South America

¿Están Rusia y Turquía en curso de colisión?

0

este análisis fue escrito para la revista Unz

El asesinato del héroe-mártir iraní general Soleimani creó una situación en la que una guerra entre Irán y el Eje de la Bondad (EE. UU. / Israel / KSA) pasó a ser una posibilidad real, pero, el tío Shmuel decidió en el último minuto que no tenía estómago para una guerra a gran escala contra Irán. Un sabia decisión.

Esto, sin embargo, no implica en absoluto que el Imperio anglosionista haya decidido quedarse de brazos cruzados, nada más lejos de la realidad. La necesidad de tomar medidas rápidas y decididas se hizo particularmente aguda después de las grandes manifestaciones antiestadounidenses en Irak (¡más de un millón de personas en las calles!) lo que puso directamente en riesgo la ocupación estadounidense ( llamada “presencia” por los medios de comunicación de masas) tanto en Irak como en Siria.

Al mismo tiempo, la negativa del presidente turco Erdogan de eliminar a todos los “terroristas malos” de la provincia de Idlib eventualmente resultó en una ofensiva conjunta sirio-rusa para liberar la provincia. Esa ofensiva, a su vez, enfureció claramente a los turcos, quienes advirtieron sobre una importante operación militar para evitar que los sirios liberen a su propio país.

Esto plantea la pregunta: ¿acaso están Rusia y Turquía en realidad en curso de colisión?

En efecto, hay ciertas señales de advertencia muy preocupantes que incluyen una serie de declaraciones muy duras del propio Erdogan, y un repentino interés de Turquía por los “Patriots” (misiles, ndt) de Estados Unidos.

Sobre el terreno en Idlib, los turcos han brindado claramente a los “terroristas malos” un gran apoyo, incluidos equipos MANPAD, tanques y vehículos blindados. Los turcos en realidad llegaron a enviar fuerzas especiales para ayudar directamente a los “terroristas malos “. Finalmente, a partir de imágenes tomadas por drones rusos y sirios, e incluso por los mismos “terroristas malos”, parece innegable que el MLRS ( Lanzador satelital de cohetes militares, por sus cifras en inglés, ndt )turco y la artillería regular brindaron apoyo a los “terroristas malos”.

Ambas partes también admiten en que varios miembros del personal turco han sido asesinados (solamente no están de acuerdo acerca de cuántos eran y lo qué estaban haciendo los turcos en Siria).

Finalmente, y lo más inquietante, incluso hay un video circulando en Internet que parece mostrar un “Stinger” (misil, ndt) de los Estados Unidos al ser disparado por los “terroristas malos” a un avión ruso que, gracias a Dios, logró evadirlo (a diferencia de 2 helicópteros del Ejército sirio que fueron derribados).

Consecuentemente, la primera conclusión a la que podemos llegar es que los turcos ya están comprometidos en operaciones de combate contra los sirios. Por el momento, estas operaciones de combate están justo por debajo del umbral de “negación creíble”, pero no mucho. Por ejemplo, si los turcos hubieran derribado un avión ruso, podemos estar bastante seguro de que la opinión pública rusa (que aún no ha perdonado a Erdogan por el derribo del Su-24) habría exigido que las Fuerzas Aeroespaciales rusas tomaran represalias masivas (tal como se ha hecho cada vez que personal militar ruso ha sido asesinado) de matar a decenas de turcos.

La posición rusa es muy sencilla. Es algo como esto:

Los turcos se comprometieron a eliminar a todos los “terroristas malos” de la provincia de Idlib, y dejar sólo a los “terroristas buenos” quienes se comprometerían con un alto el fuego y un proceso político de paz. Eso no sucedió. En este caso, los sirios claramente tienen que hacer lo que los turcos se negaron a (o no pudieron) hacer. La presencia militar rusa en Siria y las operaciones militares rusas son absolutamente legítimas y legales: el gobierno legítimo de Siria invitó a los rusos y el CSNU acordó respaldar el proceso de paz sirio. Por lo tanto, los ataques de las fuerzas aeroespaciales rusas contra los ” terroristas malos ” son absolutamente legales. Además, Rusia desaprueba categóricamente la presencia de unidades turcas regulares dentro de los ” terroristas malos “, lo cual es ilegal y muy poco útil. En última instancia, las fuerzas aeroespaciales rusas no tienen forma de determinar quién está sentado en qué tanque, o quién proporciona cobertura de artillería para las operaciones de los “terroristas malos”. Por lo tanto, si el personal militar turco resulta asesinado en operaciones sirias o rusas, esto sería completamente culpa de Ankara.

