo quieren dormir tranquilas, siendo vacunadas. No les importa -o no quieren saber- que junto con la vacuna podría inyectarse un nanochip que contendrá todos sus datos personales, desde registros de salud hasta cuentas bancarias -y que puede controlarse electrónicamente de forma remota.

No hace falta decir que nuestro sistema monetario está planeado para ser completamente electrónico, no más efectivo -efectivo es veneno- o como advirtió recientemente el Director General de la Organización Mundial de la Ssalud, no literalmente, pero con ese significado, el efectivo es peligroso para las infecciones, el papel moneda y las monedas pueden portan virus mortales, allanando así el camino para la digitalización completa de nuestro sistema monetario. De hecho, esto ya se ha probado en los últimos años, principalmente en países escandinavos, donde los grandes almacenes se niegan a aceptar efectivo. En respuesta a las recomendaciones del Director General de la Organización Mundial de la Salud, algunas tiendas y restaurantes en Alemania se niegan a aceptar efectivo.

La vacuna universal y la identificación electrónica van juntas y se probarán primero en algunos países en desarrollo. Bangladesh es uno de ellos. El programa de vacunación es la plataforma para los megacambios que el Nuevo Orden Mundial (NWO, por sus siglas en inglés) o el One World Order (OWO) quiere lograr. Esto, además de la enorme bonanza para hacer dinero.

Una agencia casi desconocida llamada Agenda ID2020 está detrás de todo esto, monitoreando, dirigiendo y ajustando la implementación de los diversos programas -que se supone que eventualmente conducirán al Dominio de Espectro Completo. Para más detalles, vea también el artículo reciente sobre los peligros de la Agenda ID2020.

Detrás de esta elaborada y compleja red de cosas, aparece una y otra vez un nombre destacado: Bill Gates, la Fundación Bill y Melinda Gate. Bill Gates ha estado financiando programas de vacunación en África durante décadas. Y Bill Gates y los Rockefeller no ocultan que uno de sus objetivos principales para el planeta Tierra es una reducción drástica de la población.

Resumen de la Agenda ID2020
Agenda ID2020 – es una alianza de socios público-privados, incluidas las agencias de la ONU y la sociedad civil. Es un programa de identificación electrónica que utiliza la vacunación generalizada como plataforma para la identidad digital. El programa aprovecha las operaciones existentes de registro de nacimientos y vacunación para proporcionar a los recién nacidos una identidad digital portátil y persistente vinculada biométricamente.
GAVI, la Alianza Global para Vacunas e Inmunización, se identifica en su sitio web como una asociación mundial de salud de organizaciones del sector público y privado dedicadas a la “inmunización para todos”. GAVI cuenta con el apoyo de la OMS, y no hace falta decir que sus principales socios y patrocinadores son la industria farmacéutica.
La Alianza ID2020 en su Cumbre de 2019 titulada “A la altura del Desafío Buena Identificación” (Good ID Challenge) en septiembre de 2019 en Nueva York, decidió implementar su programa en 2020, una decisión confirmada por el Foro Económico Mundial en enero de 2020 en Davos. Su programa de identidad digital será probado con el gobierno de Bangladesh. GAVI, la Alianza de Vacunas, y “socios de la academia y ayuda humanitaria” (como ellos lo llaman), son parte del partido pionero.
¿Es solo una coincidencia que ID2020 se esté implementando al comienzo de lo que la OMS llama una pandemia? -¿O es necesaria una pandemia para “desplegar” los múltiples programas devastadores de ID2020?

Cómo se supone que funciona la Investigación y Producción de Vacunas

¿Cómo funcionará este elaborado y complejo negocio de crear vacunas e implementar campañas de vacunación? Como la mayoría de las actividades oficiales que son básicamente responsabilidades del gobierno que se privatizan y se subcontratan, se vuelven complejas, caóticas e ineficientes. En el caso de Occidente, EEUU pretende tomar la iniciativa, pero también asignará responsabilidades a los laboratorios farmacéuticos europeos.

El Instituto Nacional de Salud (NIH) tiene la responsabilidad general de la investigación nacional de salud y la implementación del programa. El director de NIH es Anthony Fauci. El Instituto fue creado en 1955. Debajo del NIH, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), uno de los 27 institutos que reportan al NIH, es responsable de los programas de vacunación. La misión de NIAD es realizar investigación básica y aplicada para comprender, tratar y prevenir mejor las enfermedades infecciosas, inmunológicas y alérgicas. NIAD ha subcontratado el programa de vacunación a la Coalición para Innovaciones de Preparación para Epidemias (CEPI: Coalition for Epidemic Preparedness Innovations).

El CEPI fue formado por el WEF (Foro Económico Mundial) en Davos en enero de 2017. Fue fundado por la Fundación Bill y Melinda Gates (BMGF, por sus siglas en inglés) y el Welcome Trust con sede en Londres, creado en 1936, pero que ahora incluye como miembros a varios países europeos y la Unión Europea (UE). La BMGF realizó una primera infusión al CEPI de 460 millones de dólares. El CEPI también recibe fondos de Noruega e India y también cuenta con un fuerte apoyo de la industria farmacéutica.

Según el sitio web de CEPI, CEPI ha solicitado 2 mil millones de dólares para apoyar el desarrollo de una vacuna para COVID-19 y para ampliar el número de candidatos a vacunarse (experimentalmente. Nota del traductor) para aumentar las posibilidades de éxito y financiar los ensayos clínicos para estas vacunas candidatas. La ambición del CEPI es tener al menos tres vacunas candidatas, que podrían presentarse a las autoridades reguladoras para obtener licencias para uso general/uso en brotes.