Hasta ahora, la operación militar turca ha sido bastante infructuosa y limitada.

Pero Erdogan ahora ha prometido un gran ataque.

¿Sucederá ? y ¿qué pueden hacer realmente los turcos?

En primer lugar, Turquía no tiene los medios para entrar en un conflicto a gran escala con Rusia. Turquía no puede hacerlo por razones políticas, económicas y militares:

Política: la simple verdad es que Turquía (y Erdogan) necesitan desesperadamente el apoyo político de Rusia, no solo frente a Occidente, sino también a Irak, Irán e Israel. Además, Erdogan ahora claramente ha enfurecido profundamente a los europeos queya están hartos de las constantes amenazas de Erdogan de abrir la puerta de “refugiados”. En cuanto a los turcos, ya saben desde hace años que la UE nunca los aceptará y que la OTAN no apoyará a Turquía en sus operaciones (muy peligrosas) en Irak y Siria.

Económico: la economía de Turquía sufrió fuertemente con las sanciones introducidas por Rusia tras el derribo del Su-24 ruso por aviones turcos (respaldados por combatientes de la USAF). Lo que era cierto entonces es aún más cierto ahora, y la opinión pública turca lo entiende.

Militar: los últimos años han sido absolutamente desastrosos para las fuerzas armadas turcas que fueron depuradas tras el intento de golpe de Estado contra Erdogan. Este lamentable estado de cosas se ve confirmado indirectamente por el muy pobre desempeño de las fuerzas turcas en Siria.

¿Qué pasa si el conflicto es limitado a Siria?

Nuevamente, Turquía está en una mala posición. Por un lado, los sirios y, aún más, los rusos controlan el espacio aéreo sobre Idlib. Los turcos están tan frustrados con este estado de cosas que ahora, según los informes, han pedido a los EE. UU. que desplieguen misiles Patriot en el sur de Turquía. Esta es una solicitud bastante extraña, especialmente teniendo en cuenta que Turquía compró S-400 de Rusia o cuán patéticamente se desempeñaron realmente los Patriots (recientemente en el KSA y en otros lugares antes de eso). Esto, por cierto, bien podría ser un caso de noticias falsas, ya que, aparentemente, no hay Patriots disponibles para Turquía, incluso si Estados Unidos haya acordado vender.

Tenemos también la retórica belicosa que escuchamos de Erdogan. Por ejemplo, recientemente declaró que:

“El régimen, respaldado por las fuerzas rusas y los militantes respaldados por Irán, ataca continuamente a los civiles, comete masacres y derrama sangre, (…) Por la presente declaro que atacaremos a las fuerzas del régimen en todas partes a partir de ahora, independientemente del acuerdo [2018] si se les hace aunque sea un poco de daño a nuestros soldados en los puestos de observación o en otros lugares “.

Ese tipo de lenguaje es, por supuesto, muy peligroso, pero, al menos hasta ahora, la operación turca ha sido limitada y no ha tenido éxito. El presidente sirio Assad no se impresionó y declaró que:

También significa que no debemos descansar ociosos, sino prepararnos para las batallas por venir. Como resultado, la batalla para liberar el campo de Alepo e Idlib continúa independientemente de algunas burbujas vacías de sonido que vienen del norte (amenazas vanas de Erdogan), así como la batalla continuará hasta liberar todo el territorio sirio, aplastando el terrorismo y logrando la estabilidad.

Mientras tanto, Estados Unidos aparentemente se ha involucrado en Irak, y se niega categóricamente a irse. En términos prácticos, esto significa que los iraquíes tendrán que intensificar su campaña antiestadounidense, tanto política (más protestas y manifestaciones) como militarmente (más IED, ataques de convoyes y, probablemente pronto, ataques con drones, misiles de crucero y misiles balísticos contra objetivos estadounidenses) en Iraq. No creo que EE. UU. Pueda soportar ese tipo de presión a mediano y largo plazo, especialmente en un año electoral (que de todos modos promete ser infernal). En este momento, el Idiota en Jefe parece pensar que amenazar a Irak con “sanciones muy grandes” es la forma de restablecer las buenas relaciones. En realidad, todo lo que hará es inflamar aún más los sentimientos antiestadounidenses en Irak y el resto de la región.

Luego está la situación táctica. Verifique estos dos mapas: (haga clic en el mapa para obtener una resolución más alta)

La parte en rojo muestra las áreas controladas por el gobierno. El azul claro (o verde claro en el segundo mapa) muestra el despliegue turco. La parte en verde oliva (o verde oscuro en el segundo mapa) muestra las partes de la provincia de Idlib que todavía están bajo la ocupación Takfirí. Finalmente, la pequeña región alrededor de Tell Rifaat está controlada por los kurdos.

Las fuerzas sirias, respaldadas por Rusia, ahora han retrasado el último ataque turco + Takfiri al norte y al oeste de Alepo y ahora están atacando el extremo sur de la zona de ocupación de Takfiri alrededor de la montaña y las tierras altas de Zawiya, ver aquí:

Los sirios tienen opciones aquí. Pueden empujar gradualmente hacia el norte, o pueden tratar de envolver a las fuerzas de Takfiri en un “caldero”. Finalmente, los sirios obtendrían una gran victoria si lograran recuperar el control de la carretera entre Alepo y Latakia (en azul en el mapa).

En cuanto a los Takfiris respaldados por Turquía, están presionando muy duro hacia Idlib, hasta el momento con éxitos moderados y temporales (generalmente toman una ubicación con un costo enorme de vidas y equipos y luego no pueden conservarla tan pronto como los sirios y los rusos bombardean sus posiciones recién conquistadas).

Todo esto se lleva a cabo mientras las patrullas sirias, rusas, turcas y estadounidenses se reúnen regularmente, a menudo en situaciones bastante tensas que podrían escalar rápidamente en un tiroteo o, peor aún, en una batalla abierta. También existe el riesgo de un incidente en el aire ya que estas cuatro naciones también realizan operaciones aéreas sobre Siria. Y, al igual que en el caso de las operaciones terrestres, las operaciones aéreas sirias y rusas son legales según el derecho internacional, en cambio las operaciones turcas, estadounidenses o israelíes no lo son y constituyen un acto de “agresión” (n.b: el mayor crimen según el derecho internacional).

Hasta ahora, las diversas negociaciones entre las partes no han dado ningún resultado. Esto podría cambiar el 5 de marzo, ya que una conferencia sobre Siria a la que asistirán Turquía, Rusia, Francia y Alemania se reunirá (probablemente en Estambul) para tratar de encontrar una solución negociada. Teniendo en cuenta que los soldados turcos son asesinados todos los días y que 2 helicópteros sirios han sido derribados, podría ser demasiado tarde para evitar una escalada.

Concluiré aquí publicando una traducción automática (mínimamente corregida) de una traducción al ruso de un texto originalmente escrito por un comentarista político turco y traducido al ruso por un canal de Telegram: (énfasis agregado)

La estrategia de Rusia desde el principio fue devolver el control total de los territorios sirios a Assad. Y Moscú estuvo implementando sus planes, acercándose a la meta paso a paso. Mientras Damasco no tome Idlib, la operación continuará. No es necesario ser un experto en este campo para comprenderlo. Esto es obvio. Alguien dice que el viaje de Erdogan a Ucrania jugó un papel en las operaciones ofensivas de Damasco. De hecho, esta visita es el resultado de la ofensiva del ejército sirio. El presidente turco fue a Kiev justo después de que aumentaron las tensiones entre las fuerzas armadas turcas y el lado ruso. Erdogan en Ucrania hizo declaraciones que causaron irritación en Moscú.

La diplomacia turca se encontraba en un punto muerto. Discutimos durante mucho tiempo que no se puede poner todos los huevos en una sola canasta rusa. Y dijeron: compraremos los S-400, construiremos una planta de energía nuclear y desarrollaremos el turismo. Y Putin se convirtió en un héroe en nuestro país. Y ahora el Secretario de Defensa habla de comprar sistemas de defensa aérea con Patriots estadounidenses. Y el presidente habla de adquirir Patriot. “No tuvimos éxito con Rusia, ahora nos acercaremos a los Estados Unidos”, esta no es forma de hacer la política exterior. Necesitamos coherencia en la política exterior. No es apropiado que un país con un poder militar fuerte cambie de bando entre las potencias mundiales una vez por semana.

Lo que todavía estamos discutiendo en estos días: necesitamos acercarnos a Europa y los Estados Unidos contra Rusia. Estas discusiones preocupan a nuestros empresarios que trabajan con Rusia. El sector turístico está preocupado. Sin los turistas rusos, nuestro sector turístico no puede llenar todos los volúmenes y obtener ganancias. Todavía no hemos podido resolver estos problemas, y estamos discutiendo un choque con Rusia. Recordemos lo que sucedió después de que Turquía derribó el avión ruso. Nuestro sector turístico no pudo recuperarse en dos años. Qué se puede esperar de un choque militar? Tenemos que hablar de eso.