“Los gobiernos de todo el mundo necesitarán invertir miles de millones de euros más en el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus para avanzar con algunos candidatos prometedores que están surgiendo. – Es un negocio muy arriesgado: todo se está haciendo en paralelo, no se está aprovechando la experiencia de otros, pero se están haciendo buenos progresos”, dijo Melanie Saville, directora de investigación y desarrollo de vacunas en CEPI.

El CEPI ya tiene algunas corporaciones farmacéuticas internacionales preseleccionadas para investigar y trabajar en una vacuna COVID-19. Incluyen la biotecnologica “Moderna” en Seattle, no lejos de la sede de Microsoft, también una creación de Bill Gates; el laboratorio de biotecnología Inovio, la Universidad de Queensland, Australia, y las alemanas, BioNTech y CureVac.

Desde el principio, parece que Moderna, CureVac y BioNTech son los más adecuados para producir rápido una vacuna, porque según un informe de Health and Scienc , publicado el 17 de marzo de 2020, “estas tres empresas se especializan en terapias de ARN mensajero (ARNm). Estas moléculas de ARNm se utilizan para indicar al cuerpo que produzca su propia respuesta inmune para combatir una variedad de enfermedades diferentes. Este tipo de vacuna puede potencialmente desarrollarse y producirse más rápidamente que las vacunas tradicionales”.

Registremos para GAVI: la Alianza Global para Vacunas e Inmunización (GAVI por sus siglas en inglés) también ha sido creada por la Fundación Bill y Melinda Gates. Es una asociación mundial de salud de organizaciones del sector público y privado, dedicada a la “inmunización para todos”. GAVI cuenta con el apoyo de la OMS, y no hace falta decir que sus principales socios y patrocinadores son la industria farmacéutica. GAVI ya ha anunciado que necesita miles de millones de dólares para apoyar su programa de vacunación COVID-19. En junio de 2020, el Gobierno del Reino Unido patrocinará una conferencia de donantes en apoyo del programa de vacunación COVID-19 de GAVI, con la expectativa de recaudar 7.300 millones de dólares.

Desde este laberinto de organizaciones superpuestas, actividades y responsabilidades poco claras, el flujo de dinero probablemente será un entrecruzamiento que nadie puede seguir. Se perderá la responsabilidad a gran escala.

En cuanto a la producción, con suerte una vacuna, o varias vacunas. Para el lego y paciente potencial, será una cuestión de suerte (o mala suerte) qué cóctel de sustancias biológicas se inyectará en su cuerpo. En cualquier caso, el resultado a largo plazo es impredecible. Recuerde, Bill Gates ha estado persiguiendo durante los últimos quince o veinte años su propia agenda muy especial. Es poco probable que la abandone ahora. Más bien, COVID-19 y el programa de vacunación resultante le permitirán mejorarla.

Concluyendo: está ampliamente claro que esta es una gran propuesta para hacer dinero y estafa pública por parte de la industria farmacéutica. Lo que empeora aún más esta estafa de miles de millones de dólares es que tiene un sello de goma oficial, al ser apoyado por gobiernos occidentales y organizaciones internacionales, principalmente la OMS, UNICEF y el Banco Mundial.

Esta puede ser la última oportunidad para la élite, el 0.1%, de barajar el capital social y los activos financiados por los trabajadores de abajo hacia arriba, antes de entrar en una era de control total a través de campos electromagnéticos (EMF), administrados por los secuaces de los del 0.1% y con tecnología 5G/6G, donde nosotros, los humanos restantes, podríamos habernos convertido en meros robots teleguiados.

Es un sueño imposible creer que el mundo pueda continuar como lo hizo hasta el final de la última década. Sería una gran casualidad que la Agenda ID2020 comenzara a activar sus programas malvados exactamente a principios de la década de 2020. Desafortunadamente, también es un sueño lejano que China y Cuba puedan liderar el camino para encontrar una cura para los más probables recurrentes coronavirus, en una mutación u otra, incluyendo, pero no exclusivamente, el uso de métodos y remedios tradicionales que han demostrado ser exitosos en la batalla actual para controlar COVID-19.

Hay medidas draconianas en el camino, y podemos simplemente rezar para que fracasen, o que nosotros, el pueblo, despertemos a tiempo y en cantidades suficientes -una masa crítica- y volvamos a nuestra voz y alma más íntimas -solidaridad con el prójimo, que eso nos da fuerzas para luchar contra este monstruo luciferino.

Peter Koenig es economista y analista geopolítico. También es especialista en recursos hídricos y medioambientales. Trabajó durante más de 30 años con el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud en todo el mundo, incluso en Palestina, en los ámbitos del medio ambiente y el agua. Da conferencias en universidades de los Estados Unidos, Europa y América del Sur. Escribe regularmente para Global Research; ICH; RT; Sputnik; PressTV; El siglo 21; Greanville Post; Defiende Democracy Press, TeleSUR; The Saker Blog, New Eastern Outlook (NEO); y otros sitios de internet. Es autor de Implosion, un thriller económico sobre guerra, destrucción ambiental y avaricia corporativa , ficción basada en hechos y en 30 años de experiencia del Banco Mundial en todo el mundo. ¡También es coautor de ¡El Orden Mundial y Revolución! – Ensayos de la resistencia . Es investigador asociado del Centro de Investigación sobre Globalización.

QNavy
QNavy is a pool a 3 former Navy Officers, U.S. Navy & French Navy, who served proudly their countries, specialized in conflict analysis as per their respective skills & experience on Special Ops. #NavyVetUnited

Restored Republic via a GCR as of April 14, 2020

Previous article

Is This BIGGER Than We Can Possibly Imagine?

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.