El objetivo de nuestro estado: vivir en paz en nuestra tierra y mantener alejados todos los problemas, mientras lo que hacemos es atraer nuevos problemas: esto no es indicador de una buena estrategia militar o de una estrategia diplomática bien pensada . Todos deberían entender esto.

El riesgo para Erdogan es obvio: en caso de una confrontación seria con Rusia (y sin olvidar a Siria e Irán!), las consecuencias para Turquía podrían ser graves, lo que resulta en un fuerte aumento de los sentimientos anti-Erdogan en Turquía, un lujo que no se puede dar.

Y eso nos lleva a la postura actual de EE. UU. / OTAN / CENTCOM luego del asesinato del general Soleimani que mencioné al comienzo de este artículo. Los riesgos de una escalada rápida y peligrosa que involucre a EE. UU. e Irán siguen siendo extremadamente altos. Lo mismo puede decirse de los riesgos de una reanudación de los ataques anti-estadounidenses por parte de las fuerzas chiítas iraquíes. Luego están los conflictos tanto en Afganistán como en Yemen, que el tío Shmuel probablemente preferiría terminar, pero no tiene ni idea de cómo hacerlo. En estos países, podría ocurrir una escalada rápida en cualquier momento, especialmente después del objetivo oficialmente declarado por Irán de expulsar a los Estados Unidos del Medio Oriente. Y ahora, existe el riesgo de una gran escalada entre Turquía, Siria y Rusia: dicha escalada tendría un gran potencial para absorber a las fuerzas estadounidenses en la región, incluso si nadie lo hace deliberadamente (o si los iraníes lo hacen, muy deliberadamente).

En este momento, el tío Shmuel está ocupado con un PSYOP estratégico que intenta meter a Rusia e Irán en un conflicto (ver este artículo de propaganda, por ejemplo). Eso no funcionará, ya que tanto los rusos como los iraníes son muuuuuuuuuucho más listos para caer en cosas tan primitivas. Estados Unidos también trató de instigar disturbios dentro de Irán, pero se desvanecieron rápidamente (al igual que los rumores acerca de que Estados Unidos derribó deliberadamente el avión ucraniano).

El Medio Oriente es imposible de predecir, es demasiado complejo y hay muchos factores posibles que influyen en la situación. Aún así, supongo que la conferencia del 5 de marzo, suponiendo que tenga lugar, obligará a Erdogan a retroceder y re-tomar su compromiso de devolver la seguridad a la provincia de Idlib. Esa es, hasta donde puedo ver, la única forma en que Erdogan puede evitar una vergonzosa derrota militar con consecuencias políticas posiblemente muy serias.

Por el contrario, si hubiera un choque abierto entre Turquía y Siria + Rusia, entonces no veo que la OTAN intervenga para respaldar a Turquía. A lo sumo, los EE. UU. / OTAN pueden enviar fuerzas para “proteger” a Turquía y el equipamiento, pero en ambos casos esto no sería efectivo (los problemas del ejército turco son demasiado grandes para ser resueltos con acciones tan simbólicas). Si bien algunos países más rabiosos (Polonia, Países Bajos, Reino Unido y, por supuesto, EE. UU.) podrían verse tentados a iniciar una importante acción de la OTAN contra Siria y, a través de eso, contra Rusia, los países de la UE mentalmente más sanos no tienen exactamente ningún deseo de terminar en una guerra contra Rusia, ni por Ucrania ni tampoco por Siria.

Por lo tanto, aunque Erdogan trate desesperadamente de enfrentar a los EE. UU. contra Rusia, esto no funcionará, especialmente porque este último “zag” pro-estadounidense solo alienará aún más a Irán (y al resto de la región). Predigo que después de la conferencia del 5 de marzo, Erdogan se verá obligado a reanudar su “amistad” con Putin y básicamente ceder.

Si por alguna razón esto no sucede, una escalada será casi inevitable.

El saker

PD: el coronel Cassad (también conocido como Boris Rozhin) ha publicado en su blog un artículo interesante que analiza una teoría que, aparentemente, es popular en el Medio Oriente y Rusia. Esta teoría dice que lo que está ocurriendo es un espectáculo gigantesco, un engaño, en el que Rusia y Turquía parecen estar en desacuerdo, pero en realidad están trabajando de la mano para desarmar a los Takfiris e intercambiar territorio. Aquí están, en su opinión, las posibles indicaciones de tal colaboración: (traducido automáticamente y mínimamente corregido)

  1. Después de algunos trámites, Turquía reanudó las patrullas conjuntas con el ejército ruso en Rojava, que se llevan a cabo de manera rutinaria. Rusia ha aumentado la cuota para el suministro de tomates turcos a Rusia a pesar del hecho de que Rusia amenazó con bloquear el suministro de tomates turcos.
  2. Estados Unidos no entregó misiles patriots a Turquía, que se describió en los medios de comunicación turcos en referencia a fuentes anónimas en el gobierno turco. No hay apoyo real de los Estados Unidos y la OTAN a Turquía.
  3. A pesar del hecho de que la SAA no iba a detener la ofensiva y continuó rodeando los puntos de observación turcos, Turquía efectivamente ha dado la carta blanca de Assad durante todo febrero, afirmando que no se iniciará ninguna operación de combate importante antes de principios de marzo.
  4. La cadena principal de los nuevos puntos de observación fue desplegada por Turquía al norte de la autopista M-4. La dirección sur no se fortalece realmente. Los intentos de cubrir el Kafr Will Sagna o Kafr Nabl no se llevaron a cabo, aunque estos son puntos más importantes que Nairab.
  5. La mayor parte de los militantes pro-turcos se sintieron atraídos por Idlib y Carmine, mientras que el frente sur en realidad estuvo expuesto a Assad, existe una situación de máximo favor para la liberación de docenas de ciudades y pueblos.
  6. La batalla de Niravam se convirtió en una picadora de carne de una semana de duración, donde los militantes participaron en estúpidos ataques frontales contra posiciones sirias con grandes pérdidas pero capturando a Neirab, prácticamente no hay nada en el nivel operativo, no ganaron, perdieron personas y lo más importante – tiempo.
  7. El ejército ruso y turco mantiene todos los canales de comunicación e intercambio de información, incluso sobre el movimiento de las columnas turcas. El ejército ruso ayuda a abastecer los puntos de observación turcos rodeados en la parte trasera de Assad.
  8. Moscú y Ankara han enfatizado repetidamente no buscar un conflicto militar entre ellos, prefiriendo buscar la resolución de disputas por medios diplomáticos.

Y Rozhin agrega:

¿Por qué todo esto puede ser parte de un acuerdo de trastienda? Porque tal escenario permitiría a Turquía parecer un defensor de Idlib, que está en fuerte oposición a los planes de Assad y Putin. Al menos visualmente. En cuanto a Assad y Putin, pueden afirmar que han liberado parte de la provincia de Idlib. La batalla de Niravam en esta lógica le permite a Erdogan salvar la cara antes de “en interés de la paz y la seguridad”, para firmar un nuevo acuerdo con Rusia con una nueva línea de demarcación, que oficialmente ya se discutió en las negociaciones en Moscú el 17- 18 de febrero. Oficialmente, los turcos lo rechazaron. Pero es oficial. Y si suponemos que el acuerdo ya existe y esto solo se fijó la vista el 5 de marzo, mientras Assad lanzó otra pieza de Idlib y los militantes “An-Nusra” estarán parcialmente dispuestos en las batallas con la SAA en Idlib y en el ataque frontal sur en el frente debajo de Niranam. A favor de esta versión puede indicar la experiencia previa de transacciones entre Rusia y Turquía, cuando Ankara gruñó en voz alta a Assad, pero de hecho no impidió que el régimen de Assad limpiara los enclaves y ganara la batalla por Alepo. Contra esta versión puede jugar que los turcos mismos están sufriendo pérdidas de mano de obra, y nuevas concesiones a Rusia pueden socavar las posiciones de Erdogan en Idlib, por lo que intenta negociar.

Personalmente dudo de esta versión, aunque solo sea porque es una forma muy complicada y peligrosa de hacer las cosas, y debido a las muchas amenazas e incluso ultimátums que Erdogan está vomitando constantemente. Una explicación más probable para todo lo anterior es que 1) los Takfiris están desesperados y se están quedando sin vapor y 2) los turcos temen una confrontación seria con Rusia. Rozin concluye:

Creo que para el 5 de marzo finalmente se aclarará la cuestión de si hubo un acuerdo secreto o no, ya que las amenazas de Erdogan se centran a principios de marzo, momento en el que tendrá que atacar o elegir jugar el papel de pacificador. , que “diplomáticamente” detuvo el avance de Assad.

Aquí solo puedo estar de acuerdo con él.

VS

QNavy
QNavy is a pool a 3 former Navy Officers, U.S. Navy & French Navy, who served proudly their countries, specialized in conflict analysis as per their respective skills & experience on Special Ops. #NavyVetUnited

Le Retour des Fossoyeurs

Previous article

China gets $$$ from NASA???

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.